Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 16/08/2018
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
6/08/2018

Sendo homenajea a Eugenio de Nora en La Cepeda

Guardar en Mis Noticias.

Sendo, el pintor de los caminantes, peregrinos, el movimiento, la descomposición y la erosión, expone desde este lunes en la Casa Concejo de Villamejil. 'La Letra Pintada' es el título de la muestra dedicada a Eugenio de Nora, el  poeta que este verano recorre la agenda cultural organizada por la Asociación Rey Ordoño I, Amigos de la Cepeda. Hasta el 16 de agosto se podrá disfrutar de la obra de 18 a 20,30 horas.

[Img #38457]

 

 

La exposición 'La Letra Pintada' muestra 30 cuadros pintados por Sendo que giran al rededor del libro, la letra impresa y los periódicos (concretamente tres, uno de Argentina y los otros dos de Italia y Portugal), pero también aparecen sus caminantes y peregrinos, las imágenes del incendio de Castrocontrigo del año 2012, incluso imágenes del happening de 'Trashumus' de 1987. En las paredes de la Casa Concejo de Villamejil también cuelgan 10 grabados realizados para el libro 'El Quijote y las cosas de la bucólica' de Tomás Álvarez.

 

En las palabras que Sendo ha dedicado en la presentación de la exposición (que reproducimos íntegramente al final de este texto), el artista de San Justo de la Vega asegura que "parte de la obra expuesta aquí en Villamejil ya lo ha estado en Lisboa, Bilbao, Méjico, Valladolid entre los años 90 y 2000. Y el punto de partida es un hecho intrascendente como es el caso de un chiquillo vendiendo el periódico con un costal al  hombro  por las calles de Lisboa", donde residió junto a su familia durante seis años.

 

En la presentación de la muestra también ha estado el miembro de la asociación cultural Fernando Lucio, que ha destacado el bagaje de reconocimiento nacional e internacional del pintor, "estamos orgullosos de tener la obra de Sendo en un pueblecito de La Cepeda".

 

La obra de Rosendo García Ramos también presente en otro punto de la geografía provicial: en el Palacio de Torquemada de Villafranca del Bierzo su colección de 'Caminantes', hasta el 14 de septiembre.

 

 

LETRA PINTADA. La EROSIÓN. Villamejil 2018

 

A lo largo de más de 40 años que llevo con el oficio de pintor, la erosión ha estado casi siempre presente en mis temas, es un tratamiento más visceral donde la pintura se desparrama en una composición que parte de un esquema llenando todo el cuadro con un trasfondo poético-literario-arqueológico. Unas veces se queda en un planteamiento, otras, deja entrever la fuente, el punto de partida con caracteres gráficos, es el signo puesto en escena. Los mismos títulos de los cuadros pueden dar una orientación o simbolizan un estado de ánimo al plantearme un cuadro.

  

Es el desgaste, la erosión de la propia vida lo que me proporciona el documento principal de esta serie; serie que forma parte de un capítulo que siempre queda abierto. Siempre me he movido desde los años 70 en tres conceptos: Movimiento, descomposición y erosión. La erosión está presente en nuestras vidas y en el mundo que nos rodea; la erosión está presente en la transformación de la naturaleza, en la evolución humana, en el testimonio material o escrito del ser humano. En este caso  me quedo con el eslabón perdido que es el resquicio con el que elaboro una historia.

  

La erosión es una consecuencia de agentes internos y externos: la letra escrita, los legajos, los libros, el pensamiento impreso; son testimonios que, como la memoria, se va deteriorando con el tiempo. Con esta serie pretendo recuperar la arqueología de la palabra escrita. El arqueólogo recompone, deduce, constata. Estos tres elementos me sirven para componer una historia plástica de un tiempo remoto o más cercano. A veces parto de leyendas mitológicas; la leyenda en sí es una transcripción , una versión de lo que pudo ser, una idealización que con el transcurso del tiempo se convierte en mito. A veces estos mitos son más cercanos y conocidos, pero que pronto pasan al limbo del olvido quedando solo un titular del que yo me apropio.

  

Toda esta serie parte de un esquema compositivo como ya he dicho, y es como el “story-board” de una película; después viene la narración a base de manchas gestuales donde , a veces, aparece la figuración. El color es  viene a ser el Atrezzo del cuadro.

   

Parte de la obra expuesta aquí en Villamejil ya ha estado expuesta en Lisboa, Bilbao, Méjico, Valladolid  entre los años 90 y 2000. Y el punto de partida es un hecho intrascendente como es el caso de un chiquillo vendiendo el periódico con un costal al  hombro  por las calles de Lisboa. Siempre me recordó esta escena a fotogramas del cine negro de los años 30 y 40, pero actualizado en Lisboa en la década de los 80. “Correio da manhá” voceaba el chico.

  

Las papeleras, los carteles impresos por la calle, los leilaos (subastas) del libro antiguo; titulares de periódicos, la lectura de revistas y libros etc…es la fuente inspiradora de esta serie que va y viene como el viajero sin destino o como el pensamiento que lo podemos orientar hacia cualquier tiempo y dirección.

  

Entre los años 70 y 80 mi obra oscilaba entre los pioneros de la fotografía secuenciada y los futuristas italianos. Del Futurismo me interesó más el cinetismo formal que el de los manifiestos de Marinetti y los Ready Made de comienzos del S.XX: consecuencia de este movimiento surgió la descomposición orgánica y la “Erosión”.La influencia de mi estancia durante 6 años en Lisboa me hizo ver o me influenció la reverberación  de la luz atlántica en las desconchadas paredes de la vieja Lisboa, creando una atmósfera de deliciosa decadencia. La incorporación en los cuadros de la letra impresa ,de  caracteres gráficos estampados o en collage como  los titulares de la prensa “Clarín”, Il Giornale, Correio da manhá, La Crónica etc…me indujeron a plasmar la melancolía de lo que desaparece. El agua de la desembocadura del Tajo sacando a flote los desechos urbanos, la erosión de las costas de Caparica y Guinzo , las visitas a las librerías antiguas, Las subastas de patrimonios familiares de libros, grabados y mapas antiguos; todo ello deja un poso del desprendimiento humano como despreciando un legado amortizado .Con este bagaje surgen los títulos “El vendedor de periódicos” ,”Libros mutilados”, Libros quemados o recuperados”, “Legajos” etc .o el titular de un libro o artículo   es el argumento para plantearme un cuadro.

 

El Viaje, los viajeros, los caminantes, en otra serie, retoman el movimiento pausado y meditativo con semánticas ancestrales de las viejas cañadas y caminos de peregrinación. La lentitud constante del romero con su atuendo entre pecho y espalda donde transporta sus diálogos solitarios originó la serie que titulé “El Futuro a la espalda” en el 2000. Es el futuro de la memoria que arrolla imágenes y pensamientos de los futuristas frente a la inmovilidad aparente de los metafísicos y que busca la seguridad del saber consolidado, confiando en la tradición para volver a pensar en lo nuevo.

   

Siempre ha sido el movimiento y sus consecuencias y derivaciones  las obsesiones que desde 1973 han motivado mi trayectoria al margen de modas y tendencias. Lo que a simple vista parecen saltos estilísticos no es más que un seguimiento temático, y cromáticamente alterado o influenciado por los lugares de residencia: Madrid, Barcelona, Bilbao, Granada, Lisboa, León. En cada lugar la luz y las motivaciones son diferentes. Otra vez “El yo y las circunstancias”.

  

Los pintores también somos cronistas del tiempo que nos toca vivir, como adivinadores del futuro asentado en el pasado.  Monstruos y mitos te asaltan a la hora de iniciar una obra y en el trascurso de plasmar una idea. Dentro de este temor, la mejor fuente es el pensamiento escrito, la mitología, los antiguo y nuevo testamentos, en definitiva la historia real o inventada. Esta exposición es parte de ese mundo en continua formación y desgaste  a la vez  que deja entrever los manifiestos del hombre a través de su memoria escrita.

 

 

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress