Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 15/07/2018
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Mercedes G. Rojo
9/01/2018

Virgina del Arco: Pintura y Naturaleza desde el instinto femenino

Guardar en Mis Noticias.

[Img #34219]

 

 

 

Virginia del Arco Giménez  (Barcelona, 1961) es una artista pictórica  que  lleva instalada en algún punto de los Montes de León desde 2010, tierra a la que llega buscando el contacto entre la soledad y su parte creativa, con intención de desarrollar ésta en un clima tranquilo, alejado de la sociedad, tras un primer acercamiento en el año 2006, cuando anduvo el Camino de Santiago. Después de esta aventura regresó a estas tierras en alguna ocasión más y “en el 2009 vine a pasar una estancia más larga con mi caballete para sentir mi inspiración creativa en estas bellas tierras que ya me habían cautivado con agradable y profunda sensación”. Tras esta experiencia finalmente se decidió a retornar sin límite de tiempo para su estancia y así comenzó un nuevo proyecto de vida en algún lugar de estos montes presididos por el monte Teleno, en abril del 2010. Desde entonces lleva siete años y medio en la zona disfrutando, como ella dice,  “de su belleza singular, la amabilidad del espacio, con la calidad casi virgen de su  tierra”.

 

Virginia se define a sí misma como una “buscadora de la belleza, la verdad, la paz y la fe” y en su relación con el arte reconoce que éste “abarca un gran terreno en mi vida. Mi proximidad más cercana es la pintura en sus diferentes facetas o técnicas con la que intento transmitir sensaciones inspiradas en una visión o una emoción”. Practicando fundamentalmente la técnica del óleo, muestra claramente su preferencia por el ‘paisaje al natural’, aunque reconoce trabajar otros temas en el estudio, como aquella primera exposición suya que pudimos disfrutar en 2013, en el marco incomparable de la Capilla de San Esteban, bajo el título Zapatos y Personalidad, una muestra pictórica muy sugerente en la que cada obra trataba de identificar la personalidad del individuo a través de las características mostradas por el dibujo de cada calzado representado. O como el trabajo realizado en torno a composiciones de la naturaleza en la que interviene sobre materiales diversos como la piedra, la madera, los mosaicos…,  para hacerlos interactuar con las plantas y el entorno, un trabajo que le hace disfrutar siempre. Así, siguiendo esta línea, llegaríamos al trabajo que está realizando actualmente, a su proyecto, pudiéramos decir, más personal, una “obra realizada en técnica mixta y collage, aportando sentido a diferentes y singulares materiales, básicamente inspirada en la Naturaleza y desarrollada desde el instinto femenino”.

 

 

[Img #34218]

 

 

Del arte dice también Virginia que “se lleva dentro pero sin duda el entorno ayuda a su desarrollo, al igual que las posibilidades que la vida te ofrece, siempre y cuando se le añada también la valentía y la voluntad de buscar y aprovechar esas oportunidades para ejercerlo”, como está tratando de hacer ella en esta etapa de su vida que le ha unido a estas tierras, a sus gentes y sobre todo a sus paisajes. Y de su relación con Astorga señala la sensación de ciudad acogedora que la recibió desde el principio, con ese aroma de tranquilidad que destilan las pequeñas poblaciones, tan diferentes de las grandes urbes como la de la que ella procede, y reconoce haberse sentido atraída desde que pasó por ella haciendo el Camino de Santiago y “disfrutando de su riqueza artística en mis paseos por la Catedral, la muralla, el Palacio de Gaudí…”. Los paisajes siempre, más agrestes, más urbanos, más naturales o más artísticos, pero paisajes en los que se refleja el alma de quien los pasea para dejarse embriagar por ellos, para despertar el genio creativo que cada cual lleva dentro.

 

Y precisamente porque este actual proyecto vital está basado en la soledad, en el encuentro de su propio yo, de su capacidad creativa con aquello que la rodea, reconoce que su asentamiento en esta zona responde a un proyecto de gran trabajo y esfuerzo, que ha confluido en el hecho de que le ha llevado mucho tiempo darse a conocer. Aún así se siente agradecida con Astorga por la posibilidad de mostrarse por primera vez con la exposición del 2013 sobre los zapatos, una temática muy ligada al hecho mismo del Camino que la trajo hacia estas tierras, y con Castrillo de los Polvazares donde también ha participado en un par de exposiciones colectivas. Luego vendrían otras presencias puntuales como la experiencia de este verano en Santa Colomba de Somoza. Y aunque cree firmemente que todo artista tiene que buscar sus propias posibilidades, tanto aquí como en otros lugares, también considera que el factor suerte o la causalidad puede ayudar a que éstos puedan dar un saltito hacia adelante.

 

Refiriéndose a ella misma nos dice:“para mí personalmente, pintar y crear es un ‘cantar’, exponer y dar a conocer mi obra es ‘otro’, la búsqueda de contactos me resulta una parte dificultosa  (por eso los mecenas)”. Tal vez por ello perciba que en un lugar como Astorga podría potenciarse más de lo que actualmente se hace la presencia del arte en sus diferentes facetas: el teatro, las reuniones de lectura, más exposiciones, “más glamour artístico. Que se respire más Arte. Contagiar a la población de sensibilidad artística para que disfrute del mismo, que luzcan carteles en las calles anunciando propuestas artísticas de variedad cultural. ¡Es bonito¡” En este sentido considera que una ciudad que respira Arte se vuelve una ciudad significativa, para el entorno, para sus habitantes, para quienes se acercan a ella; hace que ofrezca una visión de sensibilidad, “le da un aspecto glorioso” que le ayuda a potenciar su nivel cultural. Y si en ese respirar ‘arte’ se incluye a las mujeres artistas, mucho mejor, como lo que se está haciendo con este trabajo – nos dice – dando a conocer a mujeres artistas de la zona, “me parece fantástico y personalmente muy gratificante”.

 

 

[Img #34221]

[Img #34220]

 

 

Ya para finalizar incidimos de nuevo en sus proyectos artísticos, los presentes y los futuros. “Mis proyectos artísticos están completamente vinculados a la Naturaleza, trabajando el paisaje del natural, disfrutando de la belleza del propio arte que ella nos brinda, uno de los motivos de instalarme en esta parte de la montaña leonesa. Toda la  información  que me llega y recojo a través de la observación es fuente de inspiración para realizar, sobre todo en las épocas invernales refugiada de las frías temperaturas, la obra que actualmente está en mi proceso creativo, una interpretación de esa visión de la Naturaleza mediante técnica mixta y collage, con la cual siento un gran crecimiento a nivel de mi desarrollo artístico”, tanto que Virginia del Arco, muy exigente con ella misma y con su trabajo, ya se siente con ganas de exponer de nuevo su obra, la que recoge el paisaje propiamente dicho y la correspondiente a esta nueva faceta en la que se encuentra inmersa;  y de romper su aislamiento y su aprensión hacia el esfuerzo que conlleva esa parte orientada a la muestra pública de todo obra “he comenzado a poner fuerzas en buscar posibilidades para llevarla a ‘escena’.”

 

Virginia del Arco, afincada en nuestras tierras desde hace casi ocho años, es una artista plástica que tiene mucho que mostrarnos. Su primera exposición en Astorga fue todo un hito, una apuesta rompedora que nos mostró cómo hasta el aparentemente más insignificante objeto puede convertirse en un motivo artístico sobre el que hacer girar no una pieza sino varias para trasladarnos de la representación del propio objeto a todo un concepto sobre el que reflexionar. Habiendo sido parte activa del hecho de que dicha muestra se hiciera realidad en nuestra ciudad estoy ahora deseando conocer los resultados de esta nueva etapa creadora de esta pintora que, estoy segura, no ha de dejarnos indiferente. Ojalá se haga pronto realidad y el nuevo año nos permita disfrutar una vez más de su arte. 

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress