Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 18/07/2018
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
ileon.com
22/06/2018

Así será el dispositivo de la Junta para luchar contra los incendios forestales este verano

Guardar en Mis Noticias.

El operativo anti-incendios está compuesto por 4.369 profesionales, 210 puestos y cámaras de vigilancia, 305 autobombas, 202 cuadrillas terrestres y helitransportadas, 26 helicópteros, cinco aviones y 28 retenes de maquinaria. La campaña estival se inicia este 1 de julio.

[Img #37622]

 

 

El Centro para la Defensa contra el Fuego de León ha acogido este viernes la presentación del operativo de vigilancia, prevención y extinción de incendios forestales, que ha presentado el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, acompañado de los nueve delegados territoriales.

 

Este operativo, coordinado y en cooperación con otras administraciones, es de carácter regional por lo que tiene la flexibilidad suficiente para desplazar los medios con los que cuenta por toda la Comunidad en función de las necesidades de cada provincia y teniendo en cuenta el riesgo existente en cada momento, pudiendo desplegar al máximo los medios cuando exista un riesgo alto.

 

En cuanto a los medios personales, esta campaña cuenta con un total de 4.369 profesionales para proteger los bosques de Castilla y León; 2.405 son trabajadores públicos de la Junta de Castilla y León (ingenieros, agentes medioambientales y forestales, celadores y personal fijo discontinuo de centros provinciales de mando, torres de vigilancia y autobombas), 519 trabajadores contratados para las cuadrillas helitransportadas, 1.235 profesionales de las cuadrillas dedicadas a tratamientos selvícolas y 210 de la tripulación de medios aéreos y retenes de maquinaria.

 

El operativo tiene en cuenta las condiciones de cada zona de la Castilla y León, atendiendo especialmente a la meteorología, las zonas de mayor incidencia, el histórico de incendios producidos y las características de la masa forestal.

 

Se han materializado mejoras en los medios personales para la campaña de este año con la mejora de los protocolos de organización y funcionamiento del operativo; la incorporación de nuevos técnicos a los centros de mando; dos nuevas dotaciones de autobomba compuestas por conductor y peón para cubrir el servicio nocturno en Vitigudino y Benavente; y el refuerzo de los medios nocturnos con cuadrillas helitransportadas de tarde que amplían su horario hasta las dos de la madrugada en Palencia, Burgos, Soria, Valladolid y Segovia.

 

Entre los medios materiales destacan 210 puestos y cámaras de vigilancia, 305 autobombas –94 propias y 211 conveniadas y pick-up con depósito– 202 cuadrillas terrestres y helitransportadas, 26 helicópteros, 5 aviones y 28 retenes de maquinaria.

 

Algunas de las novedades de este año son la renovación de dos autobombas propias con máximas prestaciones todoterreno con capacidad de 4.000 litros, dos nuevos convenios de autobombas, uno de 12 meses con el Ayuntamiento de Villarcayo, Burgos, y otro de tres meses con la Mancomunidad de Aliste, en Zamora, para un vehículo nodriza de 30.000 litros.

 

 

Cámaras y drones como medida de prevención

 

Por segundo año, el avión no tripulado del ejército realizará vuelos de vigilancia forestal en El Bierzo en misión integrada con el operativo. Asimismo, un dron del Ministerio también por segundo año consecutivo hará funciones de apoyo a las labores del operativo.

 

También se han mejorado los equipos de protección individual con la incorporación de nuevos elementos como camisetas térmicas y prendas de abrigo ignifugas para mejorar la protección contra los riesgos a los que se enfrentan los trabajadores del operativo.

 

Entre las novedades, destaca la reciente instalación de nueve cámaras de vigilancia de incendios en la comarca de El Bierzo, la ampliación y modernización del Centro Provincial de Mando de León, la renovación de cuatro torres de Ávila que comenzarán a funcionar este mes, así como la subvención directa para la construcción de un punto de agua por parte del Ayuntamiento de Trabazos, en la provincia de Zamora.

 

En la misma línea se ha trabajado en una serie de mejoras tecnológicas para este año, como la dotación de nuevos dispositivos, que facilitarán información a los directores de extinción a la hora de la toma de decisiones; un nuevo módulo de mensajería para las administraciones públicas que permite realizar un seguimiento de medios y recursos de extinción y que crea de forma automática grupos de trabajo para una gestión conjunta; una mejora en el sistema de perimetración, que permite una mayor precisión en las mediciones; y la mejora de la aplicación informática de seguimiento de incendios forestales.

 

Más allá de la presentación del operativo para este año 2018, el consejero de Fomento y Medio Ambiente ha recordado a la población la necesidad de que se mantenga libre de combustible el entorno de los pueblos y las urbanizaciones para evitar que se produzcan incendios forestales. También ha hecho un llamamiento a la concienciación y colaboración ciudadana para la identificación de los incendiarios.

 

 

Incendios de 2018

 

Gracias a la climatología favorable, las abundantes lluvias en el mes de marzo, considerado como uno de los meses con mayor número de incendios, y las temperaturas más frías de lo habitual para la época del año, los datos de incendios de este primer semestre del año están muy por debajo de lo habitual. En total se han producido 361 incendios en lo que va de 2018, un 58 % inferior a la media de los diez últimos años. En cambio, se registra un 63 % de conatos, un dato que es un 9 % superior a la media del decenio.

 

Este año 2018, la campaña de peligro alto viene precedida por el menor riesgo de incendios de los meses pasados, que se ha traducido en un bajo número de incendios y superficies quemadas y en una mejora de los datos de conatos: 61 incendios, lo que supone un 58% menos que la media del decenio anterior (862) un un 77% menos respecto a 2017 (1.580); 1.467 hectáreas forestales, lo que supone un 77 % menos que la media del decenio (6.324) y un 86 % menos de la superficie forestal 2017 de 10.804 hectáreas; 158 hectáreas arboladas, lo que supone un 80 % menos que la media del último decenio (812) y un 93 % menos de la superficie arbolada 2017, con 2.298 hectáreas; y 63 % de conatos frente al 54 % de la media del decenio (9 % más) y frente al 56% del año 2017 (7% más).

 

Aunque los datos globales sean positivos hay que recordar el gran incendio forestal de Santa Colomba de Curueño, en la provincia de León, que arrasó 640 hectáreas, 116 has de arbolado.

 

 

Recomendaciones para esta campaña

 

Durante la presentación del operativo de lucha contra incendios forestales, el consejero ha insistido en recomendar a la población la necesidad de extremar las precauciones para esta campaña ya que comienza con un alto contenido de humedad en el suelo y gran desarrollo de la vegetación, lo que hace necesario que se eviten las acumulaciones de combustible en el entorno de las zonas habitadas, segando y desbrozando la vegetación antes de que se agoste y retirando los restos eliminados para evitar que se puedan prender.

 

Durante la época de peligro alto, ha recordado la prohibición de hacer hogueras fuera de los lugares autorizados, prestar especial atención a las labores de apicultura en días de viento, extremar la precaución en la utilización de herramientas que generan chispas en el medio natural o agrícola, y máxima atención durante la cosecha del cereal sobre todo los días con altas temperaturas, por encima de los 30 grados y vientos superiores a los 30 kilómetros por hora.

 

Es importante recordar que sólo un 6% de los incendios forestales se produce por causas naturales y el 94% se debe a la mano del hombre; y de estos, algo más al 51 % son intencionados. Desde la Junta de Castilla y León se considera imprescindible recordar a la ciudadanía la incidencia que los incendios pueden tener en la seguridad de las personas, el valor de los montes de la Comunidad, así como las pérdidas que supone para la población los incendios forestales.

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress