Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 20/07/2018
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
22/01/2018

La Plataforma Gestión Residuos denuncia nuevos vertidos procedentes del CTR de San Román

Guardar en Mis Noticias.

El Centro de Tratamiento de Residuos (CTR) de San Román de la Vega continúa vertiendo líquidos contaminantes. El último ha sido detectado, una vez más, por la Plataforma Gestión Residuos el viernes 19 de enero. El escenario vuelve a ser el mismo: el aliviadero que sale del basurero y cuyos líquidos "pestilentes" se depositan en un canal de tierra que los conduce hacia los valles de la Calzada y de Portugal.

[Img #34399]

 

 

Según han confirmado a la Plataforma fuentes internas del CTR, es probable que este tipo de vertido "maloliente y aceitoso" se esté produciendo prácticamente todos los viernes cuando limpian la maquinaria. El líquido que sale "probablemente proceda de los posos" y de los "desagües de las fosas de la prensa que cuando la limpian no va directamente a la depuradora", han indicado desde el colectivo ciudadano que vigila las consecuencias que el CTR tiene en la naturaleza y en los pueblos cercanos. 

 

El vertido fue detectado por miembros de la Plataforma Gestión Residuos el pasado viernes sobre las 17 horas, "observamos un líquido de colorines con un olor nauseabundo y que parecía aceite. Creemos que lo acababan de echar porque todavía estaba saliendo y se extendía en 200 o 300 metros".

 

 

[Img #34400]

[Img #34401]

 

 

El colectivo ecologista no habla en esta ocasión de probables lixiviados como sí lo hizo la Junta Vecinal de Estébanez en la denuncia ante el Seprona presentada en enero de 2016, después de los numerosos vertidos sin control que el CTR realizó desde la Navidad de 2015 y que desembocaban en una chopera de Santibáñez situada a un kilómetro y medio del límite del CTR, muy cerca de los manantiales que surten de agua a Estébanez, Santibáñez y Hospital de Órbigo.

 

Aquellos vertidos se efectuaban de noche o de madrugada de aquel invierno que fue especialmente lluvioso. Los líquidos que salían por el aliviadero del CTR eran generados por la descomposición de la basura y contaminantes, de color negro y de olor muy penetrante, que arrastraban todo tipo de sustancias nocivas, pudiendo contener hasta 200 compuestos diferentes, algunos de ellos tóxicos y cancerígenos.

 

Ante el vertido del pasado viernes desde la plataforma indican que "ya es hora de que dejemos de mirar para otro lado, y exigir a las instituciones que dejen de ningunearnos, y no permitir que destruyan nuestra tierra y nuestro futuro".

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress