Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 25/04/2018
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Antonio García Osorio. Ingeniero Industrial
30/01/2018

Carta abierta a la ciudad de Astorga

Guardar en Mis Noticias.

[Img #34560]

 

 

“En los últimos 30 años ningún alcalde de esta ciudad ha tenido vocación real por la industria y el progreso de Astorga, en el PAL sí la tenemos y sabemos cómo hacerla efectiva”. “Daremos los pasos legales necesarios para transformar nuestro pobre polígono industrial en un Parque Empresarial, lleno de vida y trabajo”. Con estas propuestas el PAL abordaba el proceso electoral de 2015 para las municipales de Astorga.

 

En aquel año yo era simplemente un estudiante de ingeniería industrial que, un año después, realizaría sus prácticas extracurriculares durante un periodo de tres meses en este Ayuntamiento de mi localidad natal. Una vez finalizado este proceso y observando las carencias existentes en el ámbito de la información sobre la industria en Astorga, decidí realizar un estudio que pudiese recopilar información en diferentes ámbitos (demografía, situación social, calidad de vida, evolución de los sectores económicos e industriales en la ciudad de Astorga) que pudiese ayudar a analizar el pasado, presente y futuro de la industria astorgana y su efecto en la sociedad.

 

Los primeros pasos, como en cualquier materia, fueron difíciles, solicitando información y reuniéndome con diferentes entidades, buscando datos, informes, estudios. Todas las entidades me mostraban su interés y alabaron el trabajo que pretendía llevar a cabo, no encontrando ningún impedimento por su parte.

 

Tras un año de duro trabajo y tiempo invertido he concluido este proyecto, 'La industria en Astorga: un análisis multidimensional'.

 

El siguiente paso, como era lógico, una vez registrado este estudio, era mostrárselo tanto al Ayuntamiento de Astorga como a la Cámara de Comercio e Industria de la ciudad.

 

Mi primera reunión se produjo en septiembre, con el concejal de Comercio e Industria. El motivo de esta era mostrarle el trabajo realizado, hacerle una presentación y explicarle minuciosamente todos los aspectos de este, ofreciéndole que su concejalía fuese partícipe en su publicación. Durante la entrevista me encontré diferentes muestras sobre los méritos que el concejal había realizado hasta el momento en su actividad y además de indicar que mi estudio estaba muy bien realizado, lo que hacía era confirmar su opinión sobre esta problemática.

 

La siguiente reunión fue, semanas más tarde, con el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Astorga dedicándola única y exclusivamente a la explicación del estudio y a la muestra de datos que recogía este. Al finalizar esta, el representante de dicha entidad me solicitó presentarle unos presupuestos detallados sobre el coste que conllevaría la impresión y publicación del estudio, y una vez concretados tendría una reunión con el concejal para conseguir una subvención por parte de la concejalía implicada para la publicación del trabajo.

 

Dos semanas después le hice llegar estos presupuestos, tras lo que me indicó que a finales del mes de septiembre pasado me daría una respuesta. Esta se hizo esperar, por diferentes motivos, alargándose el plazo por las agendas tan apretadas que tenían.

 

En el transcurso de esta espera, el Boletín Oficial de la Provincia de León publicado el viernes 15 de diciembre de 2017 (Número 237 – Página 6), recogía la realización de una transferencia de créditos entre partidas de distinto grupo de función de un total de 52.000 €, disminuyendo este de la partida de 'Urbanismo: planeamiento, gestión, ejecución y disciplina urbanística. Estudios y trabajos técnicos (15101-22706)' a 'Juventud, ocio y tiempo libre (33403-22699, 33403-48301)', 'Comercio. Ferias y actividades del motor (43111-22602, 43111-22699, 43111-22799, 43111-23000)' y 'Comercio. Promoción comercial y emprendimiento (43140-22699, 43140-22799, 43140-23000)'. En los dos últimos grupos se destinaron 14.000 € a 'Estudios y trabajos técnicos', yendo 7.500 € para el primer grupo (43111-22799) y 6.500 € para el segundo (43140-22799).

 

Tuve que esperar a la primera semana de 2018 para saber, a través del presidente de la Cámara de Comercio, que el concejal de Comercio e Industria le había indicado que mi estudio no formaba parte de los presupuestos, a lo cual adjuntó que “el partido en el poder no se lo había permitido”, pero que intentaría buscar algún resquicio para poder financiar este estudio y que a finales del mes de enero tendría una respuesta.

 

Dos semanas después, según diferentes medios de comunicación, se mostraba cómo el citado concejal había estado en Barcelona donde “se reunió recientemente con el que por el momento es el único candidato a presidir la Cámara de Comercio de Barcelona, Ramón Masiá, con el objetivo de captar alguna empresa de logística que necesite extenderse hacia el noroeste español y ubique su centro de operaciones en Astorga”, a lo que se adjuntaba que tenía el consentimiento del presidente de la Cámara de Comercio de Astorga. Tras esto, realicé una llamada al aludido para solicitarle alguna información sobre lo ocurrido y me citó una semana después para darme una resolución definitiva sobre la publicación del estudio.

 

Pasado el tiempo, el 27 de enero de 2018 se me comunica que en la última reunión entre presidente de la Cámara de Comercio de Astorga y el concejal de Comercio e Industria, el concejal rechazó la propuesta de publicación del estudio, puesto que “no se podía introducir en los presupuestos y que la nueva interventora del Ayuntamiento solicita muchas justificaciones y es muy estricta, no permitiendo la inclusión del estudio en ninguna partida”.

 

Ante esta situación, me parece que la “vocación real por la industria” en Astorga no es tanta, dejando bastante que desear, ya que según los últimos datos del INE, la población sigue cayendo (exactamente 111 personas en el último año) y que se están realizando y mostrando informaciones sobre industria más de cara a la galería que a la propia realidad.

 

Si un ciudadano, de forma altruista, propone la cesión de un estudio que sirva como herramienta para fundamentar y buscar la implantación de industrias en Astorga y por parte de la concejalía correspondiente no hay una respuesta positiva, ¿se tiene dicha vocación y se sabe cómo hacer efectiva?

 

Parece ser que importan más los ruidos y competiciones de automoción que el futuro a corto, medio y largo plazo de Astorga y que este futuro pasa única y exclusivamente por sobrevivir gracias a los sectores económicos sostenidos por el turismo, el comercio y la industria actual, que, si son fundamentales, no son suficiente garantía para un futuro optimista.

 

Termino con unas citas que creo que vienen al caso: “El mando ha de tener como cualidades: sabiduría, sinceridad, benevolencia, coraje y disciplina” y “¿Qué ejército administra recompensas y castigos de forma más justa?”.

 

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress