Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 19/11/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
22/10/2017

Maragatos en la Fiesta de la Trashumancia en Madrid

Los maragatos no faltaron a la cita que cada año convierte las calles de Madrid en zona de paso de los rebaños. Las castañuelas y el tamborín pusieron el ritmo a la Fiesta de la Trashumancia a lo largo del recorrido de los rebaños que partía de la Casa de Campo y transitó por las principales calles del centro de la capital. 

[Img #32807]

 

 

El paisaje urbano de Madrid ha mostrado este domingo una cara muy distinta. Las calzadas han tenido como protagonistas a los rebaños de ovejas y cabras retintas que, provenientes de los puertos leoneses, hacen parada en Madrid para continuar hacia las cañadas extremeñas a pasar el invierno. Esta Fiesta de la Trashumancia se ha convertido en un ritual del otoño madrileño.

 

Comenzó en 1994 como un acto simbólico para reivindicar la trashumancia como una forma de ganadería extensiva y sostenible, estrechamente vinculada a valores culturales, ecosistemas y paisajes característicos de la Península Ibérica. Veintitrés años después, el paso de los rebaños por las calles de la ciudad es una cita obligada para los madrileños y la renovación de un compromiso por parte del Ayuntamiento: la preservación de un patrimonio único en el mundo: 125.000 kilómetros de longitud y 420.000 hectáreas de superficie, protegido desde el año 1273.

 

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha dado la bienvenida a los pastores, acompañados por los mayorales, rabadanes y ganaderos, y ha recibido el pago de los “50 maravedís al millar” estipulados por la Concordia de 1418 entre los Hombres Buenos de la Mesta y los Procuradores del Concejo de la Villa. La rúbrica un año más de esa Concordia. Junto a ellos han estado presentes, entre otros, la primera teniente de alcalde, Marta Higueras; el tercer teniente de alcalde, Mauricio Valiente, y la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, además de representantes de la Comunidad de Madrid y del Ministerio de Agricultura, así como de los pastores y ganaderos.

 

 

[Img #32809]

 

 

El escenario ha sido por segundo año consecutivo la plaza de Cibeles. Por allí han pasado los rebaños compuestos por más de 1.300 ovejas merinas y 60 cabras retintas propiedad del Concejo de la Mesta. Esta mañana han salido de la Casa de Campo y, tras subir por la Cuesta de la Vega y cruzar Bailén, recorrieron la Calle Mayor hasta la Puerta del Sol. Enfilaron después la calle de Alcalá para alcanzar Cibeles desde donde regresaron por el mismo camino a la Casa de Campo. Es la segunda vez en que los rebaños cierran el recorrido andando ya que hasta el pasado año el retorno se hacía en camiones.

 

La fiesta nació a iniciativa de la Asociación Trashumancia y Naturaleza en colaboración con el Ayuntamiento d Madrid para reivindicar la aprobación de una nueva Ley de Vías Pecuarias, que finalmente se promulgó el 23 de marzo de 1995. El nuevo texto legal que reconoció las cañadas, cordeles y veredas como bienes de dominio público, inalienables, imprescriptibles e inembargables.

 

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress