Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 20/09/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Manuela Bodas
21/04/2015

Cuéntame un cuento Astorga

Había un perfume extraño en las páginas de aquel libro. Inició su lectura con algo de incertidumbre. Una vez recorridos los primeros renglones, avanzó ávida de letras, de frases, de vivencias, hasta que en una de las páginas:

 

            -¡Alto! Obsérvame atenta, a partir de esta página, yo te contaré la historia.

            No sabía si era su mente o en realidad, aquella ilustración, hablaba y se movía. ¿Sería posible que un personaje del libro cobrase vida?

            -Es que los personajes de los libros, tenemos vida, somos los mejores libertadores de las neuronas. Hacemos viajar al lector por la existencia más propicia para cada uno. ¿Acaso no nos llevas y nos traes por entre tu cerebro a tu imagen y semejanza? Estarás de acuerdo conmigo que el autor da el primer impulso, pero luego respiramos gracias al lector. Cada vez que alguien abre un libro, destapa los arcanos del conocimiento, descubre la terapia de la palabra, eleva las emociones, acaricia los trazos de las ilustraciones como si fueran fotografías de sus propias ideas. Cada vez que alguien abre un libro, el alma de las letras, empapa los resquicios de los silencios. Los libros son una fuente inagotable de bienestar, de compañía, de sabiduría. El libro es uno de los mejores antídotos contra el desahucio de la ignorancia. Es una herramienta noble que incita a seguir aprendiendo, a cambiar dudas por sapiencia. El libro es un músculo que respira cuando lo abres. Es un vegetal inteligente, que nos habla y nos enseña. El libro es un tesoro que nos da fortaleza ante la ignorancia.

           

Durante el mes de abril, desde la Concejalía de Cultura,  Educación e Igualdad, de Astorga, se han volcado en el 2º Encuentro Internacional de Literatura Infantil y Juvenil 'Astorga es de cuento', de tal manera, que todos los días hay actividades que tienen como finalidad animar a los jóvenes a leer y a crear. Y ya se sabe, el mejor pan para la mente es la lectura. Un niño que lee, despierta su imaginación y aprende en los cuentos a reconocer las señales que poco a poco le irán abriendo el camino de las decisiones. El cuento es el mundo mágico donde se amansa la rutina.

           

Mordida existencial: Un buen mordisco de gratificación en este caso, para las y los organizadores y responsables de “Astorga es de cuento”. Con niños y jóvenes lectores, tendremos personas libres, responsables y con más empatía a la hora de convivir con los demás. Por eso: “En Astorga en abril, libros mil”.

 

Vaya una mordida de solidaridad para todos los niños que no tienen quien les cuente un cuento. 

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress