Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 23/09/2018
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
DETRÁS DE LA HUELLA DEL INEMA
Juan Antonio Cordero
11/12/2017

INEMA Mérida Perez. Precedentes

Guardar en Mis Noticias.

[Img #33732]

 


Precedentes


Tras el decreto de 1937 que suprimía el Instituto Público de Enseñanza Media para ceder su edificio como un Hospital de Campaña, la educación pública entró en un paréntesis que duró varios años. Estuvo en crisis el modelo público y fue suplido por centros privados que, amoldándose a los temarios y nueva legislación, preparaban a los estudiantes que se examinaban por libre en los dos únicos institutos de la Provincia, el de León y el de Ponferrada.

 

Aunque he visto frecuentes referencias a que todos estos Centros dependían del Instituto de León... yo tengo la sospecha de que pudo no ser así siempre. Es muy posible que alguno de ellos, concretamente la Nueva Academia, dependiera del Gil y Carrasco de Ponferrada, que ya antes del año 1950, y gracias al gran crecimiento industrial y minero de la zona, poseía más población que Astorga.


Otros importantes centros de enseñanza secundaria en la Astorga de la época, como por ejemplo la Academia Gallegos, era ciertamente un centro asociado al Instituto de León.

 

Los alumnos de estos centros iban a examinarse en calidad de alumnos libres al  Instituto, o bien, venían a Astorga profesores titulares del mismo para hacer los exámenes.

 

Lo que contamos a continuación se basa en recuerdos de algún alumno protagonista de estos estudios que han sido transmitidos oralmente, y obviamente, no podemos garantizar la veracidad de todos los detalles, pero sí de algunos aspectos de interés relacionados con profesorado y alumnado del mismo. En la medida de lo posible, hemos contrastado informaciones, tiempos, ubicaciones, etc., con otros testigos directos, pero no es ésta una tarea fácil. Muchos de ellos ya no están entre nosotros, otros no recuerdan… y otros no quieren recordar. Los errores o imprecisiones que puedan existir apúntense al debe de quién esto escribe… por lo que pido disculpas por adelantado.

 

Tiempos oscuros y hechos oscuros que parecen esconderse en la memoria de los protagonistas, entonces niños o jóvenes y hoy muy mayores, para huir de las zonas del recuerdo. No sabemos de sus pensamientos nada más que lo que dicen, y dicen poco. Mucho trabajo debe costar revivir la tragedia, la impotencia, el miedo, el hambre y el horror de la Guerra y muy difícil para los recuerdos salir de esa zona profunda del cerebro donde probablemente han permanecido como semiolvidados, bajo candado, y que se irán con ellos.

 

Nuestra protagonista, de la que no daré nombre, era una niña cuando comenzó la Guerra Civil y sus estudios de Secundaria o Segunda Enseñanza, transcurren entre la transformación del Instituto (situado en Pio Gullón, 26) en el Hospital de Campaña “General Mola” y el año 1945. Nacida en 1924, tiene 12 años cuando comienza la Guerra, 15 cuando acaba. Cursa el Bachillerato Universitario de 7 años con Prueba de Estado final.

 

Con toda la cautela, con todos los matices, con todas las reservas y sin poder llegar a un nivel de concreción óptimo sobre la mayor parte de los hechos, nos disponemos a plasmar lo que se ha transmitido vía oral y en referencia a Centros, Profesores, Alumnos y Libros de texto, aceptando de buen grado cualquier corrección o sugerencia a lo que ocurrió entre 1937 y 1945. 


Hemos de señalar que el cambio de alumnado, e incluso de profesorado, entre los distintos centros privados, homologados y de secundaria  existentes, no era nada infrecuente.

 

Algunos de estos centros eran los siguientes:


El Hospicio, dirigido en 1934 por Heriberto Martínez López de Conjunción Republicana-Socialista, con una calidad de enseñanza muy valorada, y donde asistían también alumnos no hospicianos.


El colegio de los Hermanos de la Salle, cuyos alumnos quedaban marcados por una preciosa caligrafía que le duraba toda la vida, muy apreciados en la ciudad.


La Academia Gallegos, creada en 1925, toma el relevo del colegio San Luis Gonzaga. Estaba originariamente situada en los números 3 y 5 de la Calle San Pedro. Ofreció gratuidad a los alumnos que enviara el Ayuntamiento y un hecho relevante, régimen de internado para sus estudios. Se impartieron clases de Bachillerato, Magisterio, Correos, Telégrafos, Comercio, Aduanas… Y en 1931, asumió la enseñanza de Dibujo dada la desaparición de la respectiva Escuela de Dibujo en la ciudad. También, las clases nocturnas para los trabajadores que no puedan asistir durante el día.

 

Tras la Guerra Civil se reorganizó con el nombre de Academia Gayá estuvo ubicada, hasta los años 50, en García Prieto 7 y posteriormente en Puerta Obispo 6.


La Nueva Academia integra o capta seguramente alumnado y profesorado de la Academia Gallegos tras la reestructuración y cambio de nombre mencionados anteriormente. Estuvo situada en unos locales enfrente del Seminario, y parece ser que dependió administrativamente del Instituto Gil y Carrasco de Ponferrada.


Fue dirigida por Don Julio Montoya y en ella se ofrecían los estudios de la Segunda Enseñanza, en base a la legislación vigente del momento. El centro acepta del Ministerio de Educación la cesión de mobiliario, materiales didáctico-pedagógicos y diversos útiles del instituto clausurado así como una subvención de 6000 pesetas del Ayuntamiento a cambio de lo cual debe admitir 6 becarios (3 chicos y 3 chicas) propuestos por el municipio.
Es esta colaboración entre la Nueva Academia y la cesión del material por parte del Ayuntamiento y del Ministerio de Educación la que nos hace poner el foco más en este centro que en otros que existían en la misma época.
Además, adelantamos, que es la Nueva Academia la que pilota el tránsito del Instituto Marcelo Macías al Instituto Obispo Mérida Pérez.

 

 

[Img #33733]

 

 

Algunos profesores. 


. Julio Montoya. Hacia 1939 o 40 era el Director. Había sido Profesor Ayudante del Instituto Marcelo Macías y era Inspector de Aduanas. Era el profesor de titular de Ciencias Naturales y se ocupaba del funcionamiento del laboratorio, donde se guardaban fetos animales en formol para su análisis y estudio en las clases.


. El Profesor de Inglés, del cual no conocemos el nombre, era un inglés que parece que había estado es España durante la Guerra y que había sido piloto de moto en un circo en el que realizaba acrobacias.


. Don Rodrigo María Gómez, muy joven, Matemáticas y Física (pendiente de confirmar).


. Francisco Sevilla Benito, Literatura y Filosofía


. Correa, Matemáticas y Física y Química


. Don Ernesto Fidalgo (sacerdote), Griego


. Don Angel Martínez (de El Faro)


. Gonzalo Goy, sobrino de Don José Maria Goy, Letras. Policía. También Profesor del Area de Letras del Instituto Marcelo Macías.


. Lorenzo López Sancho, astorgano, periodista de ABC y crítico teatral, dio alguna clase puntual o conferencia en este Centro. Hijo de Porfirio López, editor de El Faro Astorgano.

 

 

Algunos alumnos.


Charo Vega, Maria Carnevali, Antonia Quiñones, Fani, Rosa Núñez (farmacia), Toya Seco (casada con de Don Silvestre), Anita Otero (casada con Aniceto, un personaje pintoresco), Natividad (familia de Miguel el oculista)....
Jose Maria Gavela, Miguel Rodríguez (Sierra), Santiago Herrero, Eduardo Aragón, Ceferino Bardón (Chocolatería), Cesar Crespo, Rafael Torre (Joyería Téllez), Manuel Peyitero, José Bernardo Diez (Pepín)...


Entre todo este alumnado podían haber unas diferencias de edad de hasta de 15 años. Además de los 7 que duraba el Bachiller, hay que tener en cuenta que la correlación edad-curso era mucho menos estricta y más irregular que hoy. Puntualmente, los alumnos podían avanzar cursos académicos en base a sus conocimientos aún sin haber estado físicamente escolarizados.

 


Algunos libros o asignaturas.

 

 

[Img #33726]

[Img #33727]

[Img #33729]

[Img #33730]

 

Notas para las próximas entregas.

 

La organización de los subapartados correspondientes al punto 3 de esta serie será fundamentalmente temporal y abarcará desde 1938 a 1999, aunque habría que añadir 7 años en el rango inferior y disminuir otros 9 en el superior, quedando entonces reservado propiamente para el INEMA Mérida Pérez de 1945 a 1990, correspondiendo la primera con su creación y la segunda con la fusión de éste con el Ricardo Gullón (la llamada Escuela de Maestría), ya juntos en el IES de Astorga, calle Eugenio Curiel nº 6, en la Eragudina.  
Hablaremos del Bachillerato Universitario, y de los distintos tramos del I.N.B. Mérida Pérez. 

 

Los límites de los intervalos son  fechas (más o menos) significativas de los cambios que ha padecido nuestro sistema educativo o nuestro Instituto en estos años
. De 1945 a 53 (Fin Bachillerato Universitario, creación de Reválidas de 4º, 6º y Preu), 
. De 1954 a 63 (Inauguración nuevo INEMA en los Sitios, 2), 
. De 1964 a 71 (Reválidas optativas y COU), 
. De 1971 a 80 (Importantes cambios "predemocráticos" en la Enseñanza), 
. De 1981 a 90 (LODE y LOGSE) y 
. De 1991 a 99 (Último tramo analizado).



Próxima entrega: 3.2. El Bachillerato Universitario (7 años)

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress