Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 18/07/2018
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
M.A. Reinares
18/11/2013

Nadar contra corriente y ganar

Guardar en Mis Noticias.

Alfredo Rebaque y Andrea Muñoz ganaron el concurso de ideas para emprendedores 'Elewator Pitch', que organizó el espacio de coworking de León 'Cel Working' dentro de la Semana de las Tecnologías promovida por la Asociación Leonesa de Empresas de la Tecnología de la Información y las Comunicaciones (Aletic), con un proyecto innovador que aún aportando soluciones lo que, sobre todo, presenta son muchas preguntas.

[Img #6306]


En el momento actual, en el que se nos está cayendo a trozos el estado de bienestar social, esta pareja de astorganos, de 37 y 28 años, fue capaz de convencer a los miembros del jurado que un proyecto dedicado a apoyar a personas en riesgo de exclusión social es una buena idea. Alfredo y Andrea ganaron el concurso de innovación con una "iniciativa que no tiene nada que ver con la viabilidad económica o con euros. Les dijimos que les presentábamos una idea que hacía tiempo que teníamos en la cabeza, no un negocio", puntualiza Andrea Muñoz. Entonces, ¿por qué se llevaron el primer premio con el proyecto 'Diseñandos', en el que la innovación radica en utilizar el diseño como herramienta terapéutica? 


"El jurado premió que no es nuestra intención lucrarnos con esto, lo hacemos porque es algo nuestro, algo que nos importa y que vamos a intentar hacer. Yo no estudié Educación Social para hacerme rico, sabía que no iba a ser rico en mi vida. No es lo mismo intentar ganar a través de un negocio, que a través de una idea personal con la que estás transmitiendo no sólo unos objetivos concretos, también cariño, amor, que es algo tuyo. Esto es como un bebé, acaba de nacer y no sabemos cómo va a evolucionar", explica Alfredo Rebaque. El jurado de la Semana de la Ciencia apostó por el compromiso personal de dos jóvenes con los excluidos sociales, los presos, los transeúntes o los inmigrantes.


Las terapias sociales clásicas han utilizado elementos como el arte para canalizar los 'demonios' y las 'mochilas' cargadas de frustraciones. Lo novedoso de 'Diseñandos' es proponer a los excluidos que se enfrenten "a procesos de diseño. El arte como herramienta de terapia tiene un fin que no mucha gente entiende, sin embargo al final el diseño da respuesta a necesidades, y qué hay más necesario que una silla para sentarse, una mesa o una cama para echarse a dormir, o tener una estantería para colocar nuestras cosas", explica Andrea. La pareja astorgana plantea en su proyecto que los beneficiarios se encargarían de concluir el proceso: pensarían qué se necesita, lo diseñarían, lo fabricarían y por último lo venderían. 


Es así de sencillo en boca de este educador social y esta diseñadora, aunque la sencillez del planteamiento deja traslucir una extensa y compleja trama de dudas sobre dónde colocamos en nuestra sociedad a esas piezas incómodas -los excluidos-, que delatan los fallos del sistema. "La necesidad social existe; ¿se va conseguir algo con un proyecto de estas características?, yo estoy convencido de que sí; ahora bien, ¿quién tendría que hacerse cargo de todo este tipo de acciones?", se pregunta Alfredo, que pese a su juventud sabe perfectamente de qué esta hablando porque ha trabajado con presos y transeúntes. "Sé que funciona, cuesta mucho llegar a ellos, trabajar con estas personas, pero cuando encuentras a quienes realmente quieren cambiar la situación en la que viven, esto funciona".


En la involución social que hoy se vive en España, 'Diseñandos' plantea con profundidad dudas que dejan al descubierto las grietas de una sociedad con una brecha cada vez más ancha entre los que ganan y los que pierden. Con este proyecto "planteamos que esto no da rendimiento con el que llenar las arcas, pero a largo plazo evita otro tipo de gastos que no llenan las arcas pero tampoco las vacían. Un preso en España cuesta al mes 6.000 euros. Eso nunca se lo han planteado y cada vez se hacen leyes más coercitivas, cuando lo que habría que hacer es enseñar y no cohibir, educar para evitar, entonces esto funcionaría, seguro", afirma el educador social.


[Img #6304]


El premio valorado en 3.500 euros consiste en un año de cowork gratuito en el Cel-coworking para desarrollar la idea, seis meses de asesoría gratis y 1.000 euros en metálico. A partir de ahora, "lo primero es hacer una análisis de la realidad para ver si tiene viabilidad en León, para ver cómo podemos entrar en la prisión. Cuando decimos viabilidad estamos hablando de un análisis de realidad no de un estudio de mercado, ¿es viable socialmente? ¿tenemos acceso a los presos a través de asociaciones, fundaciones o la administración? En los proyectos sociales primero hay que tener a las personas y después llega el dinero", explican los premiados.


Los dos jóvenes astorganos forman parte de esa generación en la que la que el 56,5% no tiene trabajo, "tenemos un problema, estamos excesivamente formados. Cuando vives en la ignorancia todo vale. Cuando tienes la formación, has vivido fuera de un sitio pequeño, fuera de España, la forma de entender y de vivir no es la misma. Soy educador social, maestro y terapeuta ocupacional, no veo las cosas desde una sola perspectiva, porque tengo una visión global, cuando abres el abanico de visión", indica Alfredo que se encuentra en el paro. Andrea desde su posición como diseñadora de interiores e industrial, reconoce que es atípica, "yo no formo parte de un estudio en el que no tienen trato con la gente, mis proyectos los desarrollo con un trato directo y muy cercano con mis clientes. Tengo una perspectiva más cercana, hablo mucho con el cliente. A mí mi trabajo me compensa sabiendo que alguien se siente mejor o sonríe con lo que yo he diseñado". Esta es la magnífica base sobre la se ideó 'Diseñandos'.

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress