Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 18/11/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
29/08/2014

Los trabajadores de la Brif se encierran para que Tragsa reconozca el alto riesgo en que desempeñan sus funciones

[Img #11531]

 

Cuarenta y dos trabajadores de un total de 56 con que cuenta la Brigada de Refuerzo contra Incendios Forestales (Brif) de Tabuyo del Monte, mantienen un encierro desde las 22 horas de este jueves hasta las 8 horas del viernes para reclamar el reconocimiento de la categoría de bombero forestal y unas condiciones salariales dignas y acordes al puesto de riesgo que desempeñan.

 

La medida de presión llevada a cabo por la Asociación de Trabajadores de las Brif implantada en todo el territorio nacional llega después de que Tragasa, la empresa a la que pertenecen, se haya negado a negociar con este colectivo la tabla de reivindicaciones por no considerarles interlocutores válidos. Los bomberos profesionales se sienten "ninguneados" por esta empresa pública, que a finales del mes de julio cerró el acuerdo con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para seguir prestando el servicio durante cuatro años más.

 

[Img #11530]

 

En la Brif de Tabuyo trabajan un total de 56 profesionales fijos discontinuos que cada año pasan a la condición de desempleados durante un mes y medio. El hecho de ser contratados por una empresa que presta sus servicios al Ministerio les dificulta la consecución de sus objetivos para mejorar sus condiciones laborales, ya que Tragsa solo se reúne con los sindicatos para negociar mientras el Ministerio solo reconoce a la asociación como interlocutor. Esta situación de encontrarse en 'tierra de nadie' ha provocado que durante la firma del protocolo entre el colectivo y el máximo representante ministerial, nadie asistió en representación de la empresa, aun siendo invitados.

 

El encierro es la primera medida puesta en práctica para ser escuchados, si no da los frutos deseados están dispuestos a continuar con más acciones de presión, hasta que logren ser considerados trabajadores con todos los derechos que gozan el resto de empleados de Tragsa, ya que estos bomberos profesionales están relegados en un anexo del convenio, algo que para ellos es un agravio comparativo con el resto de trabajadores de dicha empresa por no aplicarles más de 40 artículos de dicho convenio. Entre los mínimos que consideran inviolables también se encuentra el reconocimiento de la segunda actividad o en su caso de los coeficientes de reducción en la edad de jubliación.

 

Esta primera movilización se ha llevado a cabo en las 10 Brif repartidas por España, en las que trabajan más de medio centenar de profesionales que desempeñan sus funciones en este medio heliotransportado durante la época de máximo riesgo de incendios, suponiendo un coste de obra con valor de 25 millones de euros aproximadamente. Durante el invierno se dedican a la prevención de incendios forestales en los montes cercanos a las bases.

Noticias relacionadas
Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress