Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 12/12/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Eloy Rubio Carro
5/12/2017

El ganadero que se ha hecho popular en contra de sí mismo

José Pinto, el 'ganadero de la tele' como le conocen algunos, un salmantino que ha participado en concursos de diferentes televisiones de España, como 'Pasapalabra' y 'Saber y Ganar', ha estado en Veguellina de Órbigo, para participar en 'Conversaciones sin red', una serie de entrevistas organizadas por la Concejalía de Cultura de Villarejo de Órbigo, bajo la dirección de Tomás Néstor Martínez.

 

[Img #33629]

 

 

"Se ha hecho popular en contra de sí mismo en programas como ‘Pasapalabra’, ‘Saber y ganar’ y ahora en 'Boom' etc", era como comenzaba la presentación de José Pinto por parte de Balbino Ferrero, y esta puntualización nos ponía sobre aviso. “En contra de sí mismo”.

 

Empezó Tomás Néstor diciendo que después de la intervención de la autoridad él como súbdito poco ya tenía que decir.

 

¿Súbditos o ciudadanos?, replicó José Pinto. 

 

Ya de aquí supimos que el combate no iba a ser a primera sangre, ni mucho menos mortal, sino que sería de floritura.

 

-Aquí depende de días, respondía Tomás, los hay que participamos de un grado de ciudadanía o de otro.  Al final siempre flotamos; es lo que hemos aprendido. Yo recuerdo -continuaba Tomás Néstor- con lo que más parecía cumplido que finta, que tú le has dado a los concursos de televisión una vida nueva, pues nadie que yo sepa había bailado en ‘Saber y ganar’ como celebración por haber pasado ‘La cantadora’.

 

Eso es, lo celebré con la compañera que estaba allí y luego ya subimos a bailar unos cuantos más, incluida la presentadora del programa que antes jamás había bailado allí.

 

-Eres un líder ¿no?, un rompedor, replicó Tomás Néstor. 

 

A veces sí, no me gusta significarme mucho pero es verdad.

 

Esto resultaba ambiguo, casi de doble vínculo, podíamos interpretarlo como una parada, una defensa contra el ataque o bien es que ya era hora de cambiar de código, de aquel que no hace tanto provocara temor a entrevistados de la talla de Salva Calvo, cuando, una vez presentado al público, decía que lo peor venía ahora. La verdad es que nunca ha habido red, pero nunca se ha dejado al invitado con alas de Ícaro en el vacío. 

 

 

[Img #33631]

 

 

-Por cierto, ¿Jordi Hurtado existe o no existe?, es una pregunta que llevamos muchos años haciéndonos.

 

José Pinto, ducho en el contraataque, paró el golpe, comenzó la ‘riposte’ en secuencia de dos hasta el primer ‘Touché’

 

Efectivamente existe, bromeaba José Pinto. Sí, parece inmortal. Su secreto consiste que entre programa y programa lo meten en un bidón grande de manteca y allí espera su turno.

 


-O sea que existe, es de carne y hueso, se dolió Tomás de la estocada.

 

Sí, sí, no es una imagen, no es un holograma, es de verdad.

 

- Es muy agradable, pero no baila, amagó su lindo pase de nuevo Tomás Nestor. ¡En garde!

 

No, es más de cantar que de bailar y de hacer chistes, de hacer bromas.

 

Aquí teminó el introito, y el simulacro de los esgrimistas se dio por finalizado. Comenzó otra cosa, una sintonía entre los contertulios como si fueran de toda la vida, como si se tuvieran una amistad muy grande y se encontraran tras tantos años, como si hubieran inaugurado otro programa en el que lo único que deseáramos ya, es que se repitiera continuamente, sin fin. 

 

- Los que vivimos en pueblos, (retomó la pausa Tomás, una falsa pausa que pertenece a este tiempo mío de la narración y no al tiempo del suceso que se narra, pero a veces suceden cosas tan a un tiempo que hay que verterlas a destiempo, no hubo entonces pausa sino arremetida continua, sucesión) tenemos que agradecerte infinitamente la defensa que en cada programa haces del mundo rural frente a los urbanitas. Porque hay gente de la ciudad que piensa que los que estamos en los pueblos somos Paco Martínez Soria, que andamos con el pollo debajo del brazo... y tú sin embargo has roto un montón de lanzas contra ese estereotipo.

 

Si de algo me siento orgulloso al haber pasado por estos programas es precisamente por eso, por romper un poco esa imagen del palurdo. 

 


-Hablemos de Casillas de Flores, tu pueblo, muy cerquita de Ciudad Rodrigo con unos carnavales  estupendos. ¿Ahí os conocéis todos, verdad? -Parecía un nuevo aviso de Tomás para prepararse a esgrimir-.

 

Sí somos unos 200 en época veraniega, pero en cuanto pasan ‘los Santos’ menos.

 


- Y San Mauro ¿por qué lo habéis puesto de patrón?

 

Eso es una cosa muy curiosa. No conocemos muy bien los orígenes del pueblo, y yo tengo mi teoría: En la Edad Media cuando se fundó Casillas, que está en un sitio rarísimo, no en un cruce de caminos ni a la vera del río, un poco apartada para pasar desapercibida. Tengo para mí que tropas francesas desertoras, que hubo muchas por ahí durante la Edad Media, se aposentaron en Casillas, bueno todavía no era Casillas. San Mauro, santo francés, es el patrono y fundador del pueblo; una advocación única en toda la provincia de Salamanca. Quiero atribuir aquí algo así como que unos soldados hartitos de tanta guerra decidieron fundar un pueblo que fue Casillas de Flores, motivo por el cual somos fanáticos pacifistas.

 

 

[Img #33633]

 


- Y además hacéis el carnaval en verano. Por cierto tú de San Fermín, de Demis Roussos…


(Volvía Tomás Néstor con su prosapia desveladora de públicas costumbres que no se sabe si quisieran ser publicadas, pero qué remedio, los amigos, aún los recién hechos, siempre tan simpáticos, nadie los quiere hoscos y aburridos por lo que hay que seguirles la broma).

 

En Casillas apenas necesitamos justificaciones para hacer fiestas. Hay un dicho en los pueblos de alrededor que dice que en Casillas de Flores capan un perro y hacen fiestas. En cierta ocasión nos dimos cuenta que entre mayo y agosto no teníamos ninguna celebración y que no podía ser así, por lo que decidimos poner en el primer sábado de junio el carnaval. Uno de esos años coincidió el fin de semana con el 7 de julio, San Fermín y yo me disfracé del santo, de obispo San Fermín, con mi báculo, con mitra, y me subí encima de una ventana, y allí me cantaron todos: “A San Fermín venimos…” 

 

-Y luego salió 'la manada' (risas entre el público), la manada con minúscula. Hay que puntualizar…


(Está claro que cada uno es como es, con florete o sin él, y hay que aguantarle las bromillas si le queremos tener por amigo o por medio amigo, que ya es. Que lo de Facebook es engañosa hipérbole, y parece que aquí en poco tiempo hubo afecto mutuo…”la manada es grande, la manada es fuerte. Cuando avanza, la tierra retiembla y enloquece el viento…”)

 

Sí -responde José Pinto-, sale la manada, luego hicimos un amago de encierro con una vaquilla chiquitita que teníamos…

 


- Y hablas portugués porque tu madre era portuguesa, falas…

 

Eu falo portugués pois…

 


-Por cierto hubo un vecino tuyo que quiso hacer España más grande, y sin hacer la guerra. ¿Cómo fue esto?

 

Fue Olegario, que tenía su casa a 40 metros de la frontera, una frontera pared medianera con la huerta de su vecino portugués. Por esa pared van los marcos, unas piedras enormes de un metro de altura y de medio metro de espesor. Olegario lo que hizo fue comprarle al vecino la finca y como era español pues dijo "esto para España" y movió los marcos hasta las lindes de la 'nueva España', perdón, de su nueva finca. Al poco los ‘guardiñas’ se dieron cuenta y la volvieron a poner en su lugar. No cabe duda que Olegario quiso hacer a España más grande, eso sí, sin guerra ninguna, por algo somos pacifistas.

 


-Tenéis también un equipo de fútbol internacional y jugáis partidos internacionales.


(La sorna de los ‘veguellineses’ es por naturaleza; hoy diríamos que les viene en el gen y Tomás en esto no puede ir contra natura ni mucho menos con usura).

 

Sí, jugamos partidos contra el pueblo de al lado que es portugués, por ello nuestro equipo de fútbol es internacional. También estamos en organizar unas olimpiadas en las que participarán los atletas de Forcalhos, de Alamedilla y Alafates y todos los que quisieran apuntarse de la raya junto con los de Casillas. Así que disfrutaremos de unos juegos deportivos internacionales.


- Ya que hablas de forcados cuéntanos cómo es esto…


(Hasta se dejaba llevar por la homofonía y la paranomasia el entrevistador, yendo del deporte al arte y al cambio de tercio).

José Pintado ya hecho al ruedo, la plaza entregada, se levanta de la silla y escenifica los modos de enfrentar al toro por parte de los forcados, nada que ver con los toreros, estos no matan. Explicó también la tradición del ‘Forcón’…

 

 

[Img #33632]

 


 
A lo que Tomás Néstor le replicó con tercianas y le dijo si mantenía la parla, La ‘palra’, rectificó…

 

- Sí, son pueblos que han estado tradicionalmente tan aislados, hay cinco pueblos que hablan la antigua habla leonesa medieval: la llingua llionesa, lo que allí llaman la ‘palra’, y hasta con variedades locales. Curiosamente limitando con esos tres pueblos situados en la provincia de Cáceres hay tres pueblos que hablan el gallego medieval. Allí se han mantenido esas poblaciones tan aisladas con influencias del castellano y del portugués pero manteniendo su lengua original. La llingua llionesa, muy parecida a lo que hoy es el bable en Asturias… 

 

-Y todos tan felices, hablando cada uno lo suyo.

 

Sí y con variedades locales que llegan casi a lo personal.

 

Tomás Néstor que practica una variedad local del humor riberano, una palra impropia, por muy propia que sea de él, le espetó súbito:

 

- y con todo eso ¿no se os aplica el 155? 

 

Es que no hemos declarado todavía la independencia. 

 

 

Tomás Néstor como queriendo probar la sabiduría y la memoria de José Pinto le propuso que continuara un refrán a medio hacer.

 

-A ver si sabes cómo sigue este dicho: “El farinato pal el gato…

 

José Pinto se vio desbordado y no lo supo continuar, no venía preparado para este examen de llingua y literatura lliunesa por lo que Tomás le propinó un suspenso y lo envió para el próximo programa…

 

-la cosa continuaba de esta manera, desvelaba Tomás: “El farinato pal el gato, la morcilla pa la gallina, el chorizo pal que lo hizo y  el lomo…. respondieron ambos a un tiempo “ yo me lo como”. (Bien se entiende que a ambos el bandullo les llega al suelo)

 

Hablaron luego de las delicias comestibles de Casillas de Flores, de los misteriosos dólmenes y de  toda la cocina cristiana de occidente, con comparaciones de gourmet rural entre el farinato salmantino y la ‘androja’ del norte de León. Se ‘palró’ de la gente famosa de Casillas, por cierto muy longeva. Supimos del 'Alcalde de los mozos', cosa que todavía no ha podido ser José Pinto pues es un cargo que se obtiene con la edad. Actualmente el 'Alcalde de los mozos' y sus secretarios rondan los 80 años. Ya le tocará. Tuvimos noticia del ‘casoplón’ llamado 'castillo', que hizo Juan González, el que vivió durante muchos años en el País Vasco y volvió y levantó el castillo, y tiene allí incluso una nave de ovnis venido desde una coproducción hispano-mexicana...Supimos que José Pinto aprendió a leer sin ayuda a los 3 años, que su padre les leía de niños el Espasa.


-Con 14 años comenta Tomás Néstor, José Pinto lee la Biblia y no sé si gana o pierde a Dios, eso tú lo dirás…

 

Yo en ese momento deje de ir a misa y hasta ahora…

 


-¿No me digas que la lectura de la Biblia tiene efectos secundarios…?

 

Cuando tú vas a misa siempre te leen los mismos fragmentos, aquellos que más les interesa a los curas, si tú coges la Biblia y te la lees entera dices: ¡madre mía cómo me la han estado metiendo! 

 

Tomás Néstor quería concretar más, indagando sobre cuál de los libros de la Biblia le habían provocado esos síntomas tan llamativos, parecía que iba por el rijo… - Porque el Cantar de los Cantares, indicó, estoy seguro que lo leíste y que lo relees todavía…

 

El Cantar de los Cantares teniendo en cuenta su antigüedad es uno de los poemas de amor más preciosos que se han hecho y lo tienen ahí en la Biblia como si fuera un libro religioso. Leer la Biblia a ver si dejáis de ir a misa, exhortó José Pinto a la concurrencia.

 

 

[Img #33630]

 

 

Los temas se sucedían sin pausa, aceleradamente, de los libros que José leyó en su juventud en Cheste, de sus amores juveniles, de sus estudios, de sus comienzos en la facultad de Veterinaria en León. Mencionó Tomás Néstor una lista de nombres femeninos que la concurrencia pensó que serían de sus novias, pero pronto José Pinto nos desengañó pues eran los de sus vacas, ¡una tropa impresionante!…. Abuso de autoridad, calificó Tomás que al irse de concursos dejara sus vacas al cuidado del alcalde... Parecía Tomás el concursante ganador perpetuo, que todo lo sabe, hasta los efectos secundarios de la fama sabe, y de las chinas que viajando por España se fueron a Casillas de Flores para ‘palrar’ con José, o de los regalos que todavía le llegan desde Bolivia a pesar de hacer un año que terminara en el programa ‘Saber y Ganar’. Hubo tiempo en la hora y cuarto que duró la charla para hablar de los motivos y de su insistencia en participar en los concursos. Estuvo durante 14 años enviando cartas a 'Saber y Ganar', y al final logró participar en '50 x 15' un programa de Carlos Sobera. Luego pasó por programas como ‘Saber y ganar’, “un concurso al que no se va a ganar dinero sino a probarse a sí mismo, uno de los programas concurso más difíciles de la televisión”. Era su ilusión máxima de modo que cuando entra en el plató ya se siente satisfecho y dice: “bueno ya me podéis echar si queréis...”, pero le tomó el gustillo y aguanto hasta 98 programas. Comentaron de los entresijos de esos programas, del casting, etcétera  etcétera.

 

En el momento de la despedida Tomás Néstor dijo: “Te definiría con tres palabras, sencillo, noble y campechano”.

 

Echó de menos José Pinto que le dijera que además era guapo para que la definición dada fuera sublime, sin interrupción.

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress