Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 23/09/2018
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
C.J.D. / A.V. /ileon.com
8/07/2018

La poda de la 'Enredadera' de la corrupción ha comenzado

Guardar en Mis Noticias.

La trama de Ulibarri y ‘El Patatero’ salpica a 43 ayuntamientos en España, casi una veintena de investigados sólo en León, de los que cinco son miembros del equipo de Gobierno PP-PAL de Astorga y uno del Ayuntamiento de Villarejo de Órbigo. El auto del Juzgado de Badalona que ha dado inicio el caso, tras dos años de pinchazos telefónicos y pesquisas, eleva a 31 las personas que considera judicialmente "investigadas" -antiguamente imputadas- en la pieza principal, más de la mitad de ellas de la provincia leonesa, lo que afecta de lleno a políticos y funcionarios. Otras dos piezas separadas, en León y Astorga, también implican a políticos y técnicos por presunto fraude en contratación.

[Img #37848]

 

 

Las diligencias previas 493/2016 que inició el Juzgado de Instrucción número 2 de Badalona a instancias de la Fiscalía Anticorrupción alcanzaron en la madrugada del pasado 3 de julio de 2018 su punto culminante con una de las mayores maniobras policiales contra la corrupción que se recuerdan en España: más de 550 agentes policiales repartidos por ayuntamientos, despachos y domicilios de casi toda España con órdenes bajo secreto de sumario de actuar al unísono desde las 6.00 horas de la madrugada. Lo pilotaba la Unidad de Delincuencia Económica (UDEF) de la Policía Nacional. Nacía la 'Operación Enredadera'.

 

Un entramado que busca desentrañar y castigar penalmente "la trama corrupta y grupo criminal", según reza textual y muy elocuentemente el auto del juez Pablo Jesús Alonso García, que pivota en torno a la figura del empresario leonés José Luis Ulibarri Comerzana y su 'satélite' empresarial, el astorgano Ángel Luis García Martín, apodado 'El Patatero'. Tres juzgados, Badalona, Astorga y León, investigan presunta corrupción relacionada con contratación en materia de seguridad vial, gestión policial, parques infantiles, zonas verdes e instalaciones deportivas.

 

La operación, según el auto al que ha tenido acceso ILEÓN, ha salpicado de momento a la friolera de 43 ayuntamientos de toda España, cinco de ellos de la provincia de León, y una diputación provincial. Tanto la Policía como la oficina de información del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña han señalado que en la operación 'Enredadera' se han producido una cincuentena de "detenciones", fundamentalmente las de los investigados en alguna de las piezas que componen este puzzle de presunta corrupción municipal.

 

 

31 personas "investigadas" en la pieza principal por su conexión con la trama

 

El macroproceso policial y judicial mantiene como investigadas en la pieza principal –la figura procesal antes conocida como imputadas- a 31 personas. De los 20 detenidos puestos a disposición judicial entre Badalona y Astorga, cuatro han ingresado en prisión sin fianza. Dos de ellos son los empresarios José Luis Ulibarri y Ángel Luis García Martín. Los otros 11 detenidos llevados a Badalona fueron puestos en libertad con cargos y con medidas cautelares como retirada del pasaporte y personación periódica en los juzgados. Los cinco de Astorga fueron puestos en libertad con cargos pero sin medidas cautelares.

 

En la lista total de investigados figuran 22 leoneses entre las tres piezas, entre los que se cuentan 12 políticos (de los partidos Partido Popular, Partido Socialista, Ciudadanos y la formación leonesista PAL-UL); 4 altos técnicos de ayuntamientos leoneses; un trabajador eventual en la Diputación vinculado a Ciudadanos, Sadat Maraña; y 4 personas tenidas por 'conseguidoras' y supuestas beneficiarias de los cuantiosos ingresos presuntamente ilegales conseguidos con contratos amañados.

 

Estos últimos se trata de los mencionados Ulibarri y García Martín, así como Miguel Hernán Manovel García y el empleado de 'El Patatero' Juan José Simón Callejo, exteniente de alcalde socialista de Astorga y conocido deportista y comentarista deportivo.

 

Los demás no leoneses de la lista de los más relevantes del caso, que han ido desfilando ante el Juzgado de Badalona, son los siguientes: Celestino Martín Alonso, jefe del Servicio de Tecnologías y Comunicación del Ayuntamiento de Sant Mollet del Vallés; Tomás Cabrejas Romera, exconcejal del Ayuntamiento de Montgat (Barcelona) policía local desde 2000 y cabo desde 2008, delegado del personal funcionario y responsable de las policías locales de Cataluña de UGT; Gerardo Feijóo Feijóo, domiciliado de La Coruña; José Francisco Cano de la Vega, jefe de Policía Local de Fuenlabrada; Óscar Elvira Gabriel, director de Unidad de Negocio en la empresa de Ulibarri Valoriza Servicios Medioambientales; Roberto Legazpi Gálvez, delegado en Aplicaciones Gespol Valoriza Servicios Medioambientales; José Alberto Bueno Regodón, apoderado en las empresas Bilbomática y Gespol, y su hermano Carlos Bueno Regodón, delegado de zona de Aplicaciones Gespol Grupo Sacyr, y Pablo de Ingunza Castellanos, apoderado de Icamotor Venta de Automóviles SL.

 

 

[Img #37838]

 

 

Dos años de pesquisas y 'pinchazos' telefónicos

 

El operativo no es fruto de ninguna improvisación, al contrario: su origen data de hace ya dos años. El auto deja claro que las sospechas sobre Ulibarri y su entramado provocaron la decisión de establecer numerosas escuchas telefónicas debidamente autorizadas, 'pinchazos' que han permitido a la investigación medir el enorme alcance de los manejos de la trama.

 

Gracias a ellos se elaboró la amplia lista de posibles municipios afectados, los nombres de los principales implicados y de quienes, en los ayuntamientos, sucumbieron presuntamente a los chanchullos a través de doce empresas diferentes, vinculadas a Ulibarri o García Martín.

 

Lo que buscaba la Policía en sus registros, entre otras cosas, son pruebas sobre la contratación municipal relacionada con los 'conseguidores'. Las empresas son Aplicaciones Gespol, Bilbomática, Valoriza Servicios Medioambientales, vinculadas al Grupo Sacyr; Grupo Agema Ingeniería y Servicios, Utebo Servicios de Gestión, Arco Capital Fund, Integración de Servicios Administrativos y Anento Servicios de Gestión, como parte de las de Ángel Luis García 'El Patatero'; Enaltar, Arcor y Aralia Servicios Sociosanitarios, por parte de José Luis Ulibarri; por último hay otra sociedad más investigada, Vehículos Equipamientos y Carrocerías Prieto Puga.

 

 

[Img #37841]

 

 

Ayuntamientos bajo sospecha

 

La lista completa de todos esos 43 ayuntamientos 'salpicados' y que ahora se investigan se divide en dos grupos. Pero en todos ellos se ha buscado, por orden judicial, documentación desde el año 2010, hasta ocho años atrás.

Por un lado están aquellos municipios en los que el 3 de julio entraron la UDEF, la Sección de Delincuencia Tecnológica y la colaboración de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) y la Agencia Tributaria, según consta en el auto.

 

Son 25 donde los indicios eran tales que había que practicar registros muy detallados y en muchos casos con presencia obligatoria de las personas vinculadas. Fueron los casos de San Andrés del Rabanedo, Villaquilambre, Astorga y Villarejo de Órbigo, dentro de la provincia leonesa; así como los consistorios de Lleida, Mollet del Vallés y Tiana en Cataluña; Alcobendas, Arroyomolinos; Fuenlabrada, Guadarrama, Hoyo de Manzanares, Majadahonda, Parla, Pinto, Torrelodones y Villanueva de la Cañada en la Comunidad de Madrid; Illescas en Toledo; Palencia en Castilla y León; Huesca y Teruel en Aragón; Oviedo en Asturias; Plasencia en Cáceres; y Vélez-Málaga.

 

 

San Andrés, la lista más amplia de España

 

En buena parte de ellos, además de despachos municipales y cuarteles de policía local, se idenficó ya con nombres y apellidos a los considerados judicialmente como "investigados". Así es como aparecían los nombres en San Andrés del Rabanedo – el tercer mayor municipio de la provincia- de la alcaldesa, María Eugenia Gancedo, los concejales también socialistas Miguel Ángel Flórez y Santiago Blanco, el de Ciudadanos Juan Carlos Fernández y el del PAL-UL Francisco Gómez, que cogobierna con el PSOE. Aquí también se implicó al alto técnico municipal José María Pérez Martínez. Con seis "investigados", San Andrés es el municipio español con más implicados, según la orden del juez.

 

 

En León, registros y pieza separada; en Villaquilambre, "investigados"

 

En León capital, como se insistía desde la Alcaldía aquel mismo día, no hubo detenciones en un registro que duró sobre 15 horas y recabó documentación de todo tipo de los despachos, teniendo precintados hasta su registro los del concejal del PP José María López Benito y los de los arquitectos municipales Miguel Martínez Puente y Javier Herrero.

 

En la capital leonesa se investiga otra pieza separada derivada de la principal, sobre la que pesa igualmente el secreto de sumario, en el Juzgado de Instrucción número 1 de León capital. En ésta tendrá que declarar como investigado en el mes de septiembre el concejal de Infraestructuras y Deportes, José María López Benito 'Yiyo'. Junto a él deberán dar explicaciones los otros dos altos funcionarios a los que se precintó el despacho.

 

El registro en el mayor ayuntamiento de León fue exhaustivo y abarcó varias dependencias municipales. Del edificio de Ordoño II la Policía salió 15 horas después de su entrada con 9 cajas y abundante material digital intervenido.

 

En el Ayuntamiento de Villaquilambre estaban "investigados", y por lo tanto estuvieron bajo custodia policial durante los registros en todos sus ámbitos de trabajo, el alcalde del PP y parlamentario autonómico en las Cortes de Castilla y León, Manuel García Martínez, la concejala Mónica Varón Valle, y el responsable del área de Informática Jesús de Celis de Celis. El primero es el más protegido jurídicamente, ya que al ser procurador autonómico está aforado y eso supone que sólo un tribunal del nivel del Superior de Justicia (TSJ), y no uno ordinario como el de Badalona, podría actuar contra él. De hecho en un comunicado el regidor ha tildado de 'ilegal' su detención por ser precisamente aforado.

 

 

La pieza separada de Astorga

 

Mientras, de manos no del Juzgado 2 de Badalona que centraliza el caso sino ya en una pieza separada, del Ayuntamiento de Astorga se consideraron "investigados" otros cuatro políticos: el alcalde del PP, Arsenio García; los concejales Manuel Ortiz y Javier Guzmán; y el socio de gobierno Pablo Peyuca González, del Partido Autonomista Leonés PAL-UL.

 

Los cuatro, dentro de esta pieza, ya comparecieron ante la jueza del Número 2 de Astorga al día siguiente, quien decretó su libertad incondicionada pero con cargos penales. Una situación idéntica al alcalde del municipio de Villarejo de Órbigo, Joaquín Llamas, del PSOE.

 

 

La amplia lista de investigados nacional

 

Del resto de España, y siempre según el auto mencionado, en Mollet del Valles (Barcelona) se considera investigado al jefe de Tecnología Celestino Martín Alonso; en el Consistorio de Tiana (Barcelona) al político Tomás Cabrejas Romera; en Alcobendas (Madrid) al jefe de Policía Local Julio Villegas Rueda; en Arroyomolinos (Madrid) al alcalde de Ciudadanos Carlos Ruipérez Alonso, el teniente de alcalde Juan José González Arroyo y la técnico María José Ruiz; en Fuenlabrada (Madrid) a José Francisco Cano de la Vega, también jefe de la Policía Local; en Majadahonda (Madrid) a Jaime José López Ruiz, responsable de Nuevas Tecnologías; en Parla (Madrid) a Longinos Cortijo Pulido; en Pinto (Madrid) a Miguel Ángel Asensio Martín, policía local; en Villanueva de la Cañada (Madrid) a María Julia Tortosa de la Iglesia, concejala del PP; en Illescas (Toledo) a Elvira Manzaneque Fraile –teniente de alcalde y diputada provincial por el PSOE- y Salvador Abengozar Ramiro, policía local; en el Ayuntamiento de Huesca al intendente de la Policía local Alberto Aniceto Edroso Martínez; en Oviedo también al jefe de la Policía Local José Manuel López García; en Plasencia (Cáceres) al policía local Pedro Maroto Paillole; y en Vélez-Málaga a José Andrés Montilla de Hombre, también máximo responsable de la Policía Local.

 

 

Mucha policía local implicada

 

Como se puede comprobar, suman ocho agentes locales, jefes o intendentes de Policía Municipal, dado que la búsqueda judicial en determinados ayuntamientos se centra en sistemas de gestión del tráfico, radares, multas y otros ingenios informáticos de control de seguridad vial, los cuales ofrecía sobre todo la empresa de la trama Aplicaciones Gespol, vinculada a Sacyr.

 

En Oviedo la investigación sobre presuntos amaños en contratos relacionados con seguridad vial o gestión policial ya le ha costado el puesto al hasta ahora Jefe de la Policía, José Manuel López García, por pérdida de confianza tras las dudas surgidas por su gestión con lo conocido en la operación 'Enredadera'.

 

 

Ayuntamientos a los que sólo se les ha requerido documentación

 

Pero a la lista del juez hay que sumar otros 18 ayuntamientos y una diputación, la Diputación de Alicante, en las que no hubo registros pero sí petición de documentación referida a cualquier contrato con las empresas de la trama. Han sido los consistorios de Mataró, Montgat, Pineda del Mar, Premiá del Mar y Rubí (en Cataluña); Aldea del Fresno, Brunete, El Escorial, Galapagar, Manzanares del Río y Valdemorillo (en Madrid); La Cistiérniga(Valladolid); El Puig de Santa María, Gandía y San Vicente del Raspeig (en Valencia); Logroño; O Grove (Pontevedra) y Vitoria (Álava). Casi todos ellos han tenido presuntamente contratos de gestión de tráfico para la Policía Local con empresas del 'emporio' corrupto.

 

Los delitos que se investigan en los tres juzgados que se han hecho cargo de las investigaciones, ahora ya judiciales, destaca el de "pertenencia a organización criminal". El resto de los delitos investigados son prevaricación administrativa, fraude a la administración pública, malversación de caudales públicos, falsedad documental, cohecho y alteración de precios de concurso público.

 

Según fuentes policiales a las que ha tenido acceso ILEÓN la operación tuvo que ser lanzada de forma apresurada sin culminar todas las pesquisas que se habían iniciado. La documentación intervenida podría apuntalar otras vías de presunta corrupción, que serán investigadas de forma oportuna. La poda de la enradera de la corrupción municipal ya ha comenzado.

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress