Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 12/12/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
ileon.com
1/12/2017

Nuevas pruebas judiciales sitúan al director general Mantero en el centro de la Trama Eólica

El aún director del Ente Regional de la Energía, con sede en León, que todavía no ha sido imputado, está señalado en dos correos electrónicos de un empresario supuestamente extorsionado como la persona que presuntamente transmitía negociaciones y criterios para adjudicar megavatios de parques eólicos y dirigir a las empresas para que se asociaran con las compañías que la Junta elegía.

[Img #33541]

 

 

Dos sólidas pruebas judiciales aportadas por un empresario que habría sido supuestamente extorsionado por la denominada Trama Eólica (que extendió su red por Maragatería y Cepeda), cuya investigación judicial fue impulsada por la Fiscalía Anticorrupción, sitúan a un leonés, el actual director general de Energía y Minas de la Junta de Castilla y León, y máximo responsable del Ente Regional de la Energía (Eren), Ricardo González Mantero, en el centro de un sistema dirigido presuntamente desde la Consejería de Economía para imponer a las empresas que desarrollarían parques eólicos en la Comunidad, varios de ellos en León, asociarse o realizarse cesiones para que empresarios de fuera de la Comunidad pudieran desarrollar esos desarrollar parques.

 

Esas pruebas, que hoy desvela en exclusiva eldiario.es, son dos correos electrónicos emails remitidos por el director general de una de las compañías que aspiraban a conseguir megavatios, a los consejeros de la empresa, en los que les ponía al corriente de cómo iban las negociaciones con altos responsables de la Junta o del propio EREN. La querella inicial del fiscal Anticorrupción identificaba a esta empresa como una de las que tramitó con la Junta el desarrollo de estos parques en la provincia de León en el año 1998.

 

Su autorización, desvela eldiario.es, debió producirse en 2004 pero Rafael Delgado, el viceconsejero de la Consejería de Economía y mano derecha del todopoderoso Tomás Villanueva -ya fallecido cuando estaba siendo investigado-, dio órdenes de retrasar esa operación "con la pretensión de que fueran vendidos o traspasados a Biovent (filial de Iberdrola) y asignar una participación en los mismos a algún empresario local", que era grosso modo en lo que consistiría el presunto delito.

 

En el primero de los correos mencionados, de 18 de febrero de 2005, el director general de Ider, Manuel Fernández, ya menciona una reunión con el leonés Ricardo González Mantero, entonces aún "técnico del Eren encargado de coordinar la reordenación del sector eólico en CyL", dice el mail. Un correo que apunta a que fue la Junta la que había indicado a la firma Collosa -cuyos responsables permanecen imputados- con quien asociarse.

 

En ese mismo correo, se señalaba que González Mantero le dijo que Viloria –en referencia a la empresa minera berciana propiedad del empresario berciano Manuel Lamelas Viloria, entonces presidente de la Cámara de Comercio de León­- y Endesa Cogeneración y Renovables "ya tienen asignados los MW que tienen que tener (sus propias promociones)" y que en la Junta "no verían bien" que avanzasen en acuerdos "con ninguno de los dos".

 

En el segundo correo, González Mantero ya era el director general de Energía y Minas de la Junta. La fecha es del 3 de noviembre de 2005, cuando Ider estaba en pleno cambio accionarial, una nueva reunión de Fernández con González Mantero motivó otro email, en el que abiertamente se informa de que "acaba de llamarme Rircardo González Mantero, director general del Eren, para avisarme de una instrucción que acaba de recibir del viceconsejero de Economía, Rafael Delgado", nuevamente en el sentido de cerrar acuerdos con los "socios locales" sugeridos presuntamente por la Junta, con los que por cierto finalmente se aliaron.

 

González Mantero ya acudió el pasado mes de junio, en calidad no de imputado -que nunca lo ha estado aún- sino como testigo al Juzgado de Primera Instancia Instrucción número 4 de Valladolid que instruye el caso, para dar su versión de ciertos detalles en la investiga del pago de presuntas comisiones superiores a los 80 millones a cambio de autorizaciones de parques eólicos en Castilla y León. Entonces se exculpó ante el juez, llegando a responsabilidad a su superior, el propio Delgado y por elevación incluso al consejero de Economía, Tomás Villanueva.

 

Sin embargo, un mes después uno de los empresarios que también han testificado, consejero de la empresa Ider, apuntó al director general de Energía y Minas de la Junta como quien le presionó para vender acciones y dar entrada a socios locales para conseguir licencias eólicas. Bastaron señales como ésta para que Ciudadanos y Podemos hayan pedido reitradamente la dimisión de González Mantero, que nunca se ha producido.

 

La investigación judicial suma un total de 21 imputados, entre los que no está González Mantero, y la propia querella de la Fiscalía cuantificó en 16 los parques eólicos de la provincia de León en los que se habría usado la estrategia para obtener comisiones de forma ilícita.

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress