Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 15/07/2018
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Eloy Rubio Carro & Tomás Néstor Martínez
5/03/2018
ENTREVISTA / Huang Zheng, maga. Por Tomás Néstor

La magia cotidiana de Huang Zheng

Guardar en Mis Noticias.

La última plática de 'Conversaciones sin red' de la presente temporada, auspiciada por la Concejalía de Cultura de Villarejo de Órbigo y conducida, como siempre, por Tomás Néstor Martínez, desprendió magia. La maga Huang Zheng habló de intuiciones, premoniciones, sincronicidades y serendipias. La maga trajo de la nada una botella de cava y brindaron colectivamente por la felicidad del encuentro

 

¿Encontraría Tomás Néstor a la Maga? ¿Sería posible charlar con ella o escaparía del garlito a su conveniencia? ¿Acudiría Huang Zheng a la cita en persona o tan solo disfrutaríamos de un aura astral teletransportada?

 

Huang Zheng, es una maga oriental muy sugerente que tiene su residencia y familia en León, y ha sido la última invitada a ‘Conversaciones sin red’.

 

Ya André Bretón señalaba en su ‘Magia cotidiana’ las sincronías entre la magia y la escritura, una misma poesía en distintas expresiones. Tomás Néstor quería ir más lejos en el juego de las sincronías hasta incluir entre ellas la propia vida; una vida que se entiende casi imposible sin sintropías, coincidencias, revelaciones y clarividencias varias.

 

Y eso fue lo que nos vinieron a mostrar en la danza verbal que ejecutaron para el público asistente Tomás Nestor y Huang Zheng, que la magia no consiste solo en juego de niños, que cada adulto lleva un niño dormido que mejor sería que despertásemos y que la magia nos ayuda a estar abiertos a la maravilla que cada día pueda depararnos. 

 

 

[Img #35272]

 

 

Comenzó Tomás Néstor saludando a la entrevistada en su idioma, en chino mandarín. ¿Qué tal estás y esas cosas?.. para pasar a presentarla al público que acudió el sábado a Veguellina:

 

"Huang Zheng Está con nosotros es una maga de categoría internacional que ha recorrido  todos los escenarios del mundo, de todos los continentes, con numerosísimos premios, desde Shanghái y otros de Europa, España, Francia, Estados Unidos, Sudamérica".

 

Enseguida Tomás y como preámbulo instó a la maga a que nos sorprendiera con alguno de sus números.

 

Huang Zheng tras agradecer la invitación de Veguellina añadió que en un día tan feliz lo mejor sería compartir la botella de champán que había traído. Pero recordó la costumbre entre los magos de no beber mucho alcohol y menos antes de una actuación, así que esa botella por ahora lo mejor sería desaparecerla.

 

Nada por aquí, nada por allá, es decir tan solo aire y la palabra mágica en chino qué fue ‘Mani-Ho’ y la botella desaparece. Pero como era para brindar por la alaegría de estar en Veguellina con ese público tan amable y risueño, había que volverla a traer. Repitió la palabra mágica como un palíndromo y hale hop, la botella otra vez en la mano.

 

 

[Img #35275]

 

 

Una vez sentados comenzaron la plática:


 

Tomás Néstor: Huang Zheng no es maga, sino que es creadora de magia. Una magia en la que se combinan poesía lírica, danza, gestos, movimientos casi nunca hay palabras, pero sí ese lenguaje universal de la magia. Sus espectáculos sobrepasan lo que es la magia tradicional; pero yo me pregunto,¿cómo preparará cada espectáculo? Los secretos no, eh…

 

Huang Zhen: Yo nunca pienso que tengo que preparar un número de magia. Todo lo que hago es por placer, por puro sentimiento. En la vida yo siento mucho cada cosa; por ejemplo, una sonrisa vuestra (del público) me transmite alguna sensación que más tarde podría  convertirse en algo que por simpatía aparezca repetida  de otro modo.

 

Por ejemplo la idea de mi primer número titulado ‘Memory’ surge un día por la calle en otoño y con 17 años veía caer las hojas con toda la ilusión de descubrir un sentimiento de amor, pero como por aquella época yo era muy buena chica no se había enamorado nadie de mí, por eso yo volaba mi imaginación. Al ver una hoja que caía junto a mí, imaginé que era motivo para pedir que aquel amor que yo quería se hiciese real. Y esa fantasía juvenil es el motivo para que surgiera la magia de mi primer número.

 

 

¿Desde pequeña ya querías ser maga? ¿Naciste en Shanghai?

 

Yo nací en Guillin, en el sur de China, una ciudad muy pequeña pero muy bonita y turística. Con tan solo cuatro años mi padre me lleva a un colegio de gimnasia deportiva, y luego tras cuatro años me seleccionan como acróbata. Estuve cinco años estudiando este arte,  lo que pasa es que no me gustaba nada

 

 

 ¿Y entonces ya vino la magia o cómo fue?

 

No, cuando tenía 17 años organizaron un festival internacional de circo en Guillin y el grupo de acróbatas al que pertenecía me envía como ayudante de magos. Era para una joven, como yo, un mundo muy divertido, pues los magos no dejan de hacer juegos en su cotidianeidad, mientras comen, mientras se visten, si cocinan unas coliflores. Fue allí, en ese mundo tan divertido, donde ya me propongo ser maga internacional, para viajar por todo el mundo.

 


¿Tú crees que serían posibles el mundo y la vida sin magos y sin  magas? ¿Se puede vivir sin magia?

 

No, para nosotros es bueno creer en la magia y sentir el milagro. Yo creo en mis poderes mágicos como es el poder de transmitir la felicidad a los demás, y esto, que es lo que la gente busca, la felicidad, yo puedo proporcionarla. Entonces poseo el poder más valioso, por ello soy maga.


 

¿Cómo fue tu primera actuación delante del público?

 

No recuerdo la primera vez pues en el gimnasio nos instaban a actuar en público y yo era muy pequeña. Pero recuerdo una anécdota de la primera vez que yo subí a un escenario a hacer magia. Se trataba de un concurso en el que yo estrenaba número, estaba muy nerviosa y el foco me deslumbraba los ojos y me impedía ver al público, y en uno de los giros impetuosos de mi coreografía me quedé de espaldas a la gente y seguí actuando durante un rato de esta manera. Sacaba palomas, volaban pajaritas y como no percibía ninguna reacción al espectáculo, mire y vi a los músicos y dije "¡oh Dios no puede ser que el público esté tan entusiasmado!". Entonces me di cuenta y me di la vuelta.

 

 

[Img #35274]

 


 

Te propongo una idea que si fuera buena la podríamos patentar y llevarla a cabo. En casi todos los pueblos hay bares y cafeterías, médicos, maestros, etcétera. ¿Qué te parece si además de cafeterías hubiera una ‘magiería’, un lugar donde se vendiera magia. Llega alguien y dice ponme una tapa de magia o el menú del día de magia? ¿Qué opinas?

 

Pues me parecería estupendo. Lo bueno sería empezar por Veguellina, ya de probar.


 

¿Evitaríamos ir a la Seguridad Social? ¿Evitaríamos dolores?  De todos modos tú tienes escuela de magia en León ¿no?: ‘Abracadabra’.

 

Eso fue hace cuatro años. Abrí una academia de magia, pero en León no tenemos tan buen público como en Veguellina que reclame el menú del día mágico. Es León una ciudad demasiado pequeña para esto y no llegó a funcionar.

 

 

Pero, León vive la magia… Entonces sí uno quisiera ser mago, podría pasar por una academia para aprender los trucos. Porque hay trucos ¿no?

 

En este momento, tenemos muchos planes y aunque no tengamos una academia de magia, realizamos talleres para la gente que tuviera interés. Allí se aprenden juegos, a disfrutar de la magia, a discutir y proponer nuevos trucos.

 

 

Y entonces también se compran materiales que ayudan a hacer magia, ¿la magia es real o es mentira?

 

La magia es real, no es solamente el truco que puede sorprender, es aquello que puede aportar el mago para sorprender al público, por eso para mí la magia es real.

 

 

[Img #35276]

 

 

Entonces, ¿quién no cree en la magia nunca la va a encontrar?  o lo que es lo mismo, si se busca se encuentra. ¿Entre todos esos países del mundo por los que has andado has visto alguno que por cultura o mentalidad no haya calado en tu espectáculo, o la magia es tan universal que da lo mismo donde sea?

 

A mí me encanta el público de España, que es muy expresivo, que se ríe con facilidad cuando las cosas le hacen gracia, sin encubrir sus emociones. El público más difícil es el de mi país, China. La gente es muy vergonzosa y querrían aparentar que no han sido sorprendidos, que no pueden ser engañados. Son incapaces de cambiar de registro. Con la magia hay que olvidarse del truco, hay que vivirla en otro registro.

 


 O sea, que intentan racionalizar la magia, y entonces esta deja de serlo...

 

¿Cómo fue tu salida de China?

 

El hecho de estar aquí es porque encontré el amor de mi vida. En España, en León. Nos conocimos en Bangladesh, en un festival de magia. Allí por cuestiones de seguridad para cada cosa que hacíamos teníamos que salir todos los artistas juntos, en manada; por lo que nos íbamos conociendo entre nosotros. Cada vez que salíamos del hotel teníamos que pasar por un detector de metales, y cada vez que yo pasaba Juan simulaba ese pitido que me dejaba en evidencia y me hacia sonrojarme.

 


¿Y luego de Bangladesh ya no regresaste a China?

 

Bueno, las cosas del amor en China van muy lentas. Primero nos enamoramos, luego hablamos mucho, nos contamos cosas. En nuestro caso teníamos muchas cosas en común para hablar, sobre la creación, la magia, los sentimientos que iban surgiendo. En estas estábamos cuando me cuenta que él podría presentar mi número en España, en un congreso nacional, y como a mí me apetecía seguir viéndolo y además me atraía la idea de mostrar mi número en España y en un congreso, donde por cierto gané el primer premio de magia y manipulación…

 

 

[Img #35273]

 

 

En vuestra casa manda la magia. Tú maga, Juan mago y el niño ya casi, casi…  ¿O todavía no hace el niño ningún truco?

 

Bueno, alguno hace, solo tiene tres años pero le gusta hacer imitaciones…


 

Seguro que no os aburrís. Y si hubiera un mal momento echáis mano de un truco y arreglado.

 

La vida de mago no es tan divertida como tú crees, cuando se presenta un problema tampoco se puede solucionar solo con magia. Juan hace investigación, inventa cosas de magia, efectos especiales, con lo cual la casa puede ir variando, pueden aparecer artilugios, pueden cambiar zonas de pintura, marcas diversas.

 

 

¿Los vecinos estarán encantados con vosotros?

 

Yo a veces le digo que utilice la magia para que esos chafarrinones desaparezcan. Y algunas veces lo hacen.

 

 

[Img #35277]

 

 

Recuerdo una frase que dijo Juan: “La magia es la ventana a lo imposible”.  Entonces, lo tenéis todo solucionado. Ni discusión con los vecinos, ni nada de nada. Y con Hacienda supongo que si hubiera un problema con hacerlo desaparecer…

 

Bueno, intentamos  hacer magia. Siempre hay que creer en la magia y pensar positivamente entonces todo es posible…

 

 

Entonces si alguna vez organizáis algún taller de magia nos tendremos que apuntar obligatoriamente…¿Qué pasaría si todos aquellos que se sientan en la ONU fueran magos?  Si tú fueras la maga máxima universal, ¿qué problema solucionarías ahora mismo?

 

Yo pienso que la actitud mental puede influir en nuestro bienestar. Entonces la magia puede ayudar en muchas cosas..


 

¿Esa imaginación oriental de los cuentos de Las mil y una noches aparece en tus espectáculos? Tú como maga que procedes de una cultura milenaria pero de una exquisitez y sensibilidad enorme notarás el contraste cuando vienes a Europa que es como más racional….

 

A mí me gusta mi cultura, mi tierra y quiero comunicársela a más gente... Pero yo siempre estoy o en posición de aceptar a los demás, es un requisito de la comunicación. Si tú quieres decir algo que está en ti, tienes que estar abierto a esa otra diversidad con la que quieres establecer relaciones. Por eso yo puedo estar enamorada del flamenco... Mi última creación, que presenté al final del festival de magia de León, es una fusión del flamenco con la magia, en donde puedo expresar algo que en China no podría hacer, la fuerza de una mujer.

 

 

 

[Img #35278]

 


 

No sé si sabes que aquí en Veguellina vivió la primera mujer maga de España, su nombre artístico era Violeta, la Maga Violeta…

 

 ¡Ah,  lo mismo que yo...!  Violeta es mi nombre español. Cuando vine a España me puso ese nombre mi marido, porque mi nombre para los españoles es bastante difícil, y solían llamarme de cualquier manera. Entonces fue Violeta.

 


Era Manuela Rejas, y su nombre artístico era la Maga Violeta. Se ha realizado un corto cinematográfico sobre ella que se titulaba ‘La maga Violeta y el baúl americano’…Y era una mujer que cada día iba a un centro de mayores a hacer magia. Tenía el carnet número uno de mujeres magas. ¿Así que tú también eres ‘La maga Violeta’?

 

 Sí

 

 

¿Cuál es el objetivo que a ti te gustaría alcanzar?

 

Realmente yo ahora estoy satisfecha y eso no lo he pensado. Yo hago magia porque me gusta, no por obligación, y especialmente en el arte no debe de contaminarse con la realidad. No se puede forzar la inspiración, en mi caso primero tengo que sentir y luego puedo hacer algo. Adónde puedo llegar, no lo sé. En este momento estoy muy feliz con la vida que tengo.

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress