Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 25/04/2018
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Eloy Rubio
24/03/2018

El catecismo laico de Tirso Priscilo Vallecillos en tiempos de censura

Guardar en Mis Noticias.

Organizado por la Concejalía de Cultura de Villarejo de Órbigo, Tirso Priscilo Vallecillos presentaba este viernes su último libro, ‘Cartografía urbana del deseo’, en la Biblioteca de Veguellina de Órbigo, un catecismo laico a decir del presentador, Tomás Néstor Martínez, un libro provocador y muy necesario en estos momentos tan políticamente hipócritas.

 

[Img #35625]

 

 

Comenzó diciendo Tomás Néstor Martínez que el libro de Tirso Priscilo Vallecillos es una auténtica provocación, un catecismo y una especie de guía espiritual corporal. Señalaba también la actualidad del libro dada la recientísima prohibición del Carmina Burana en el monasterio de Liébana, pues el escrito de Vallecillos “es una constante transgresión, seducción, libertad, lujuria, perversión, rebeldía, voluptuosidad, provocación, experiencias parafílicas, y que contiene unos ‘palabros’, con la cosa de las parafilias, que a quien no esté metido en harina, le pueden parecer enfermedades, y no lo son”..., mencionando al paso algunos de esos 'palabros'...

 

El título del libro ‘Cartografía urbana del deseo’ no parecía terminarle de agradar al presentador, por lo que le propuso modificarlo por el de ‘Cartografía urbana del deseo llevado de la mano’. El autor no parecía muy convencido de ello.

 

 

[Img #35627]

[Img #35626]

 


 
El autor del libro comparaba continuamente las afirmaciones de alto vuelo del presentador con lo que había proferido su madre al ver el libro; claro que, decía, "mi madre solo vio las ilustraciones y lo que dijo fue: ¡Qué libro más guarro!", pero claro, continúo diciendo Tirso, "los textos son mucho más finos que las ilustraciones".

 

Tomás Néstor respondió: “Según se mire, además en este momento en que nos hemos puesto tan políticamente correctos, perdón, tan políticamente hipócritas, que ya ni se puede hablar, este libro viene de maravilla.” “Rompedor y sin ayudas de la Seguridad Social”.

 

 

[Img #35628]

 

 

El libro, con un prólogo de la profesora de Salamanca Francisca Noguerol, lo conforman 78 textos, mayormente relatos, tres o cuatro poemas y una pieza de microteatro, con unas ilustraciones de Jesús Arnau y con una cubierta que ha hecho Alicia Juan Lobato, que es también de Veguellina. 

 

Destacó Tomás Néstor que lo primero es la mirada en los textos, pero luego detrás de la mirada viene el deseo, muy almodovariano. También indicó su cercanía con la mística, “un libro de mística civil”. “Porque el místico cuando llega a una situación de arrobamiento pierde la razón, el juicio y los estribos, lo mismo que le sucede en este libro a cada una de las personas que van desfilando por los textos”. 

 

 

[Img #35629]

 

Insistía Tomás Néstor en que el libro es un catecismo laico, y que resulta barato, pues proporciona dos lecturas al precio de una: “Una lectura epidérmica, y una lectura ‘hipodérmica’. La primera es superficial. En la segunda se nos muestra en ocasiones el desconsuelo, la tristeza, la crítica social, todo ello aderezado de una finísima ironía”.

 

Y una cosa última, añadía el presentador, es que “siempre remata y suelta el último bombazo o en el último verso como sucedía en Subway, o en la última línea como ocurre en estos relatos”. También destacó que aquí el comienzo y el final se dan la mano, yendo de Ítaca a Ítaca y en medio 76 paradas con un personaje respondón que surge en Managua y al que se le ajustan las cuentas al final. 

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress