Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 22/09/2018
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Félix Población
30/06/2018

Unamuno todavía tiene una alumna en Salamanca

Guardar en Mis Noticias.

 

[Img #37701]

 

 

Frescas todavía las dos semanas de rodaje que Alejandro Amenábar y su equipo realizaron en Salamanca, con motivo del film Mientras dure la guerra -con Unamuno como protagonista durante los últimos cinco meses de su vida-, es digno de mención el recuerdo de alguien que conoció a don Miguel, reside en Salamanca y tuvo la oportunidad de recibir un libro de regalo por parte del entonces rector de la universidad.

 

Ocurrió en 1935, cuando Unamuno -según recogió el periódico Ahora, de Madrid- repartió entre las escuelas graduadas e la ciudad del Tormes libros por encargo del presidente de la segunda República, aquel régimen que hizo de los libros, las escuela y la cultura fuente de un renacimiento cultural  -la fuerza de la razón- muy pronto erradicado por la sinrazón de la fuerza.

 

Elvira Sánchez Guillén, con 92 años de edad, guarda todavía  en su memoria aquel día en el que la maestra doña Vicenta –según palabras textuales: muy buena maestra y muy buena persona- le pidió a don Miguel que explicase algo de ciencias naturales a las niñas que aparecen en la fotografía del rotativo madrileño.

 

Unamuno resolvió la cuestión de otro modo, pues en lugar dar una corta y amena plática sobre la cuestión planteada, dibujó dos animales en la pizarra y les preguntó a sus circunstanciales y más jóvenes alumnas: ¿Los conocéis? Todas afirmaron y rieron.  Don Miguel, por su parte,  se limitó a decir: todas aprobadas, ya estáis preparadas para el bachillerato.

 

La Asociación de Amigos de Unamuno de Salamanca, que vela y difunde la memoria y obra del mentado, dio a conocer la semana pasada esta curiosa anécdota. Aunque nada se nos diga en el pie de foto, puede que entre los señores que acompañan al escritor vasco en una de las imágenes que publica el periódico madrileño se encuentre el entonces alcalde de Salamanca, Casto Prieto Carrasco, amigo de don Miguel, asesinado al año siguiente por las tropas franquistas. ¿Se podrían imaginar entonces, en compañía de tan tierno alumnado, el torbellino de odio que estallaría un año después. cuando el golpe de Estado de Franco prendió esa mecha?

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress