Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 17/01/2018
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
M.A. Reinares
29/09/2013

Testigos de la esencia arriera

Guardar en Mis Noticias.

[Img #5564]

Miembros de Adepesca con el presidente de la Cámara de Comercio de Astorga a su salida de la recepción oficial en el Ayuntamiento.


Maragatería se ha reencontrado este domingo con los hijos de la emigración herederos de la esencia arriera. El gremio de los pescaderos de Madrid, fundado y sostenido desde hace 110 años por maragatos, ha venido a la tierra que lo engendró para ofrecerle un profundo reconocimiento y agradecimiento. En los actos del 110 aniversario de la fundación de la Asociación de Empresarios de Productos Pesqueros de Madrid (Adepesca), han aflorado las emociones de quienes nunca han olvidado que sus raíces están en esta legendaria sierra, dura y mágica, que tan poco tiene que ver con la riqueza de los mares que cada día, desde bien temprano, los maragatos se afanan en mostrar en los mercados y pescaderías de Madrid.


Primero en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Astorga y después en la Casa Concejo de Santa Catalina de Somoza, un grupo de representantes del gremio ha recorrido el mapa sentimental de sus orígenes. Los pescaderos fueron recibidos en el Consistorio astorgano por miembros de la Corporación Municipal, con la alcaldesa Victorina Alonso al frente, mientras que en Santa Catalina, rodeados de las señas de identidad de la comarca, se mezclaron con sus paisanos para descubrir la placa que recuerda el 110 aniversario.


Este domingo ha sido una jornada de repaso de la historia de las redes familiares y sociales que los maragatos crearon alrededor de un oficio que ha propiciado, y aún propicia, la prosperidad de unos hombres y mujeres que han trabajado muy duro lejos de los caserones de piedra de sus abuelos. En los discursos de reconocimiento se ha mencionado a Luciano de Paz, el maragato que en 1903 se convertía en el primer presidente de Adepesca. Los oradores también han aludido al esfuerzo y trabajo de un gremio marcado por el carácter, la visión de futuro y la sabiduría acumulada durante generaciones por unos profesionales, que muestran día a día su saber hacer en sus puestos de trabajo, ya sean empresarios o empleados.


[Img #5558]

Las calles de Santa Catalina vivieron una jornada festiva con el homenaje a los pescaderos maragatos afincados en Madrid.


Museo de los pescaderos

"Las palabras se pueden ir al cesto del olvido, pero lo que siempre recordaremos será la razón por la que fueron dichas", con esta sentencia propia de un maragato, concluía el acto en la Casa Concejo de Santa Catalina, Francisco González Villar, el tesorero de Adepesca y el alma que ha dado forma al homenaje, quien además lanzaba la idea de crear un museo de los pescaderos con la documentación que guardan los descendientes de Luciano de Paz y con los objetos y fotografías que dan sentido a la historia de quienes emigraron a Madrid. 


Entre los pescaderos que viajaron desde la capital de España se encontraba Jesusa Martínez Criado, nacida en El Ganso en 1925, que despachó pescado en el barrio de Argüelles, y Manuel Álvarez Morán que se fue de esta tierra siendo casi un adolescente para aprender el oficio con sus tíos. Los dos rememoraron la dureza del trabajo y el recuerdo constante de sus raíces. 


Las cifras de Adepesca

La Asociación de Empresarios Detallistas de Pescado y Productos Congelados de la Comunidad de Madrid agrupa en la actualidad 1.200 pescaderías especializadas que corresponden a 898 empresas, con 4.000 empleos directos y un movimiento económico de 2.500 millones de euros anuales.



Las fotografías de la jornada



Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress