Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 23/07/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Manuela Bodas Puente
2/04/2015

El hilo de la vida, del juego, de la buena energía

-¡Ay, ay, ay… no me tires tan fuerte! Tengo la pierna cansada de tanto sube y baja, y no digamos la cabeza. ¡Qué meneo! Giro a la izquierda, giro a la derecha, que si otra vez a la izquierda. ¡Qué mareo oye, qué mareo!

           

-Pues no te quejes mucho, hoy tenemos otra sesión en el parque por la tarde. Además,  no sé tú, pero yo prefiero estar moviendo el esqueleto antes que estar ahí guardada en la maleta.

           

-Bueno es cierto, pero es que mi manipuladora es tremenda, quiere imprimirme a mí el mismo desparpajo que tiene ella y vamos, que cualquier día me descuajaringo ahí mismo, delante del público.

           

-No será para tanto, que sabes que estamos creadas a conciencia. ¡Buena es Olga Mansilla! Todo lo que hace lo hace con tanto cariño, dedicación y entendimiento, que no deja ningún cabo suelto.

           

-En eso debo darte la razón, a mi me encanta que me manipule ella. Olga Mansilla si que sabe darnos vida.

           

-¿Sabes que los próximos 1,2 y 3 estará en su pueblo, en Veguellina de Órbigo, dando un taller, para crear congéneres nuestros?

           

-¡No me digas! Eso es estupendo, así dará vida a nuevas marionetas y descansaré un poco, que tengo ganas.

           

-Mira que estás vaga, creo que te está influyendo la edad, ya vas mayorina y eso se te está notando. Es una broma, no me mires así, ahora debemos relajarnos y volver a ese estado en el que todos creen que estamos permanentemente, al estado inerte. Como no somos de carne y hueso, se piensan que no tenemos vida.

           

-Si supieran que ellos, los humanos, también tienen hilos, aunque no los vean, de los que tira el destino, o la buena disposición, o el talento, o la belleza, o la alegría, o la buena energía, o la vida, que es la que les hace caminar…

           

-Ya lo creo. A mi me da que ellos no saben que también son marionetas. Bueno algunos, ya van cayendo en la cuenta de que no son  tan superiores.

           

Este diálogo entre dos marionetas, ha surgido a cuento de que los próximos 1,2 y 3 de abril, Olga Mansilla, nuestra galardonada actriz, manipuladora y creadora  de marionetas, además de bonita, bella y hermosa persona por dentro y por fuera, impartirá un taller de marionetas en Veguellina de Órbigo, para personas a partir de nueve años.

           

Mordida existencial: Una buena mordida de consideración y afecto a la asociación [email protected] que ha sido la impulsora de este proyecto tan bonito y cultural. Si nos vamos a la frase “La cultura pende de un hilo”, que ahora desgraciadamente es verdad, y el hilo está cada vez más apolillado, talleres así son constructivos y evolutivos. Pero la frase puede tener un sentido positivo y alegre, ya que en este caso concreto, la cultura pende del hilo de la creatividad, del juego, de la buena energía, en cinco palabras: del hilo de la vida.

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress