Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 19/06/2018
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
SEMANA SANTA
Astorga Redacción
29/03/2018

"Mas todo pregón lleva consigo un prolegómeno, un toque de atención para avisar al vecindario"

Guardar en Mis Noticias.

El pregonero de la Cofradía del Bendito Cristo de los Afligidos convocó a toda la ciudad al Sermón de las Siete Palabras que este viernes se pronuncia en la Catedral. El anunciador, a caballo, y su séquito recorrieron los lugares emblemáticos de la ciudad para que autoridades y cofradías se dieran por enteradas de la cita destacada de la Semana Santa. En las siete paradas, el hermano leyó el texto escrito por Arsenio García, alcalde de Astorga.

 

[Img #35803]

 

 

Mercedes Salisachs. El declive y la cuesta. (fragmento)

 

Veía los labios del escriba leyendo el rollo de las acusaciones. “Falso, todo es falso. Aunque tú mismo te hayas declarado culpable, aunque el mundo entero te acuse. Cada sonrisa de tu infancia, cada ingenuidad de tus ojos, cada caricia de tus manos está desmintiendo lo que el escriba repite. El escriba no te conoce como yo te conozco, Dimas. Nadie te conoce como yo, nadie puede saber hasta qué punto la bondad te inundaba cuando dormías, cuando corrías por el Hinnon, cuando me llevabas al barrio fenicio.”
—Destápate los oídos, Eva; están leyendo los cargos del Nazareno.


Sin embargo, María los escuchaba serena, como si no fueran ciertos, como si nada de lo que Pilato mandaba leer tuviera vigencia. Parecía asumir íntegra la condena del hijo.

 

[Img #35799]

[Img #35800]

[Img #35801]

 

 

Tan suya la hacía, que incluso el público la abucheaba. Cada acusación del reo entrañaba ya un insulto para la madre. Y ella se dejaba insultar, replegada, devorando su miedo para no sucumbir. Se hubiera dicho que cada uno de los cargos se duplicaba. También María era un reo. Un reo sin cadenas, sin cruz, sin flagelo, pero con las cadenas, la cruz y el flagelo de todos los reos del mundo.
—Esa mujer.


No la entendía. Era imposible entender tanta fortaleza, tanto desamparo, tanta sumisión y tanto silencio.

 

[Img #35802]

[Img #35804]

[Img #35805]

[Img #35807]

 


Pilato redactaba ya la sentencia de su puño y letra. Escribía con brusquedad, coartado y violento a la vez. Los escribas sacaban copias, las repartían. Había que enviar aquellas copias a distintos puntos de la ciudad.


Caifás y Anás discutían entre ellos. Parecían molestos por lo que había redactado el gobernador.
Esto no era lo previsto —gritó Caifas ondeando el rollo.
Y Anás lo apostillaba:
—Te has propuesto burlarte de nosotros.


Pilato no parecía oírlos. Pidió la tablilla. Quería asegurarse de que nadie iba a cambiar el texto.


Él mismo grabó la frase. Por mucho que vocearan, nadie podía ya desvirtuarla:
—Lo que está escrito, escrito está —respondió.


Y sin más comentarios, comenzó a descender por la escalera.


Tras los torreones del Templo, el sol se veía inmenso. Era todavía un globo incisivo y dorado que se metía en la cabeza y obligaba a lagrimear.


Sin embargo, la brama de los Olivos se extendía ya hacia el este.


Los mercaderes se retiraban. Los balidos no se oían.

 

 

[Img #35808]

[Img #35809]

[Img #35810]

[Img #35811]

[Img #35812]

[Img #35806]

 

 

 

 

 

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress