Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 20/06/2018
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
1/06/2018

La agricultura ecológica pone el punto final al Festival de la Cultura de Villarejo

Guardar en Mis Noticias.

El Festival de la Cultura de Villarejo de Órbigo despidió su tercera edición, este jueves, con una charla sobre agricultura ecológica y alimentación. La catedrática de Nutrición en la Universidad de León y directora del Instituto de Ciencia y Tecnología de los Alimentos (ICTAL), Camino García Fernández y los agricultores ecológicos Gabriel Alegre Castellanos y Anselmo Fernández Miguélez dieron a conocer a los asistentes las ventajas de una alimentación tradicional, equilibrada y próxima, basada en productos naturales, de la provincia y libres de químicos.

[Img #37256]

 

 

El concejal de Cultura, Balbino Ferrero, introdujo el acto y Anselmo Fernández Miguélez comenzó mostrando al público la diferencia entre unos puerros cultivados en su huerta de manera ecológica y otros provenientes de un supermercado. Mientras que los primeros tenían consistencia y estaban hidratados, los segundos estaban arrugados y deshidratados. Con este ejemplo tan ilustrativo arrancó una ponencia donde salieron a la palestra los inconvenientes de la actual industria alimenticia, "donde las empresas nos venden productos que no son saludables a través de sus estrategias de marketing", aseveró García Fernández y donde "se ha roto el equilibrio existente en la naturaleza que impide la propagación de plagas y de enfermedades", señaló Fernández Miguélez. Este agricultor leonés que antes cultivaba hortalizas haciendo uso de fertilizantes y pesticidas, decidió cambiarse a la agricultura ecológica y vender sus productos ecológicos en la zona. "Antes las coliflores que cultivaba eran enormes y todas uniformes, pero para conseguirlas había que exterminar el ecosistema del entorno y la naturaleza no hace esto. En ella todo es desigual pero está en equilibrio", anotó el Fernández Miguélez". 

 

Los participantes recordaron que la concienciación desde la infancia es crucial para aprender desde pequeños a salvaguardar este equilibrio. En el caso del ingeniero agrícola Gabriel Alegre Castellanos, a quien esta plena concienciación le llegó en su época universitaria, ya desde pequeño creció motivado e inspirado por Feliz Rodríguez de la Fuente. "En la universidad me di cuenta de que todas las salidas estaban encaminadas a obedecer a un sistema industrial que a mí no me interesaba, la agricultura ecológica aún era desconocida y por eso tuve que seguir mi propio camino", afirmó el ingeniero. Alegre escogió una forma de vida con dificultades para la comercialización, sobre todo en sus comienzos, pero encontró en una cooperativa pionera de Madrid una oportunidad para llegar al mercado. Hoy en día aboga por romper el monocultivo predominante en la provincia, introduciendo especies propias de la zona para crear un mosaico natural. Además considera que con la agricultura ecológica se puede abastecer a todo el mundo y que aunque ya existe esta tendencia, en diez años toda la agricultura lo será.

 

Por su parte, Camino García Fernández centró su intervención en la importancia de mentalizar a los jóvenes sobre las consecuencias de dejarse engañar por las campañas de marketing de las empresas alimentarias. "Estas compañías nos venden alimentos muy atractivos a los ojos y al paladar, que se preparan rápido, en un mundo donde prima la inmediatez, pero que están ultraprocesados y contienen grandes cantidades de aditivos nocivos para la salud", explicó  la catedrática. "Para combatir la enfermedad lo más relevante es seguir una dieta equilibrada, rica en vegetales, legumbres y fibra y hacer ejercicio", apuntó García. "Hay que vencer la comodidad, volver a cocinar y consumir alimentos de nuestro entorno. No hace falta comer productos de fuera, con nuestros alimentos más próximos, cultivados en nuestra tierra nos basta. León es la provincia que más alimentos de calidad certificados tiene y hay que saberlo valorar", enfatizó la catedrática de Nutrición.

 

La charla concluyó con el mensaje de que para combatir la enfermedad, el futuro deberá basarse en una agricultura sostenible y en una alimentación equilibrada donde las recetas tradicionales ganen la partida a los productos ultraprocesados. De esta forma se cerró el telón del Festival de la Cultura organizado por la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Villarejo de Órbigo, pero regresará el mayo del próximo año con nuevas propuestas y actividades para todos los públicos.

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress