Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 18/08/2018
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jesús GG
24/02/2014

"La renovación está en manos del presidente"

Guardar en Mis Noticias.
[Img #7927]

Cuando Miguel Ángel Miñambres salió de su barrio de San Andrés en Astorga después de haber entrenado a las categorías base del Atlético Astorga, se fue como ojeador de futbolistas para el CD Tenerife donde su hermano Felipe era el entrenador. Seguro que no se imaginaba que pasaría como segundo entrenador por equipos tan profesionalizados como el Hércules de Alicante y la SAD Salamanca; ni que algún día entrenaría a los juveniles de categoría regional del Puente Castro, pero lo impensable para él sería que un día llevaría las riendas deportivas de un club tan familiar como el Veguellina.

Jesús GG: ¿A qué crees que se debe la situación actual del Veguellina CF, primero en la tabla seguido a cinco puntos por el segundo clasificado?

Miguel Ángel Miñambres: A pesar de que los jugadores son los mismos que los de la campaña pasada, a excepción de Rubén Bardal, que estamos en un club en el que la gente no cobra, que vienen con sus coches después del trabajo a entrenar sin que nadie les pague ni la gasolina, son jugadores que le ponen gran intensidad en cada entrenamiento y en cada partido, estamos acostumbrados a competir para tener la satisfacción de ganar. 

La situación en la que estamos creo que es debida a que este año la gente se cree capaz de estar donde está. Los veo muy motivados y tienen mucha calidad. Otros años puediera ser que cuando llegaban a un tercer o sexto puesto se acomodaban y daban como  bueno la meta alcanzada. Este año empezamos muy bien y nos vemos como obligados a ganar y más ahora que nos queda un tercio de la liga, ahora si perdemos sí que nos dolería, tenemos el caramelo en la punta de la lengua.

J.GG: ¿Por qué en otras temporadas no se creían que podían estar en primera posición y ahora sí?

M.A.M: Esto es sencillo y complicado a la vez, el fútbol tiene unos parámetros técnicos puros, hay que saber colocar a la gente; es una metodología, tú le puedes enseñar a un niño riñéndole o diciéndole como se hace.

Yo he venido de otros clubes con unos métodos nuevos, les he hecho unos planteamientos que yo traía y los jugadores lo entendieron y lo asimilaron, las cosas nos han salido bien, si en los primeros partidos hubiéramos perdido quizá no estaríamos donde estamos ahora. El fútbol tiene estas cosas. Este es un club familiar y necesitan un incentivo deportivo.

J.GG: ¿Hay clanes entre los jugadores del club?

M.A.M.: No. Rotundamente no. Aquí todos los jugadores cuando se ponen la camiseta reman en el mismo sentido.Yo ya tengo amigos fuera del equipo y no vengo a hacer amistades nuevas, lo que quiero es que todo el mundo trabaje para lo mismo. Cuando salgan del campo yo no me meto si cuatro se llevan mejor o no. No lo percibo, y tampoco lo toleraría. Cuando nos ponemos la camiseta vamos todos a una.

J.GG: ¿Quién te propuso entrenar al Veguellina?

M.A.M.: Santi. Cuando me encontraba con él por ahí, me comentaba que tenía que venir al Veguellina; yo me reía por que no quería entrenar a un equipo de inferior categoría, quizá por que había estado en otros equipos más profesionalizados. Cuando dimitió Tejerina, me propusieron entrenar los ocho partidos que restaban de la temporada, y no lo acepté aunque vine a ver todos los partidos. Me gustó lo que vi y ayudó que aquí estaba Richi, que había entrenado en el Astorga, para venir.

J.GG: ¿Se puede decir que Richi te abrió la puerta del Veguellina? 

M.A.M.: Sí, Richi porque era el más conocedor del equipo. Bueno Richi y Santi.

J.GG: ¿Crees que Richi es el 'Raúl' del Veguellina, en quien se fijan los chavales pequeños?

M.A.M.: Sí. Es un jugador de la zona, ha jugado en equipos con un nivel superior que a sus años en lugar de venir a pasar la tarde, se compromete con el club y con la gente, y lo hace sin cobrar un duro; es un jugador en el que se reflejan los niños de las categorías inferiores del club, además como tú sabes es entrenador del equipo juvenil. Es de la gente que hace equipo.

J.GG: Una vez que te enteraste de la dimisión de Tejerina, ¿crees que fue el momento de entrenar  al equipo?

M.A.M.: No, yo les dije que no. Me daba miedo entrenar en un equipo de una categoría en la que nunca había estado, soy muy exigente y estos chavales que no cobran nada no tienen por que aguantar mis exigencias. Pero en los partidos que vi me transmitieron buenas sensaciones, y me lancé para probar nuevos métodos con estos chavales que en otra categoría no podría experimentar, lo vi como un reto. Los vi con ganas y con mucho espíritu; eso me llamó mucho la atención.

J.GG: ¿Viniste sabiendo que eras cocinero antes que fraile?...Vamos que peinabas canas en esto del fútbol...

M.A.M.: Sí. Si no vives de esto, tienes que buscar otras motivaciones personales y este club me proporcionaba unas satisfacciones que en otro lugar no tenía. Me dieron total libertad para aplicar mis métodos. Me han tratado fenomenalmente, valoran mi trabajo. No tengo compensación económica pero tengo otras. En un mundo más profesional eres un trabajador más, si ganas eres muy bueno y si pierdes eres un manta; aquí eso no pasa, aquí si pierdes no se crea un drama. Personalmente he encontrado satisfacciones en este club.

J.GG: Dices que no es un drama cuando se pierde, pero aquí todavía no se ha dado esta circunstancia.

M.A.M.: Ya, pero si perdemos algún día hay que tomarlo con cierta tranquilidad. Si trabajamos bien y no se gana.... pues no pasa nada. Si das lo que tienes, no estas obligado a dar  más.

J.GG: ¿Crees que los jugadores te tienen miedo si pierden?

M.A.M.: No, no para nada.

J.GG: La coherencia que transmites en los entrenamientos sobre los partidos, ¿no crees que a veces hay que cambiarla sobre la marcha?

M.A.M.: Mi sueño como entrenador es que los otros equipos tengan que plantear el partido sabiendo que juega contra el Veguellina. Hay que hacer ajustes en un partido pero hay que tener un estilo
propio y eso es lo más dificil de conseguir en un equipo. Yo intento hacer un estilo ganador y el que venga a ver un partido que sepa que viene a ver al Veguellina.

J.GG: ¿No temes que los contrarios te vengan observando para poder saber tu manera de plantear un partido?

M.A.M.: Sí, ya nos lo han hecho. En Fabero el presidente de este club me dijo al terminar el partido que sabían el truco que empleábamos y nos pudieron anular. Y que le voy a decir si nos ganaron.

J.GG: ¿En el Veguellina hay calidad?

M.A.M.: Sí, hay unos cuantos jugadores con mucha calidad que pueden estar perfectamente en una categoría superior.

J.GG: ¿Crees que el Veguellina puede subir de categoría?

M.A.M.: Sí, el Veguellina tiene equipo para subir de categoría, no hay que tener miedo. Habrá más gastos, más desplazamientos, pero también habrá más ingresos por socios, publicidad y otros factores. La categoría te exige más pero aquí hay gente que puede jugar en regional. No hay que tener miedo a salir de donde estamos. Habrá más gente, más anunciantes. Un ejemplo es el Astorga, es más rentable en tercera que en regional. Los niños se sienten más incentivados cuando el equipo mayor está mejor situado, y eso es el futuro de la entidad.

J.GG: Cuéntanos un poco tu trayectoria deportiva como entrenador con tu hermano de la Zeca a la Meca.

M.A.M.: Como entrenador empecé en el fútbol base de Astorga, luego me fui a Tenerife a ayudar a mi hermano, como ojeador. Después me fui para el Hércules como segundo entrenador, al Salamanca, volví a Astorga, estuve en el equipo regional de Juveniles de Puente Castro, y ahora en el Veguellina donde me gusta lo que hago y estoy  muy contento.

J.GG: ¿No consideras que has dado un paso atrás al venir a este equipo después de andar por esos equipos como Hércules  y Salamanca?

M.A.M.: No, no. Aqui soy feliz, disfruto con lo que hago y es otra forma de aprender algo más; llevaba un año sin entrenar y me decidí por este club por tener experiencias nuevas.

J.GG: Aprecio que las categorías de este club se han homogeneizado, que todos los equipos juegan a lo mismo

M.A.M.: Sí, sí, intentamos que los niños de hoy sean buenos jugadores dentro de cinco años, es decir hacer una base para el futuro, no quiero venir a ganar hoy y que no haya futuro. Con los planteamientos que tenemos los entrenadores de todas las categorías del Veguellina, en los más pequeños es más difícil ganar, a no ser que tengas chavales que sean muy buenos

J.GG: ¿Serás el entrenador de este club cuando cumpla los 25 años en el 2015?

M.A.M.: No lo sé, me gustaría decir que sí, pero no lo sé. Si no estoy de entrenador vendré por aquí para disfrutar de la celebración, por mi parte no hay ningún inconveniente en seguir, para las efemérides me gustaría que la gente dijera "mira lo que consiguió este chico aquí".

J.GG: ¿Sería bueno decir al presidente que era el momento de renovar para la próxima campaña?

M.A.M.: Eso no depende de mí, tiene que decirlo Santi. Aquí hay entrenadores y jugadores muy buenos, son gente que son licenciados. Con esta base tenemos futuro para cinco años, pero ¿quién aguanta cinco años? Esto satura mucho. Tenemos que hacer jugadores para unos años, y hay que empezar a poner la primera piedra.

J.GG: ¿Cuándo tienes tiempo libre?

M.A.M.: Esto te quita mucho tiempo, entre el trabajo profesional y el fútbol me lo lleva todo. Descanso el fin de semana laboralmente, pero vengo aquí los sábados y domingos. Mi tiempo libre es cuando me bajo de mi coche después de trabajar y me enfundo la ropa deportiva.

Miguel Ángel Miñambres Fernández es un entrenador serio, trabajador, coherente, un analista y estudioso del fútbol. Cuando no está trabajando está entrenando o dirigiendo un partido y cuando le queda tiempo de asueto coge una pizarra y dibuja campos de fútbol para diseñar estrategias. Se puede decir que al Veguellina CF, este año le ha tocado la lotería con este entrenador;  se observa en los entrenamientos de fútbol donde los jugadores que no perciben ningún emolumento tratan de no faltar a ninguno de ellos, y donde los entrenadores de las  demás categorías del club, toman como referencia los planteamientos del equipo de aficionados.

Desde Astorgaredacción, ponemos una pancarta que dice: 'MIÑAMBRES RENOVACION YA'.





Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress