Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 25/04/2018
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Eloy Rubio
3/04/2018

Las etapas impresionista y expresionista de Toño en el Gullón

Guardar en Mis Noticias.

El pintor Antonio García, Toño, inauguró este martes en la sala de exposiciones del Teatro Gullón, la muestra retrospectiva ‘Impresión Vs Expresión’, que recoge cuadros de dos momentos diferentes en la primera etapa de la pintura de Toño García (impresionismo y expresionismo). La obra impresionista pintada entre los años 1972 y 1978 estará expuesta hasta el 16 de abril, momento en que se expondrá la expresionista.

 

[Img #36029]

 

 

En la muestra del Gullón se pueden ver cuadros y tres esculturas dipuestos en orden cronológico contrario a las agujas del reloj. Los primeros cuadros utilizan la técnica del collage. Contaba Toño que su inicio en esta técnica había surgido en los Boys Scouts de Astorga; a raíz de tener que decorar el salón de esta asociación y no poseer los medios económicos necesarios para hacerlo diseñaron un mural de Mowgli, el personaje del Libro de la Selva. A partir de un diseño elemental se utilizaron los recortes de revistas ilustradas. Los niños y los adolescentes se tiraron horas de las tardes y de las noches del mes de septiembre hasta conseguir un fastuoso mural que se fue con los cascotes del derrumbe del cine Asturic. Añadía 'Toño' que en aquel mural no solamente estaban sus primeros cuadros sino todo lo que había venido haciendo después.

 

 

[Img #36028]

 

 

La selección impresionista expuesta hasta el día 16 consta de una sucesión de cuadros en los que se percibe la evolución pictórica de Antonio García en sus inicios. Con la técnica del collage elabora una serie de cuadros de la comarca maragata, es curioso que ya en el primer cuadro, como señaló Andrés Martínez Oria durante la presentación, percibimos un paisaje enrejado. Rejas y liberación son el leitmotiv de los cuadros de esta exposición. 

 

Luego de los paisajes, se pueden contemplar una serie de desnudos, en un  postimpresionismo novedoso, que se caracteriza por la ruptura de la imagen que se representa.

 

Hay una escultura que son dos niños metidos en una urna semitrasparente, son piezas en yeso que sirvieron como modelo para todas esas pinturas al óleo. En ellas la mujer es tratada no solamente como un objeto estético, sino para una idea de liberación; de ahí esas palomas evanescentes, de ahí la ausencia del enrejado que se repetirá como en el principio más adelante. 


Al final del recorrido aparece una propuesta casi fauvista, en la que los colores son mucho más intensos, donde el objeto principal continúa siendo la mujer pero más avanzada en la idea de liberación de las cárceles sociales. Por eso la mujer se representa evadiéndose de esos barrotes insinuados ya en los paisajes primeros de Maragatería. No obstante hay en estos cuadros unas flechas que indican oposición a este intento de la mujer por escapar a la cadena machista. (Destaca el autor en estos cuadros en los que la mujer lucha por liberarse el aspecto del movimiento, de una figura que ya no permanece estática, sino que se desplaza, lo que será una constante en su pintura venidera aunque ya fuera en el expresionismo.) 

 

Por último volvemos al principio, con una serie de paisajes encarcelados pero ha habido una evolución en cuanto al modo de pintar de Toño pues ahora estos paisajes son más futuristas, más coloridos y menos realistas. 

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress