Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 17/08/2018
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tomás Valle Villalibre
12/01/2018

¿A qué le llaman Cabalgata?

Guardar en Mis Noticias.

[Img #34264]

 

                                 
                                                                     
La llegada de los Reyes Magos es quizá el día más importante del año para los más pequeños, esperan con ilusión durante todo el año para verlos llegar en sus carrozas, cargados de regalos y arrojando caramelos, como preámbulo de una noche llena de ilusión.

 

En nuestra ciudad, como en el resto de la provincia, la tarde se presentó gélida, lo que no impidió que la mayoría de niños y mayores salieran  a las calles por donde iba a pasar la comitiva real, esperando con ilusión y desafiando el frío, la llegada de sus majestades. Hubiera merecido la pena un poco más  empeño desde el Ayuntamiento, por mantener una de las pocas ilusiones que quedan en esta ciudad y que no hubiera requerido demasiado esfuerzo, tratándose sobre todo de la de los niños. Un esfuerzo imaginativo sobre todo, que parecen no tener desde la concejalía encargada de organizar el desfile.

 

La Cabalgata de Reyes hace muchos años que ha sido simplemente un trámite que se hace con el menor interés y que ha venido poniendo en juego año tras año la ilusión de cientos de niños. La de este año puso de manifiesto cómo se puede tomar el pelo a toda una ciudad convirtiendo un desfile que se supone lleno de magia, en un desfile sin corazón, apático, sin magia, sin espíritu navideño. Un desfile frío.

 

Como se puede sacar a la calle una cabalgata con semejante elenco: la banda municipal tocando villancicos (muy bien por ellos), tres carrocitas con los Reyes Magos, la ambulancia de la Cruz Roja y el vehículo de Protección Civil. Cuesta mucho creérselo pero eso fue todo. 

 

No es de extrañar que en las redes sociales esa misma noche aparecieran mensajes del tipo: “Uff de pena”, “este año ha sido muy mala, los Reyes además pasaban muy rápido…no había espectáculo”, “es triste, pobres niños, una mierda de espectáculo”,  “de pena y además mi hijo pequeño con toda la ilusión de verlos y de pronto soltó un ohhhh pero si es Pedrín”, “ yo para el año que viene me voy a San Justo  dicen que está muy bien”, etc, etc.

 

A mi lado había una señora con sus nietos, indignada por haber pasado el frío que habían pasado para ver tan ridículo acto. Un grupo de padres con sus hijos de la mano, no podían reprimir su enfado y planteaban algo totalmente razonable ya que según uno de ellos en nuestra ciudad hay un abultado número de asociaciones algunas de las cuales tienen sus sedes en locales municipales donde la luz, agua etc corren por cuenta de las arcas públicas, algo que tendrían que compensar en actos como éste en el que desde el Ayuntamiento se les debería exigir su participación. Hablaban de peñas futbolísticas, de asociaciones de todo tipo, del Atlético Astorga, de las bandas de los barrios, incluso de la Cámara de Comercio, que según ellos podían poner su granito de arena. Yo creo estar de acuerdo con ellos, en otros lugares lo hacen. Puede que no lo hagan porque al concejal de turno no se le ha ocurrido.

 

Desde el Ayuntamiento se debe hacer un acto de reflexión y crítica, las caritas de los niños no deben volver a quedarse tristes después de ver su principal desfile anual, en un mamarrachada difícil de digerir. Por intentarlo no se pierde nada, a lo mejor solo hay que volverse niño para saber lo que hay que hacer.

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress