Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 21/06/2018
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
astorgaredaccion.com / ileon.com
15/03/2018

La situación de embalses y ríos permite decir adiós a la sequía

Guardar en Mis Noticias.

La sucesión de borrascas y clima plenamente invernal, con enorme inestabilidad y grandes precipitaciones, han terminado esta semana por 'ahogar' definitivamente la sequía que nuestras comarcas han padecido desde al menos el último año y medio. Una sequía que ya es historia gracias a unas lluvias y nevadas que han sido de enormes proporciones, lo que se nota en los datos oficiales de aforo de los cuatro pantanos leoneses de referencia en la cuenca del Duero.

[Img #35453]

 

 

Para muestra un botón: el pantano de Villameca tiene ya más agua embalsada que el año pasado por estas fechas, 15,2 hectómetro cúbicos. Los ríos de nuestras comarcas también han experimentado una importante crecida, sobre en la noche del pasado viernes cuando las lluvias y el deshielo provocaron importantes aportes de agua a las principales cuencas del Duerna, el Tuerto o el Turienzo.

 

También las lluvias están favoreciendo el llenado del embalse de Barrios de Luna. Todos recuerdan que en noviembre Los Barrios de Luna fue el pantano con más sed de España, porcentualmente hablando, apenas un 4% de su capacidad total de 308 hectómetros. Tanto que se convirtió en un símbolo nacional, en pieza codiciana para los fotógrafos de toda España y como tal acabó por protagonizar una espectacular protesta de Greenpeace exigiendo una mejor gestión de los recursos hídricos. Este jueves cuenta con algo más de 193 hectómetros cúbicos en total.

 

La situación de los cuatro pantanos de la provincia ya ha superado con creces los niveles registrados a la misma altura del año pasado. No es para echar las campanas al vuelo porque todos ellos siguen bajo las cuantías de la media de los últimos diez años. Esto quiere decir que, a pesar del adiós oficial a la sequía que tantos titulares y angustias dio en el último año y medio en León, no tendremos por delante las mayores restricciones de regadío que las comarcas leonesas vinculadas a estas presas hayan vivido, pero aún podría haberlas, si no siguen llenándose los embalses en lo que queda de invierno y la primavera. 

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress