Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 20/08/2018
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Luis Miguel Suárez Martínez
18/03/2018

Qué haría yo sin mis tebeos

Guardar en Mis Noticias.

Luis Alberto de Cuenca, Qué haría yo sin mis tebeos. Una antología. Valladolid, Fundación Jorge Guillén,  2017, 84 pp.

 

 

 

[Img #35498]

 

 

 

Bien conocida es la pasión de Luis Alberto de Cuenca por los tebeos, de la que ha dado cuenta en numerosos artículos y reseñas, en los que ha defendido también su innegable lugar entre las grandes manifestaciones —el noveno arte— de la cultura.  Esa pasión se trasluce con frecuencia en su poesía, como no podía ser de otra manera, al ser su obra reflejo de su vida y de sus pasiones. Así lo advierte él mismo en la “Nota del autor” (p. 7) que figura al frente de la antología Qué haría yo sin mis tebeos (2017), publicada a comienzos de año por la Fundación Jorge Guillén, donde está depositado el archivo personal del poeta.

 

En ella Luis Alberto de Cuenca ha recopilado cuarenta y un poemas suyos —entre los que se incluyen siete inéditos— relacionados con el mundo del cómic. Todos van acompañados de un breve comentario del autor. Se recogen aquí, pues, casi cincuenta años de poesía, desde Elsinore (1972) hasta Bloc de otoño (2018), libro aún inédito pero ya anunciado para este mismo año. Solo queda fuera su primer poemario, Los retratos (1971), en el que apenas hay referencias a los tebeos y otras manifestaciones de la llamada cultura popular, tan presentes en todos sus títulos posteriores.

 

En su conjunto, los versos aquí recogidos reflejan la intensa pasión del poeta por la historieta gráfica. Así lo expresan algunas de sus composiciones más destacadas como “Tebeos” (p. 33), cuyo verso final da título a esta antología; o ese himno a los tebeos, en palabras del propio De Cuenca, que es “Vieja fotografía con tebeo”, donde se lee: “Nací con un tebeo delante de los ojos / (lo estaría leyendo, tal vez, la comadrona) / y seguiré leyéndolos hasta el último guiño / de luz, antes de hundirme en la definitiva / noche oscura del alma” (pp. 55-56). Muy elocuente resulta a la glosa a “Volveremos a vernos”: “Yo no quiero huríes en mi edén particular. Me basta con que haya allí muchos juguetes y las colecciones completas de mis tebeos favoritos” (p. 29). La misma idea se reitera en “Sueño del jardín sin retorno” (p. 71) y en su correspondiente apostilla: “Por bueno y piadoso que haya sido uno en su vida terrena, no valdría la pena residir ad aeternum en un paraíso sin cromos ni tebeos”. Muy significativo igualmente es “Apología de los clásicos” (pp. 59-60) por el canon que enumera: “Otelo, Rama, la Duquesa de Malfi, Sigurd-Siegfried / el Guerrero con máscara o Roberto” (p. 59). Es decir, al lado de los grandes héroes de la literatura universal, y al mismo nivel, están los héroes del tebeo.

 

 

[Img #35497]

 

 

Otro grupo de poemas constituyen un homenaje a sus tebeos favoritos: “In the Days of King Arthur” (p. 15), “El crepúsculo sorprende a Roberto Alcázar en Charlotte Amalie” (pp. 16-17), “Alí Kan atraviesa los muros del misterio” (pp. 18-20), “Sonja la Roja” p. 27), “Radiografía de la ausencia” (pp. 57-58)… Según puede comprobarse, las preferencias del poeta, en lo que a los cómics se refiere, se han mantenido prácticamente inalterables a lo largo de casi cincuenta años. En otros casos,  ha incluido textos —“Beauty and the beast” (p. 44), “Shrek (p. 45), “Flora y fauna” (p. 48)…— que aluden a sus películas de dibujos animados favoritas, indicio de que las considera muy próximas al universo de la historieta gráfica. Por último, resulta destacable, como ya se indicó, la inclusión de siete poemas inéditos (pp. 70-79). Entre ellos, no puede dejar de citarse “Felicidad”, en el que se enumera, una vez más, el particular Olimpo del poeta: “Homero, Shakespeare, Lope, Guillermo de Aquitania, / Howard Hawks y Alex Raymond (…) conforman tu Olimpo / y (…), como un torrente, / te arrastran, impetuosos, hacia el reino / de la felicidad” (p. 75). De nuevo, la dicha reúne a los grandes de la literatura universal junto a los grandes del cine y del tebeo. Como siempre ha defendido autor.

 

 

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress