Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 19/09/2018
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Antonio Vega / ileon.com
15/05/2018

Gersul reconoce que un mal cálculo y las balas de Santa María del Páramo han colapsado el vaso del CTR

Guardar en Mis Noticias.

El Consorcio de Gestión de las Basuras de León, Gersul, modificará el contrato con las empresas que gestionan los residuos en el vertedero provincial de San Román de la Vega. En días entrará en funcionamiento el nuevo vaso, que debería durar hasta el 2033.

[Img #36980]

 

 

Tras más de un año y medio sin celebrar una asamblea oficial, la última fue en septiembre de 2016, y pese a tener que celebrar al menos un par de ellas al año, el consorcio que gestiona las basuras de León ha vuelto este martes a la senda de la legalidad celebrando una breve asamblea en la sede de la Diputación de León. Gersul tuvo una reunión informal en el mes de febrero para consensuar una salida a su situación entre todos los partidos de la Diputación.

 

El presidente de Gersul, el vicepresidente de la Diputación Ángel Calvo, reveló en la reunión que el nuevo vaso entrará en funcionamiendo en días cuando se colmate del todo el actual, que está ya rebosando. Apuntó que la última inspección realizada el pasado viernes por la Junta de Castilla y León encontró todo adecuado y ya se podría usar el segundo vaso, que en teoría debería valer para ser usado hasta el año 2033.

 

La alcaldesa de Benavides, Ana Rosa Sopeña (PP), intervino precisamente la asamblea para pedir que se aclaren las causas de que el vaso uno del vertedero, el que ahora se clausura, sólo haya durado hasta este 2018 en vez de hasta el 2024 inicialmente previsto, pidiendo además que se tomen medidas para que esto no vuelva a ocurrir. Desde la presidencia del ente se cito el mal cálculo inicial de las basuras y las balas de Santa María del Páramo como principales causas del desfase.

 

 

Senda de la legalidad

 

La asamblea ha servido para aprobar las actas de sus dos últimas asambleas y de paso aprobar el inicio del expediente de modificación del contrato que mantiene con la UTE Legio VII para que gestione los residuos de los leoneses en el vertedero provincial ubicado en San Román de la Vega.

 

El colapso de la gestión del ente, que tiene uno de los presupuestos públicos más abultados de la provincia y también de los más oscurantistas, celebró la asamblea aprobando por unanimidad las actas de las últimas reuniones del 2016, que se abstuvo de votar la representante del Ayuntamiento de San Andrés Olga Pérez.

 

También con la abstención de Pérez se aprobó el único punto del orden del día, que era el inicio del expediente para modificar el contrato del ente con la UTE Legio VII, conformada por las empresas FCC y Urbaser. El contrato firmado en el año 2000 entre Gersul y la UTE contemplaba la gestión de los residuos sólidos urbanos de la provincia de León desde la construcción del Centro de Tratamiento de Residuos (CTR) hasta el año 2024. Pero el cálculo erróneo de las basuras desechadas que se entierran y las miles de balas que se llevaron a San Román de la Vega provocaron que el vaso actual esté ya colmatado, a escasos días de su clausura.

 

Para paliar la situación Gersul y la Junta de Castilla y León, a través de la empresa pública Somacyl, pactaron construir un nuevo vaso de rechazos, que entrara en funcionamiento en unos días. Pero la gestión de este vaso dependerá de lo que decida Somacyl aunque durante los próximos seis meses se hace cargo de él la UTE que lo construyó.

 

Esto ha provocado que la UTE Legio VII se quede sin parte de sus funciones, que es depositar en el nuevo vaso los desechos que no se logran reciclar. Por ello se modifica el contrato reduciendo en 2,82000 euros la cantidad que cobra actualmente Legio VII por manejar las basuras. Lo que pasará dentro de seis meses de momento no se sabe nada oficialmente.

 

Lo aprobado hoy en el Palacio de los Guzmanes es en realidad un mero trámite administrativo ya que hay un acuerdo total entre Gersul y la UTE Legio VII sobre la modificación contractual, aunque hay que revestirlo de legalidad, de ahí el inicio del expediente, que se ha cedido para su tramitación a la Diputación de León.

 

De hecho uno de los elementos más llamativos de la asamblea de hoy de Gersul ha sido la presencia completa de altos funcionarios para volver a la senda de la legalidad. Como interventor figuraba el del Ayuntamiento de León, Gabriel Menéndez, y como secretaria la de la Diputación de León, Cirenia Villacorta. La parálisis de Gersul en los últimos meses ha venido provocada, entre otras cuestiones, por una larga ausencia laboral de su hasta ahora secretario-interventor, Vicente González Iglesias, que por cierto ha interpuesto un recurso contra el nombramiento del interventor de León como cargo en el consorcio.

 

La concejala de Ciudadanos en San Andrés fue además la más crítica de la asamblea cuestionando su necesidad al tramitarse el inicio del expediente y no su aprobación definitiva, criticando además que no se hayan llevado otros asuntos como el acuerdo extrajudicial de 23 millones de euros o la modificación de los estatutos pendientes desde el 2013.

 

El presidente del Consejo Comarcal del Bierzo, Gerardo Courel (PSOE), se mostró satisfecho por las explicaciones dadas desde el Consorcio del que es vicepresidente pero pidió que se mande copia de la documentación cuando se producen las convocatorias. El oscurantismo en la gestión de Gersul es habitual, hasta el punto de que no es la primera vez que sus miembros aprueban algo reconociendo que ni se lo habían leído.

 

 

Nuevo vaso de rechazos

 

El presidente de Gersul, el vicepresidente de la Diputación Ángel Calvo, reveló en la reunión que el nuevo vaso entrará en funcionamiendo en días cuando se colmate del todo el actual, que está ya rebosando. Apuntó que la última inspección realizada el pasado viernes por la Junta de Castilla y León encontró todo adecuado y ya se podría usar el segundo vaso, que en teoría debería valer para ser usado hasta el año 2033.

 

La alcaldesa de Benavides, Ana Rosa Sopeña (PP), intervino precisamente la asamblea para pedir que se aclaren las causas de que el vaso uno del vertedero, el que ahora se clausura, sólo haya durado hasta este 2018 en vez de hasta el 2024 inicialmente previsto, pidiendo además que se tomen medidas para que esto no vuelva a ocurrir. Desde la presidencia del ente se cito el mál cálculo inicial de las basuras y las balas de Santa María del Páramo como principales causas del desfase.

 

La reunión de Gersul finalizó con un emplazamiento a próximas asambleas, a celebrar en breves según su presidente, para aprobar la modificación del contrato que hoy se iniciaba y además el acuerdo extrajudicial de 23 millones de euros que se deben a la UTE Legio VII por impagos de los años 2009 y 2010. Con eso y las firmas de los asistentes, que se llevan 380 euros por la reunión, Gersul ha iniciado su vuelta a la legalidad.

 

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress