Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 19/11/2017
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
TE PROPONEMOS...
Redacción
13/10/2017

Blade Runner regresa a los cines con unanimidad en la crítica

Blade Runner regresa a los cines de toda España con una gran aceptación. Crítica especializada y público se han dado la mano ante uno de los acontecimientos fílmicos de la temporada.

[Img #32637]

 

 

Existen películas que son consideradas como vanguardia en relación a los géneros que personifican. Algunos filmes logran establecer una estética y un empaque visual que marcan un punto de inflexión en la historia del séptimo arte. Algunas de estas obras cohesionan al público y se convierten películas de culto, presentando imágenes que quedan grabadas en el subconsciente colectivo y que adquieren el estatus de icono.

 

Uno de estos largometrajes fue Blade Runner, dirigido por Ridley Scott en 1982. Una de las décadas más brillantes en cuanto al contenido audiovisual, musical y cultural, nos ofreció una pequeña joya de la ciencia ficción moderna, una película neo-noir que quería romper con todos los elementos que habían definido el género hasta el momento. Estableciendo cuestiones filosóficas o morales en un estilo muy alejado de estas disquisiciones. El impacto inmediato de su lanzamiento en los cines de todo el mundo fue dispar. Con el paso del tiempo la obra ha ido adquiriendo un gran peso en todas las filmotecas particulares, y hoy en día es considerada ya como una obra cúlmen del cine contemporáneo gracias a que requiere más de una visualización para ser disfrutada en su totalidad. Muchas son las innovaciones que presenta este film, como por ejemplo la aparición de una sociedad distópica que recuerda a los contextos ideados por Kubrick, empleando un estilo narrativo y un diseño artístico que hoy en día aún sorprende por su vigencia. Cabe destacar también el magnífico trabajo de Vangelis en su banda sonora, una verdadera obra maestra.

 

Philip K. Dick, autor de la obra en la que se inspira el film muestra elementos distópicos mezclados con escenarios de actividad social como por ejemplo Casinos o lugares de ocio. Mario Puzo, otro escritor contemporáneo y adaptado al cine gracias a su obra El Padrino, utiliza con éxito la misma técnica prosaica.

 

Con esta carta de presentación era cuestión de tiempo que Blade Runner recibiera una secuela; una continuación narrativa que aportara más luz al planteamiento de Ridley Scott. Y el 2017 ha sido el año elegido. Desde el pasado 4 de octubre Blade Runner 2049, dirigida por Denis Villeneuve, ocupa un espacio predominante en todos los cines del Estado.

 

Plantear una continuación a una obra referencial siempre es complicado, la comunidad cinéfila exigirá siempre una película que se acerque a las dosis de excelencia presentadas por su predecesora. Y parece que esta vez lo han conseguido si tomamos como referencia las críticas que está adquiriendo el filme de Villeneuve. El director sigue el rastro dibujado por Arrival, otra obra que aportó luz al género de la ciencia ficción. Si observamos dos de las webs más predominantes en cuanto a mostrar una nota ponderada de las críticas obtenidas, como es el caso de Metacritic o de Rotten Tomatoes, vemos como la primera le otorga un 81/100 y la segunda un 88/100.

 

Destacan las críticas de IGN o de la revista Rolling Stone, que otorgan a la película una puntuación superior a 85 puntos. Las críticas destacan que la película es visualmente impresionante y narrativamente satisfactoria. Afirman que Blade Runner 2049 profundiza en los planteamientos presentados por su predecesora y al mismo tiempo se muestra como una obra contundente y fuerte por propio derecho. Cabe destacar que Harrison Ford recupera uno de sus papeles estrella, y lo hace acompañado de Ana de Armas y de Ryan Gosling. Se trata de un acontecimiento que puede ser interpretado como un anzuelo comercial, ya que seguramente se tratará de una de las últimas películas que protagonice el ya veterano Ford, actor que ha encarnado papeles tan icónicos como el de Han Solo o Indiana Jones.

 

El recorrido de 164 min que nos propone el director canadiense también ha satisfecho las exigencias de la comunidad fan. Una noticia magnífica que servirá como punto de partida para todos los directores que quieran revivir joyas de los 80. Un ejercicio valiente y de responsabilidad que hay que aplaudir gracias a su perfecta implementación y a su energía narrativa.

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress