Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 17/07/2018
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
ileon.com
10/03/2018

La temporada de pesca se retrasa en la provincia hasta finales de marzo

Guardar en Mis Noticias.

Entre las novedades contempladas para la nueva temporada de pesca se encuentra la limitación del cupo en el caso de los barbos, bogas, bordallo, cacho y madrilla.

[Img #35367]

 

 

El comienzo de la temporada de pesca de la trucha se retrasa en León hasta el 31 de marzo por las condiciones biológicas y las temperaturas del agua.  La finalización de la campaña está fijada para el 31 de julio, según la orden que regula el desarrollo de la campaña de pesca en Castilla y León para este año.

 

Después de una época de sequía prolongada en la que hubo que declarar la veda por cuestiones biológicas, si continúa lloviendo y los ríos siguen recibiendo agua "de forma regular" hasta tener niveles "aceptables", se augura una buena temporada de pesca en Castilla y León. Sin embargo, y dadas las temperaturas, se prevé que las jornadas de pesca sean "menos entretenidas" al inicio, aunque todo dependerá de las condiciones climatológicas que se registren próximamente, lo que condicionará el nivel de actividad, algo que también será diferente en las distintas zonas y para ser en el sur "más favorable".

 

Entre las novedades contempladas para la nueva temporada de pesca se encuentra la limitación del cupo en el caso de los ciprínidos (barbos, bogas, bordallo, cacho y madrilla). Para no perjudicar a las poblaciones en su etapa prerreproductora, durante los meses de abril y mayo el cupo de pesca de estos ejemplares será cero, de manera que aquellos de estas especies que pudieran capturarse, tendrían que ser devueltos al agua de forma inmediata, procurando ocasionarles el mínimo daño en su manejo. El resto de meses será de seis ejemplares de cada especie por pescador y día.

 

En el caso exclusivo de la trucha, se establecerán tallas mínimas que, en las aguas de acceso libre no trucheras será de 21 centímetros, donde podrán pescarse dos ejemplares por pescador y día, tan solo durante el periodo hábil de la trucha, mientras que en las aguas de acceso libre sin muerte de ciprínidos, el cupo será cero. Fuera de este tiempo, los ejemplares de trucha común que pudieran capturarse se devolverán al agua de forma inmediata cualquiera que fuera su talla, tal y como recoge la disposición publicada en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl).

 

Desde la Federación de Pesca de Castilla y León se apunta a unas expectativas "buenas" para esta campaña si bien reconocen que "hay muchas cosas que mejorar". Aunque puede cambiar algún tramo de río, la normativa es "parecida" a la de años anteriores. Como suele ser habitual, la climatología afectará en los primeros días de la campaña y no se espera pescar demasiado por el nivel del agua, algo que se confía en que vaya mejorando con el tiempo, declaró a Ical el presidente de la federación, Carlos Campelo.

 

Y todo ello a pesar de las lluvias de los últimos días, en especial en provincias como Ávila o Salamanca donde, de no haber sido por estas precipitaciones, habría ríos que no tendrían agua. Este hecho no hizo temer por el arranque de la campaña a tiempo, pero sí porque pudiera cortarse y no llegase hasta el mes de julio. Esta situación va "de la mano" en todas las provincias, si bien en la de León se encuentran "un poco mejor". Además, el deshielo se prevé que deje agua suficiente para toda la temporada y para que los ríos puedan bajar "altos", aunque no tanto en el inicio del periodo de pesca como más adelante.

 

 

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress