Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 18/02/2018
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Eloy Rubio
30/12/2017

El almuecín de los cuentos de la Plaza Mayor

Guardar en Mis Noticias.

 

[Img #34062]

 

 

El sábado, la Plaza Mayor, mediodía justo, estaba ocupada por cuatro grandes jaimas. El paseante desinformado pensaría que se trataba de un happening de una ONG tratando de concienciar a los viandantes sobre la situación de los refugiados sirios, o los saharauis, tanto tiempo olvidados; pero enseguida se desengañaría al ver el bullicio de niños y ocupando el centro un gran artilugio metálico desde el que voceaba un ‘almuecín’ o un ‘deus ex machina’, tilinteando una campanilla. Daba instrucciones acerca de cuándo tendrían que salir los niños del interior de las jaimas, de adentro de su imaginación al medio de la plaza, y cuando deberían de entrar a otra Tienda de su elección. Si el paseante preguntara sobre lo que sucedía allí, le habrían dicho que eran sesiones de ‘kamishibai’. ¿Kamishibai?. ‘Kamishibai’ quiere decir en japonés teatro de papel y es una forma de contar cuentos mediante unas láminas que por la parte visible tienen dibujada una cara y por la parte de atrás, invisible a los niños, un texto que lee el narrador.


La lectura del kamishibai se realiza colocando las láminas en orden sobre un soporte, teatrillo de tres puertas que se llama 'butai', de cara al auditorio, y deslizando las láminas una tras otra mientras se lee el texto.

 

 

[Img #34064]

 

 


El campanilleo del estilita en medio de la plaza tiene también su sentido, pues en su origen los titiriteros del kamishibai entraban en las plazas en bicicleta y convocaban a los niños a toque de carraca. A toque de cascabeles y de campanas convocan a los niños a la Plaza Mayor de Astorga, una forma más apropiada a la época navideña en la que estamos.


El kamishibai fascina a la audiencia. Une la magia de las palabras con el encanto de las imágenes captando la atención de todos, especialmente de los más pequeños. El componente teatral del kamishibai transciende a la simple lectura, ayuda a conseguir un efecto mágico y de concentración en torno al cuento mucho más fácilmente que con otras técnicas.

 

 

[Img #34065]

[Img #34063]

 

El grupo 'a_ras_de_suelo' viene demostrando su curiosidad por cuantas técnicas nuevas y tradicionales encuentran en su camino, siendo verdaderos magos en la interpretación del cuento. En esta ocasión nos animaron a seguir las aventuras de Galto Kamishibalya en un paseo de personajes por todos los rincones del mundo.

 

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress