Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 18/01/2018
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Eloy Rubio Carro
24/12/2017
ENTREVISTA / Antonio Guerrero, filósofo

La revolución copernicana de Antonio Guerrero

Guardar en Mis Noticias.

Antonio Guerrero, -colaborador en la Tercera Columna de Astorga Redacción con 'La mirada zurda'- es el coordinador del proyecto 'Filosofía en la calle' que se desarrolla en la actualidad en el Museo Provincial de Almería y que consiste en una exposición fotográfica, otra de escultura, una performance y varias conferencias en torno a la idea de que la filosofía ha de retornar al lugar de donde surgió, al espacio público común, la calle.

 

[Img #33796]

 

 

Eloy Rubio Carro: Aquí, tan lejos, tan cerca de Almería, hemos sabido de su proyecto y quisiéramos saber en qué consiste, qué pretensiones tiene y de qué medios se vale.  

 

Abtonio Guerrero: 'Filosofía en la calle' es un proyecto multidisciplinar que engloba conferencias, exposición de fotos, de escultura y performance. Se encuentra ahora mismo en la tercera fase y cuenta con el respaldo de instituciones como la Junta de Andalucía, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, la Red Española de Filosofía y el Departamento de Humanidades e Historia de la Universidad de Almería. Sito en este momento en el Museo Provincial de Almería hasta el 14 de enero del 2018 se desplazará a la Universidad de Murcia donde se producirá la cuarta fase del proyecto, ampliando la ratio de colaboradores, de disciplinas y conquistando el espacio público, que es el verdadero objetivo del proyecto. En sí pretende hacer una crítica a la filosofía academicista (no académica) y devolver la filosofía a la calle, el ágora, la plaza pública, su lugar natural. Entiendo que la filosofía no solo debe hablar de filósofos sino que debe ser útil en todas las facetas de la realidad social. 

 

 

¿Cómo estas cosas, la exposición fotográfica 'Pensadores vuelta a la calle', la exposición escultórica, la performance y las charlas, pueden ayudar o incitar a pensar?

 

La filosofía debe salir del aula y con ese propósito debe conquistar todas las facetas de la realidad. Una de ellas es el aula y otra la vía pública. Tenemos previstas actividades y acciones en estos dos sentidos; y también vamos a repetir las conferencias. Salir del aula es un impulso necesario para lograr que la filosofía haga que la gente piense por sí mismo. En ese sentido esa acción puede mejorar la supervivencia. Decía Ortega y Gasset sobre su “yo y mi circunstancia” que al salvar la circunstancia se salvaba uno mismo. La filosofía debe estar entonces en la cola del paro, en el supermercado, en la sala de espera del médico de atención primaria y en el autobús: debe dar respuestas eficaces a los problemas demandados por la ciudadanía.  

 

 

El proyecto ya va por su tercera edición, ¿qué hubo en las anteriores? ¿cómo piensan darle continuidad?

 

La primera edición solo tuvo una conferencia. Fue en la librería Sintagma, premiada a nivel nacional como librería de cultura. Movido por el éxito de la misma hice una segunda edición en un instituto de secundaria (I.E.S. Fuente Nueva). El acogimiento del público fue aún mayor.  Allí desarrollamos una conferencia más amplia y con ponentes de mucho nivel y añadimos el performance. En la actual tercera fase hemos madurado mucho: la diversidad de disciplinas es muy grande. Y como dije antes en la Universidad de Murcia daremos continuidad añadiendo una obra de teatro, algún recital poético, pero sobre todo emprendiendo acciones en la vía pública. Puede incluso que esas acciones se realicen en Almería antes de acabar con la tercera fase, estamos meditando sobre ello. 

 

 

[Img #33794]

 

 

¿Quiénes están apoyando este proyecto y quiénes son los padres del mismo?

 

El creador del proyecto soy yo y en la labor de coordinación están conmigo, Rubén García (comisariando la exposición de fotos, en la que hay fotógrafos de todo el territorio nacional), Francisco Escudero (artista de performance y diseñador del logo del proyecto) y Manolo Fernández Castillo, (escultor)

 

 

¿Qué diferencia, si la hay, hacen ustedes entre pensar las cosas de la calle y pensar las cosas en la calle?


Pensar las cosas de la calle es una actividad teórica, propia de la filosofía academicista, que pemanece anclada en la posmodernidad y que solo ofrece versiones repetidas de la modernidad. Pensar las cosas en la calle significa llevar el contenido de la filosofía a la realidad y volver a conectarla con ella, pues en la filosofía academicista existía un divorcio entre filosofía y realidad. A grandes rasgos supone realizar una revolución caliente del conocimiento y, además de generar el pensamiento autónomo, superar obstáculos teóricos como los propios de la teoría del conocimiento a favor una nueva teoría del conocimiento, objetivo central de la filosofía a mi juicio. 

 

 

En estos momentos en que la presencia de la filosofía en las aulas es residual, ustedes pretenden sacarla a la calle. Parece como el refrán de que si la montaña no viene a Aristóteles, este paseará filosofando en buena compañía hacia la montaña.

 

La filosofía tiene grandes problemas en las aulas. No es mi deseo que desaparezca de ellas, aunque sí instaría a una revisión de objetivos y fines estadísticos por parte de esta disciplina en ese contexto. La filosofía debe estar en el aula, no obstante. Pero mi propuesta es que si en el aula no cumple plenamente su función, entonces debe volver a la calle porque en realidad es allí donde surgió hace 24 siglos. De alguna forma u otra hay  que empezar a pensar que la filosofía debe servir para algo, al menos para que otras cosas tengan sentido gracias a la filosofía. 

 

 

[Img #33793]

 

 


¿No cree que las raíces culturales europeas a estas alturas ya se han convertido en cultura minoritaria, en riesgo de desaparición, teniendo en cuenta que las enseñanzas del latín, del griego, de la filosofía han sido minimizadas? ¿No cree que España y en otros países de Europa puede estar ocurriendo esto, como si sintieran vergüenza de sí mismos?

 

Es posible, aunque eso nos lleva también al planteamiento de la crisis de identidad de nuestra propia cultura. ¿Por qué no somos capaces de tener voz propia respecto al eurocentrismo? La filosofía en esta crisis cultural genérica, en el mundo global donde vivimos, se está minimizando –como el latín y el griego- porque no tienen aparentemente una utilidad práctica para los gestores políticos educativos. Y eso es muy triste. Como dijo Aristóteles, siguiendo el ejemplo anterior, la filosofía puede ser la disciplina menos útil en apariencia pero al mismo tiempo es la más importante de todas. Creo que una de las claves para salvar a la filosofía es hacerla práctica: que sirva para algo. Y mi proyecto Filosofía en la calle tiene ese objetivo, en realidad es un humanismo y una vía hacia la filosofía práctica e intervencionista. 

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress