Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 13/12/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jacobo Nistal Ramón
8/10/2017

Semana Negra en Cataluña

[Img #32561]

 

 

La mayoría de los políticos que nos gobiernan son mediocres, imprudentes, irresponsables y cortoplacistas. Yo lamento mucho que haya tantísimos catalanes -la cifra exacta para esta reflexión no es relevante, porque en cualquier caso es mucha gente -que se sienten incómodos y frustrados en el proyecto complejo y común que es un país como España, dentro de una comunidad como la europea aún más compleja. Esto no debería alegrar a nadie, y nos debería preocupar a todos.

 

Realmente me da mucha rabia que la estrategia de supervivencia nacionalista-independentista les haya inyectado esa desazón desde niños, así como esa sensación de que les falta algo. Les dijeron que no podían ni debían formar parte de ese todo, que no les querían, que les robaban, que ellos eran mejores, superiores y diferentes, mucho más especiales que los demás. Está en los manuales del viejo nacionalismo. Si el pueblo catalán se sentía a gusto y comprometido con ese proyecto común, quizá votarían pensando en las pensiones, o en los servicios públicos, o en la corrupción y no en un trapo de colorines que todo lo tapa, y el voto no sería necesariamente nacionalista.

 

Siempre hay que mantener la tensión, por eso nunca es suficiente; de manual también. Y, por otro lado, a toda esta mezquina estrategia nacionalista, quiero añadir como contribuyentes principales de la situación actual en Cataluña a prácticamente todos los gobiernos que todos hemos elegido libre y democráticamente - incluidos los votantes catalanes, 2ª comunidad más poblada- para España. Han tapado y perdonado corrupción a cambio de apoyo para tener mayoría cuando ha hecho falta -especialmente vista gorda con la corrupción, ahora vamos sabiendo por qué. Han menospreciado, obviado o permitido sin oposición ni contrapunto, el genial y esmerado proceso multidisciplinar diseñado y perpetrado por el nacionalismo para romper los puentes emocionales e históricos de Cataluña con el resto de españoles a través de las instituciones, la enseñanza, etc. dejándoles apoderarse de todos los puestos de mando.

 

No han sabido comunicar ni explicar prácticamente ninguna de las medidas que se han tomado en relación a Cataluña, dejando ese campo bajo el dominio del victimismo local. No han sabido querer, incluir, abrazar a Cataluña, o si lo han hecho, ese mensaje no ha llegado a su destinatario. Sí ha llegado el mensaje, y mucho, cuando se han equivocado gravemente con agravios a Cataluña buscando un supuesto e irresponsable beneficio electoral cortoplacista en el conjunto del país.

 

Por si fuera poco, ante las provocaciones de los estrategas independentistas del 1 de octubre, buscando ansiosamente la imagen de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado utilizando la fuerza, en vez de utilizar los servicios de inteligencia -si es que esto existe porque quedó en evidencia que o no existen o no se les hizo caso- se entra al trapo de forma estúpida y cometiendo un grave error político y humano. Hipócritas independentistas brindando con cava la noche del 1 de octubre, y tontos e improvisadores por el otro lado.

 

El caso es que tengo claro que una España sin Cataluña es menos equilibrada, bonita e interesante. Sería una España incompleta. Probablemente tampoco le aportará nada bueno a Cataluña cerrarse sobre sí misma y caer en manos de fanáticos que combatirán y anularán su realidad plural y su histórica diversidad, que borrarán su hispanidad, que forma parte de su compleja identidad, y le privarán de su libre albedrío a través de una falsa y forzada uniformidad. Lo que no veo claro es cómo hacer del ruido silencio para que otras voces se escuchen. Otra vez ganarán los malos. 

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress