Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 13/12/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Eloy Rubio Carro
19/11/2017
ENTREVISTA / Emilio Lara

La fascinante vida de "un español universal"

Emilio Lara ha publicado en la Editorial Edhasa 'El relojero de la Puerta del Sol', una novela histórica basada en la vida del cabreirés José Rodríguez Losada, conocido por haber regalado a los españoles el Reloj de la Puerta del Sol para que marcara el pulso cronométrico del país, en resonancia con los nuevos estilos industriales que él conocía de Londres.

 

[Img #33276]

 

 

Eloy Rubio Carro: Decía usted que el relojero José Rodríguez Losada había vivido una vida épica, muy atractiva para hacer una novela de ella, algo que había estado hasta ahora desatendido, salvo honrosas excepciones como la de nuestro Luis Alonso Luengo, en ‘El reloj de la Puerta del Sol’. ¿Qué hace que un andaluz de Jaén se sienta atraído por este personaje para dedicarle su reciente novela ‘ El relojero de la Puerta del Sol’

 

Emilio Lara: Me atrajo su vida, llena de épica y de valores éticos. No entendía cómo no se había rodado una película basada en él o escrito varias novelas. Su historia me parecía tan fascinante que me atrapó desde el primer momento. Losada fue un español universal, por eso resulta tan atractiva su vida.

 

 

Cuenta en su escrito que Losada fue una persona con muchas facetas, salido de una infancia de pobreza, con una historia de ‘sucesión de huidas’. ¿Cómo es que puede llegar a reparar el Big Ben londinense? ¿Cómo llegó a ser relojero?

 

Arregló el Big Ben porque John Dent, el relojero que lo construyó, había muerto ya y no existía un profesional capaz de solucionar el problema, salvo Losada, que desde mediados de la década de 1850 era un afamado relojero en Inglaterra y en toda Europa. José Rodríguez Losada se convirtió en relojero por una mezcla de inteligencia natural, habilidad manual, capacidad de observación y tesón. Fue un autodidacta, lo que le condujo de ascender desde simple mozo de limpieza en una relojería londinense a convertirse en ayudante principal del dueño de dicha relojería. Y poco después, al casarse con la viuda de ese relojero, se puso al frente del negocio, lo trasladó a la estupenda vía comercial de Regent Street y prosperó económicamente.

 

 

[Img #33275]

 

 

¿Qué hay de cierto  o de creación novelesca sobre el asunto de que habría preparada una conjura para atentar contra su persona en Londres? ¿Qué le había llevado hasta allí?

 

Bueno, no quiero destripar ninguna trama de la novela, porque el lector perdería el factor sorpresa. Al final del libro queda claro lo que es real y lo que forma parte de la ficción. Losada tuvo que exiliarse del Madrid absolutista por razones políticas. Él era liberal y el comisario de policía de la capital del reino lo perseguía para encarcelarlo. Losada no tuvo más remedio que huir de la monarquía absoluta de Fernando VII en 1828 y permanecer en Francia dos años. En 1830 recaló en Londres, ya que el Comité de Ayuda a los Emigrados (un organismo que ayudaba a los españoles exiliados) le ayudó a encontrar trabajo en una relojería. Su estancia en Inglaterra, cambió su vida.

 

 

Benito Pérez Galdós lo cita en ‘La revolución de Julio’, José Zorrilla le escribe una semblanza en ‘Recuerdos de un tiempo viejo’  o el poema ‘novelesco ‘ Una repetición de Losada’, del que se dice que apareció bajo su almohada en el momento de su muerte. ¿Cómo sucede esta vinculación de Losada con el mundillo literario?

 

Era un hombre que sabía escuchar y que valoraba el talento ajeno. Lejos de albergar resentimiento contra su país natal, quiso ayudar a compatriotas exiliados en Londres, y como el comisario de policía que lo persiguió con ahínco era curiosamente el padre de Zorrilla el dramaturgo, al enterarse Losada de que el escritor residía en Londres y estaba arruinado, decidió saldar todas sus deudas (eran muchas y abultadas) para que recomenzase su carrera literaria libre de agobios. Y José Zorrilla le pagó con su amistad y dedicándole muchas hojas de sus escritos.

 

 

Joaquín Cruz Quintás dice que en su novela se percibe un “miserabilismo descriptivo” tanto de la pobreza española como de las pobres víctimas de la revolución industrial inglesa ¿Cómo vive Losada en Londres la disonancia entre la Inglaterra industrializada  y la España absolutista y agraria?

 

La España del Antiguo Régimen, que es la de la juventud de Losada, es un país arruinado tras la Guerra de la Independencia, y el reinado absolutista de Fernando VII no hizo sino mantener la nación en el atraso socioeconómico al yugular la vía liberal, que representaba la modernización a todos los niveles. Con las viejas estructuras de la monarquía absoluta y el dominio gremial, era casi imposible que una humilde persona del estado llano prosperase. Por eso, en el Londres industrial y metrópoli de un imperio comercial, Losada encuentra el fermento burgués que necesitaba para que le diesen una oportunidad laboral y social. Y él la aprovechó.

 

 

[Img #33278]

 

 

 

Luis Alonso Luengo, que fue cronista oficial de Astorga, establece una intención un tanto romántica en el regalo del reloj de la Puerta del Sol a la ciudad de Madrid, y es que pretendía que los españoles se pusieran en la hora de su tiempo y que el orden moral se acoplase al cronológico exacto del regalo. ¿Eran estas sus intenciones verdaderas?

 

Coincido con Luis Alonso Luengo en su inteligente apreciación. Losada, cuando visita Madrid en 1860 por motivos profesionales, debía estar ya habituado a los modos de vida modernos ingleses, a la fuerte presencia de la industrialización y a ver Londres como la capital de un imperio comercial mundial. Losada quería construir el reloj más moderno del mundo, de una enorme precisión, y además, regalárselo al pueblo de Madrid. Fue un hombre que demostró generosidad con el país del que un día tuvo que huir. El reloj de la Puerta del Sol fue su obra cumbre.

 

 

Hubo una tertulia en el Londres de 1855 que Matías Rodríguez, autor de la Historia de Astorga, denomina la 'Tertulia del Habla Española'. A ella sabemos que acudían Ramón Cabrera, Juan Manuel Rozas, Juan Prim, el poeta Zorrilla, el cigarrero Carreras o el mensajero, galán y cortesano Luis de Altamirano. Usted hace pasar por esa tertulia a Baltimore, al poeta tremendista Gerard Manley Hopkins a Dickens, o al eminente lógico Lewis Carrol. Usted lo ha novelado. ¿Qué asuntos llevarían a estos personajes tan diversos a esta fantástica tertulia?

 

En efecto, novelo el ambiente de la 'Tertulia del Habla Española', a la que acudían españoles de cualquier ideología exiliados o de paso por Londres. No se hablaba de política para no discutir, y el caso es que todos eran capaces de convivir en el extranjero, de reconciliarse. Los literatos por los que me pregunta participan en un selecto club londinense del que era socio Henry Baltimore, el íntimo amigo de Losada en la novela, se denomina 'The Travellers Club', que existe desde comienzos del siglo XIX.

 

 

[Img #33277]

 

 

De su novela se ha dicho que está construida con un lenguaje muy natural, con una buena descripción de los ambientes, con mucha fuerza narrativa. Las páginas de ambientación rural llegan a recordar, según el crítico Joaquín Cruz Quintás, a Miguel Delibes o a Jesús Carrasco, con una buena contextualización de los sucesos narrados en la época que le corresponde.” ¿Una historia menor para narrar el siglo XIX español y compararlo con el XIX de Inglaterra?

 

Bueno, yo quería contraponer la España absolutista con la Inglaterra cuna de la Revolución Industrial, lo que me permitía comparar formas de vida, paisajes urbanos y mentalidades contrapuestas en muchos aspectos. Y además, me permitía utilizar la novela histórica como un viaje en el tiempo en el que estuviesen invitados los lectores, para retroceder a siglos pretéritos, conocer aquellas sociedades y asistir como observadores privilegiados a la fascinante vida de Losada.

 

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress