Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 18/07/2018
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Grupo Municipal Socialista
5/01/2018

El PP ha hecho el ridículo con los presupuestos de 2018

Guardar en Mis Noticias.

[Img #34129]

 

 

El Partido Popular ha hecho el ridículo con los presupuestos de 2018, unos presupuestos-chapuza que castigan al ciudadano y parecen haber sido elaborados por algún enemigo. Por eso, en el Pleno Municipal extraordinario de esta semana, el Grupo Socialista de Astorga los ha vuelto a rechazar.

 

Vamos a recordar para conocimiento general la historia de su incompetente tramitación.

 

El pasado 31 de octubre el PP-PAL llevó al Pleno una serie de puntos entre los que se encontraban la aprobación del Presupuesto y la subida del IBI. Un Presupuesto de 8.945.000 euros, en el que el tipo de gravamen del IBI para el ejercicio de 2018, se subió del 0.68% actual al 0,72% para los bienes inmuebles de naturaleza urbana, en un 0,74 por ciento para los de naturaleza rústica y en un 1,30 por ciento para los de características especiales. El incremento del IBI suponía una entrada de 173.000 euros

 

Ante esta impopular, y escandalosa subida, que además era contraria al propio programa electoral del PP, el concejal de Hacienda declaraba lo siguiente:

 

“Esta subida es necesaria para mejorar los servicios que el Ayuntamiento ofrece a los ciudadanos”. "Nunca pensamos que tendríamos que subirlo", indicó Guzmán, si no fuera porque se prevé un aumento del gasto, ya que está prevista la adjudicación del contrato de recogida de basura y limpieza viaria en 1.240.040, 500.000 euros más del desembolso de 2017, y además se deberá afrontar el mantenimiento del Teatro Gullón cifrado en más de 200.000 euros y el incremento de la plantilla municipal con la aplicación de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT).

 

Las declaraciones ocurrieron el día 24 de de octubre, días antes de reunirse con la Cámara de Comercio para explicar a los empresarios de la ciudad la necesidad de subir este impuesto. El alcalde Arsenio García y el teniente de alcalde Pablo González refrendaron con su presencia y sus palabras lo argumentado por el concejal, ante el rechazo general del empresariado.

 

Pocos días después, el 12 de diciembre, ese mismo concejal declaraba que no se subiría el IBI. “En noviembre decidimos que al no entrar en vigor el nuevo sistema de recogida de basuras hasta mediados del próximo año, había que publicar la ordenanza en el Boletín Oficial de la Provincia de tal manera que no entrara en el plazo, pero que sí siguiera adelante para el 2019”. Esta situación y estas declaraciones ofenden a la inteligencia y dejan en muy mal lugar al equipo de Gobierno responsable.

 

Vayamos por partes:

 

Elaborar el Presupuesto es la realización mas importante que se lleva a cabo en un Ayuntamiento. Porque el destino de las partidas pone claramente de manifiesto la voluntad política del gobierno municipal. En el presupuesto se refleja si van a realizarse  inversiones, si las partidas de servicios sociales aumentan,  si existe o nó, equilibrio entre lo que se piensa ingresar y lo que se prevé de gastos,

 

Y en la elaboración de este presupuesto se ha puesto de manifiesto el desconocimiento de los gastos previstos, la descoordinación entre las diferentes concejalías, la falta de impulso inversor y la dejadez en materia de Servicios Sociales.

 

Veamos el desarrollo de los acontecimientos:

 

1.-. El día 31 de octubre se convocó un Pleno urgente para la aprobación de un presupuesto de casi 9 millones de euros que contemplaba unos gastos importantes para  la puesta en marcha del Teatro Gullón y el Servicio de Limpieza Viaria y Recogida de Residuos.

 

2.-Para recaudar esos fondos el equipo de gobierno decidió subir el IBI.

 

3.-El servicio de LIMPIEZA VIARIA Y RECOGIDA DE RESIDUOS lleva tramitándose más de 2 años y según los responsables estaba prácticamente ultimado en el mes de septiembre de 2017, pero no es cierto. Contando los plazos administrativos legales incluido el de enviarlo a Europa (más de 6 meses), y sin consensuar todavía el modelo de gestión con las Juntas Vecinales, no hay tiempo para poner en marcha el servicio en 2018.

 

Lo mismo ocurre con el Teatro Gullón del que aún no sabemos el modelo de gestión. Y cuyos trámites burocráticos sea uno u otro el modelo elegido, impedirán también que comience a funcionar en 2018.

 

Luego el Presupuesto no estaba bien hecho. Estos gastos no debieron contemplarse porque no se podían realizar. Era imposible que no supiera el PP-PAL que ese Pliego no iba a poder resolverse en 2018. El propio concejal había declarado: “que Castrillo de los Polvazares no ha cedido, por el momento, la competencia de la limpieza viaria al Ayuntamiento de Astorga".

 

Es inadmisible que la concejala responsable no haya aclarado aún la fórmula de gestión del Teatro Gullón. Todo parece una tomadura de pelo a los ciudadanos.

 

Si la subida era innecesaria entonces ¿por qué la proponen? ¿Y cómo es que después dejan pasar los plazos para, con  una artimaña legal, no realizarla?

 

La ciudadanía no puede entender estas cosas O miente el concejal de Hacienda y se le pasaron los plazos entretenido en otros menesteres o bien la presión ciudadana le ha obligado a dar marcha atrás y no ha tenido el coraje de reconocer su error.

 

Sea como sea, con estas actuaciones y declaraciones contradictorias ha demostrado falta de competencia y mala gestión, una mala gestión que pone de manifiesto que no conoce el capítulo de gastos y desconoce cuáles son los compromisos económicos a los que tiene que hacer frente como responsable de las finanzas del Ayuntamiento de Astorga. Y cabe pensar también en una mala coordinación de los concejales que forman parte del Equipo de Gobierno.

 

Y quedan en mal lugar al alcalde que le apoyó y al teniente de alcalde que veía imprescindible para el desarrollo de la ciudad esta subida del IBI, tal como explicaron ambos a los empresarios.

 

El Partido Socialista que llevaba en su proyecto de gobierno para esta legislatura municipal la bajada del IBI, se alegra de que hayan fallado las previsiones de los grupos de la derecha local y no hayan podido subir este impuesto. ¡Bastantes tarifazos han dado ya! Y esperemos que la aspiración de subir el IBI en 2019 también falle. ¿Serán capaces de aumentar el IBI en 2019 un año electoral?

 

Con la subida que no han podido implementar querían cargar sobre los hombros de los ciudadanos el peso de sus sueldos que precisamente son 174.000 euros más que en las Legislaturas anteriores. Pero se les han pasado los plazos y no han podido subir el impuesto… En un organismo normal de un país normal, el responsable de tal desaguisado hubiera dimitido.

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress