Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 26/05/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
26/03/2013

El sector de la resina repunta en la crisis con 100.000 hectáreas de pinares y 500 empleos en el mundo rural

Redacción / Astorga

El sector de la resina en Castilla y León es uno de los que se salva de la crisis con un aumento de la producción y del empleo, se presenta como una oportunidad de trabajo y es puntero en Europa, cuyo modelo se exporta a otras comunidades y compite en precios con China sin ayudas. Estas son algunas de las conclusiones que se expusieron durante una reunión en la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Mesa de la Resina.

Castilla y León cuenta con 100.000 hectáreas destinadas a recogida de la resina de los pinos y con 500 empleos directos (se han multiplicado por tres en los últimos tres años), con capacidad para que se puedan incrementar, en una actividad vinculada al territorio, que genera 6,5 millones de euros, y que contribuye a la protección y conservación del medio natural. El modelo de este sector que se aplica en la Comunidad interesa a Aragón, Andalucía y Castilla-La Mancha.

Con una producción de 15.000 toneladas de resina podrían consolidarse más de 1.000 empleos directos. Además, la resinación genera una demanda muy elevada de empleo situándose en un empleo cada 160 hectáreas lo que crea entre ocho y diez veces más de empleo que otras actividades forestales.

Estos datos fueron recibidos con satisfacción por el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, quien en declaraciones a los periodistas explicó que su éxito no se debe a la casualidad sino al “buen hacer de sus profesionales” así como a la unidad de acción, materializada en la Mesa de la Resina, que reúne a todo el sector, como propietarios de montes públicos y privados, empresas, administraciones y universidades.

Silván calificó de “gran noticia” el repunte de este sector frente a la crisis y una oportunidad de empleo en el mundo rural y destacó en un mundo globalizado, con la competencia de China, que el trabajo que se desarrolla, durante ocho meses al año, “dé sus frutos”, pero apuntó “todo el protagonismo” a los profesionales de esta actividad. “Castilla y León es el principal productor en España y referencia mundial por el buen hacer del sector”, valoró el consejero, que resaltó también la formación y el trabajo de investigación que se realiza desde las universidades.

Capacidad para incrementar el número de resineros

En Castilla y León hubo hasta 3.800 resineros y hay capacidad para incrementar los actuales 500 por la demanda de las empresas, explicó el secretario de la Mesa de la Resina, Félix Pinilla, quien también coincidió en presentar este sector como una oportunidad de empleo pero subrayó que no es un trabajo sencillo, que exige preparación, buena forma física y habilidad. Además de buscar un propietario público o privado de los pinos para su alquiler y recoger la resina.

Un resinero puede llevar entre 5.000 y 5.500 pinos durante ocho meses y saca un “sueldo digno” para vivir, afirmó Pinilla, mientras que Juan Carlos Álvarez, alcalde de Coca y representante de los municipios en la Mesa de la Resina, manifestó que los cien resineros de su localidad, que es una de las principales en esta, son personas jóvenes y nuevas en la incorporación a este trabajo. La recogida de la resina genera un 50 por ciento en los ingresos de las entidades locales menores y de los municipios, precisó el alcalde segoviano.

Además de la actividad y empleo en el territorio que genera este producto y la protección de los montes, Álvarez expresó el objetivo del sector de competir de aprovechar esta materia prima autóctona para competir con el petróleo, mientras que Pinilla se refirió a que compiten con los países productores más importantes sin ayudas aunque sí abogó por algún incentivo en la organización del mercado ligado a la extracción.

Castilla y León genera el 95 por ciento de la producción de España y cuenta con cuatro destiladoras, tres en Segovia y una en Soria. En la localidad segoviana de Coca se sitúa la fábrica de la Unión Resinera Española que procesa la gran mayoría de la resina nacional y en estas instalaciones se realizan la primera y segunda transformación de la resina

Los representantes de la Mesa de la Resina aprovecharon el encuentro para informar al consejero de la celebración del II Simposio Internacional de Resinas Naturales que reunirá del 16 al 18 de abril a unos 150 representantes de todo el mundo así como con la participación del Ministerio y la Junta. Silván expresó el apoyo a esta iniciativa y comprometió su asistencia a este evento, con el que se quiere mostrar la situación actual del sector y conocer las condiciones de mercado que puedan incidir en su futuro.

Otro de los objetivos de este foro será el debate donde expertos, autoridades y científicos trasmitan los beneficios sociales y ambientales de este aprovechamiento sostenible para su impulso como materia prima y renovable del Sur de Europa. 
Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress