Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 17/11/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Astorga Redacción
22/10/2017

Panero en voz alta: Cernuda II

 

[Img #32788]

 

 

Luis Cernuda 3

 

Leopoldo Panero reconoce en Cernuda uno de los poetas más egregios del momento.


Se refiere a él como crítico y analiza sus criterios, pues “cada crítico, por objetivo y sincero que pretenda ser, articula siempre su pensamiento dentro de una situación concreta y determinada”. Adolece en su libro de inseguridad y provisionalidad, ”especialmente ante el enfoque de personas y obras allegadas y coetáneas” .El libro “estudios sobre poesía española contemporánea” al eliminar los ensayos sobre Jorge Guillén, Gerardo Diego y Vicente Aleixandre, Manuel Altolaguirre queda truncado e “interrumpido voluntariamente el curso vivo de la poesía española contemporánea, y mutilado su proceso histórico, la unidad de conjunto se disipa y parece preferible remitirse a eslabones aislados, y a nombres y creaciones independientes”. Acepta la observación de Cernuda  la objetividad minada por "la falta de perspectiva artística y de sedimentación temporal". Aprovecha el momento para recomendar el “método estilístico de Dámaso Alonso, ya que su juicio reposa en puras evidencias expresivas y se desentiende de cualesquiera otras consideraciones.” 

 

Panero siente la sorpresa de la revalorización inteligente de Ramón de Campoamor, como corrector de ”fraseología falsa de personales logros en la poesía”  y por su cuenta y con todas las distancias  echa mano de su conocimiento del inglés para indicar que tiene Campoamor en “la poesía española el mismo cometido histórico que  a Wordsworth Le incumbió en la inglesa”. Igualmente Bécquer y Rosalía de Castro encuentran un gran ensayo de interpretación. El de Rosalía de Castro es trabajo ya clásico, “original y profundo”,  porque en él se aúnan con viva plenitud la interpretación intuitiva con la histórico-literaria”,  al ponerla en relación con la poesía popular galaico-portuguesa y con Rubén y Antonio Machado, “recreadores”. “Ambas son ricas y potenciadoras interpretaciones”., Esperables dada “la personal  afinidad lírica”  de los tres.

 

(Un poeta habla de su generación)

 

 

[Img #32787]

 

 

Luis Cernuda 4

 

Ciertos endecasílabos de Cernuda son” torpes y balbucientes, son como un pistoletazo, como un tiro a quemarropa”. Cernuda no se expresa en versos tradicionales. Más concreto en la evocación adolescente de estados de ánimo que Juan Ramón, Cernuda crea “un género estilístico, una manera de decir o insertar un halo misterioso en torno a su lenguaje”. “Se trata de un libro espléndido genuinamente lírico, perfecto dentro de sus límites”. La emisión de voz de estos poemas es muy distendida y su tono se acerca a “la continuidad, a la fluidez,  a la líquida emisión de voz”  abandonando el endecasílabo de forma estricta, implacable”. El  endecasílabo ya había sido barrenado en 'Sonetos de Bahía' de José Luis Cano.

 

“Una tremenda riqueza humana” (sobre Luis Cernuda)

 

 

Pero a pesar de todo están escritos “sobre el papel en la soledad”, en Londres con una “inmediata claridad poética casi religiosa y con una lucidez de palabra que se hace gravitar sobre el dolor". La fuerza poética de Cernuda resulta frágil, aparentemente, pero desde luego no reside “en el puro ademán, en el amplio y vago gesto de violencia retórica, en el empuje triste y desmedido de la expresión, en la atropellada velocidad lírica,  difusa e inexacta,  de lo apostrófico, de lo formidable, de lo violentamente excesivo”. En poesía la fuerza está en la palabra creada en atmósfera quebradiza y auténtica, sencilla y pura.

 

Antigüedad de su sangre” (sobre Luis Cernuda)

 

 

[Img #32789]

 

 

Poemas hechos y haciéndose


En una nota manuscrita de Panero hay una observación estilística de buen catador de poesía. Se refiere a la revelación de lector que tiene aquel que a los pocos versos sabe ya que aquel poema será bueno, que está cuajado. Es que los ha visto “como prefigurados,  resueltos desde el arranque mismo, seguros de palabra y como escritos al dictado”. Por el contrario hay otro tipo de poemas que nos transmiten el hacerse, el trance poético, el “duende vivo de la creación”, “el acto de la escritura”, la experiencia de la palabra mágicamente traída por el contacto de otra, “desde dentro y no desde fuera de la visión poética”. 


“Los poemas prefigurados”

Noticias relacionadas
Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress