Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 18/10/2017
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
12/10/2017

Sin máscaras y derribando las barreras de la ignorancia

Ricardo, Rolando, Lauren, Encarna, Rosi, María José y Mateo rompieron una gran barrera este miércoles durante el acto central del Día Mundial de la Salud Mental organizado por Alfaem-Astorga. Subidos al escenario del salón de actos de la Biblioteca Municipal, contaron cómo interactúan día a día con sus trastornos de ansiedad o de personalidad, sus depresiones o sus esquizofrenias y dijeron cómo les gustaría que los demás les vieran y trataran.

[Img #32619]

 

 

Todos tenemos un largo camino por delante para darle la vuelta a los estereotipos que persiguen, injustamente, a las personas con enfermedades mentales. Los siete participantes de la entrevista conducida por la periodista María Antonia Reinares forman parte del colectivo de miles de personas diagnosticadas que hacen una vida completamente normalizada, pero que como "los ciclistas", de vez en cuando se ven obligados a hacer una parada porque se les pincha una rueda o se les sale la cadena, averías todas ellas que con una certera reparación les permite seguir el camino.

 

Mateo, María José, Rosi, Encarna, Lauren, Rolando y Ricardo se presentaron este miércoles en la Biblioteca Municipal con sus bicicletas a punto y sin máscaras para derribar las barreras de la ignorancia. Hablaron abiertamente sobre cómo vivieron los primeros momentos de la enfermedad y la cadena de diagnósticos hasta lograr concretar el tratamiento que alivió sus sufrimientos provocados en algunos casos por una sobredosis de estrés o por la mala suerte de un accidente laboral que dañó varias partes de sus cuerpos, entre ellas el cerebro. Algunos dejaron por el camino sus trabajos, sus estudios y sus proyectos de vida pero todos luchan con fuerza por seguir dando sentido a sus existencias con gestos tan cotidianos como levantarse cada día de la cama, sacudirse la apatía o el cansancio para motivarse, aceptar las responsabilidades y comunicarse con los demás.

 

Para ello, el apoyo de los familiares y de organizaciones como Alfaem es crucial. Mateo ha descubierto que le encanta pintar, él en su anterior etapa vital de ordenanza de la Junta de Castilla y León no lo sabía, sin embargo en los talleres de la asociación ha encontrado en los colores y los pinceles a sus mejores aliados para expresar sus certezas. María José organiza sus días en función de su trabajo y las actividades de Alfaem donde además de seguir aprendiendo con los voluntarios y voluntarias que dirigen los talleres, encuentra un rincón donde relacionarse con profesionales y compañeros que le entienden y le quieren.

 

 

[Img #32614]

 

 

Mientras ellos le plantan cara cada día a los vericuetos y zancadillas de sus propias mentes, la sociedad sigue mirando para otro lado como si la cosa no fuera con ella. Error. Una de cada cuatro personas padecerá algún trastorno mental a lo largo de su vida y se encontrará en las televisiones y medios de comunicación con la imagen negativa que tanto daño hace a este colectivo. "Hay casos de violencia que no es importante decir que el asesino tenía enfermedad mental porque no aporta nada a la noticia y estigmatiza", se quejaba Rosi.

 

El lema de este año del Día Mundial de la Salud Mental es 'Trabajar sin máscaras, emplear sin barreras', con el que manifiestan su deseo de incorporarse al mercado laboral con sus especificidades, con sus depresiones difíciles de comprender cuando se hacen rutinarias, con sus esquizofrenias con las que les cuesta empatizar con quienes les rodean y con sus descompensaciones cuando comienzan los brotes. Por eso, dicen al resto de la sociedad que entiendan sus bajas y que les es difícil trabajar en condiciones de estrés y ruido. No es fácil encajar las diferencias en un sistema productivo donde lo único que importa es la rentabilidad, pero no se puede dejar aparcadas como bicicletas inservibles a tantas personas que sin gritar están sonrojando a una sociedad incapaz de articular, al menos, un marco legislativo que favorezca esta sensibilización, con el fin de que la salud mental deje de ser la ‘hermana pobre’ del sistema laboral y sanitario.

 

Los actos organizados por Alfaem concluyeron con la música de Solito Trovador y Javier Galán, y el teatro del grupo Mixticius.

 

 

[Img #32617][Img #32616][Img #32618]

 

 

 

 

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress