Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 16/08/2018
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
DETRÁS DE LA HUELLA DEL INEMA
Juan Antonio Cordero
30/07/2018

Los Equipos Directivos

Guardar en Mis Noticias.

En este punto haremos una recogida de cuáles fueron los mandos reales del Instituto de Astorga desde la primera vez que fue puesto en marcha y hasta el año 2000.



Durante mi época de estudiante, algún recuerdo personal se mezcla en las descripciones. Fuera de ella, el trabajo se basa en actas y documentos de archivo u oficiales. En la larga existencia de nuestro INEMA, podemos diferenciar tres momentos fundamentales.

    


El primero que duró solamente unos años, los mismos que duró el Sexenio Revolucionario, de 1869 a 1875. Su Director fue Don Pelayo González Conde, deán de la Catedral de Astorga.

 

El segundo, y tras casi 60 años de interrupción, en la Segunda República, que duró cuatro años, de 1934 a 1937, y tuvo como Director a Enrique Curiel Curiel.


El tercero, ya ininterrumpidamente desde el curso 1944-45… si bien con profundos cambios, que reflejaban nuevas leyes, explosiones demográficas, etc, etc, el más significativo de los cuales, pienso yo, fue la fusión del I.E.S. Obispo Mérida, heredero del Instituto de Bachillerato del mismo nombre y el I.E.S. Ricardo Gullón, heredero del anterior Centro de Formación Profesional –antigua Escuela de Maestría-.


Se ha de comentar que en los inicios y hasta mediada la década de los 50, todo el peso, la responsabilidad e iniciativa del Instituto la llevaba el Director, de manera personal y, personalmente delegaba, o no, una parte de sus funciones… con la excepción de un Interventor que, temporalmente, hacía seguimiento de las cuentas y que originariamente había sido externo al Centro. A partir de estas fechas aparecen los cargos de Jefe de Estudios y Secretario, reconocidos y remunerados.


Ciertamente, es la Ley de 26 de Febrero de 1953 sobre Ordenación de la Enseñanza Media la encargada de toda regulación de los cargos complementarios a la Dirección del Instituto. Y en su Artículo 28, que mostramos al pie de página, se regulan los Cargos Directivos del Instituto: Director, Interventor, Vicesecretario, Jefe de Estudios y Secretario.


El cargo de Director recaía en un Catedrático de Enseñanzas Medias, es decir que pertenecía mediante Oposición (no Concurso-Oposición) al Cuerpo de Catedráticos. En ausencia de Catedrático, podía ocupar la plaza un Agregado. Y esto fue así hasta el año 1986 en que la opción a ser Director fue abierta a todos los profesores del Claustro independientemente de su categoría profesional o Cuerpo.

 

Los recuerdos que yo tengo sobre el equipo directivo del Instituto, hacia la segunda mitad de la década de los sesenta, los miembros operativos, visibles y palpables del mismo, se resumían a tres, Director, Jefe de estudios y Secretario. No recuerdo Vicedirectores ni Vicesecretarios… que seguramente tenían sus funciones pero no eran perceptibles por el alumnado en general, o por mí en particular.


El primer Director que consta en mi Libro de Calificación Escolar es Don Gregorio Salvador, que debía llevar ejerciendo como tal desde 4 ó 5 años antes, Catedrático de Literatura, gran investigador de la Lengua que llegó a Vicepresidente de la Real Academia Española de la Lengua. Me dio clase en 1º y no recuerdo mucho de él, pero lo poco que recuerdo está entre previsible y aburrido, voz baja y monótona, sin mal genio. Supongo que para él, aquella muchachada de setenta y tantos alumnos… tampoco debía ser su plato favorito. Imagino que la docencia con niños de 10 años era un trámite para conseguir asentarse como lo que realmente era: un verdadero investigador y lexicógrafo de la Lengua Española.


Siendo Director Gregorio Salvador fueron secretarios, primero, Don Rodrigo María Gómez, el curso 1963-1964 y Don José Gregorio Martín Moreno, cursos 1964-65 y 1965-66. Es posible que Don José Gregorio Martín Moreno, Catedrático de Geografía e Historia, desplazara a Don Rodrigo como Secretario.


El año 1966-67 Don Gregorio Salvador se traslada a un Instituto de La Laguna, Don José Gregorio pasa a ser Director de INEMA y Don Rafael García Tejeiro, pasa a ser Secretario del Instituto.


Don José Gregorio, fue profesor mío en 4º. Era una persona bonachona, muy vital, jovial y alegre. Nos hacía trabajar y a él se le veía que disfrutaba dando clase. Cada día explicaba un tema, ponía varias preguntas para hacer en casa sobre lo explicado y los 10 primeros minutos sacaba aleatoriamente a alguien a “preguntarle la lección del día anterior”. Lo recuerdo con mucho cariño y respeto.

 

El Curso 1969-70 es último de Don José Gregorio Martín Moreno como Director, cediendo el testigo a Don Manuel Pérez Barreiro, Catedrático de Filosofía, Director de INEMA desde el año 1971 hasta 1977.


Me dio clase de Filosofía en 6º de Bachiller. Era un Tomista… que no admitía muchas preguntas, ni cuestionamientos a las vías de Santo Tomás, ni a la demostración de la existencia de Dios según San Anselmo. A alguno nos costó algún disgusto preguntar o cuestionar el razonamiento de San Anselmo, no en curso, en la Reválida, pero bueno. Rousseau, Locke, Hume, Kant, Hegel y Marx… casi no nos dio tiempo a verlos. ¡Qué curioso!


No hemos dicho nada sobre la figura de Jefe de Estudios. Aquí hay poca variación. Se llamaba casi siempre Don Abelardo y sobran las presentaciones. Sé que posteriormente a mi etapa…, finalmente, fue ascendido a Vicedirector, cargo de debió lucir como nadie.


Únicamente comentar que en la Delegada, que aunque para nosotros era lo mismo, no lo era, el jefe de Estudios creo recordar que fue Don Mariano Franco, que fue mi profesor de Lengua y Literatura en 6º de Bachiller. Curso Académico 1970-71. Este es también el final de mi trayectoria en el INEMA.


Pero antes y después de mis recuerdos existieron cargos, si bien no siempre estuvieron tan delimitados como lo están en la actualidad. A continuación se muestra un Cuadro con los Equipos Directivos del Instituto de Astorga de todos los tiempos. Insistimos en la aclaración que ya hemos hecho: inicialmente el Director era el único cargo existente de los Centros y concentraba en él todo el poder, capacidad de decisión y responsabilidad para ser actuar de forma autónoma tanto administrativa como pedagógicamente.

 

 

[Img #38333]

 

 

Durante la República seguía existiendo la figura del Director… pero dentro de una especie de desdibujado de poder, donde las decisiones procuraban ser tomadas por consenso y las firmas de actas por distintas ternas de profesores con función de equipo directivo.


Durante la Dictadura, al menos los primeros 20 o 25 años, los Institutos estaban controlados por el Director… y las cuentas por una persona o cargo normalmente externo a la institución, el Interventor, que levantaba acta del movimiento de dinero que tenía lugar en la misma... y que tiende a desaparecer y ser encajado dentro de la organización del Centro.


Sólo a partir de la mitad de la década de los 50 se comienza hablar de los cargos directivos reconocidos por la Administración, tal como los conocemos hoy, es decir, del Jefe de Estudios y del Secretario, con tareas específicas encomendadas… aunque con supeditación al Director. Comienza a tomar forma la figura del Vicedirector y Vicesecretario, u otros a medida que los centros van aumentando o van ampliándose las funciones que inicialmente tenían asignadas. Salvo error u omisión, estos han sido los cargos directivos del Instituto de Astorga desde su fundación hasta el año 2000.

 

 

[Img #38332]

 

 

 

 

Próxima entrega: 6. Repasando la Secundaria

 

Para consultar artículos anteriores pincha aquí

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress