Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 26/05/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Joaquín Carro. Militante socialista
10/06/2015

El corre - ve - y - dile - de la Alcaldesa

(Aclaraciones al artículo 'Historia de una deslealtad' de la Alcaldesa en funciones)

 

En su 'Historia de una deslealtad', porque es su historia, no hace más que echar balones fuera, no se observa ningún atisbo de culpabilidad, sigue presentándose como víctima y continúa sin asumir la responsabilidad de una derrota flagrante, que en cualquier sitio conllevaría la dimisión en el acto.

 

Comienza usted su “relato” diciendo: “ésta es mi versión de los hechos tal y como los he vivido”. Los que hemos estado cerca, sabemos que vive usted una realidad paralela,  casi siempre diferente a la del resto de los ciudadanos.

 

Su escrito, una vez más, está basado en la mentira, aunque esto es algo a lo que nos tiene acostumbrados. Dice y hace apreciaciones como:

 

  • “Me nombró candidata J.J.A. Perandones…” mentira, le proponen y usted acepta encantada y los militantes le avalan, como debe de ser.

 

  • “No me permiten elegir a los concejales…” mentira, se proponen nombres  y entre todos, se elabora la candidatura, con su visto bueno, por supuesto.

 

  • “Se nos propone que pactemos con el PP…” mentira, se negocia con el PP acuerdos de legislatura y usted está presente, y es usted quien decide no llegar a acuerdos, y se le respeta.

 

  • “Se ha pretendido manejar la labor de gobierno…” mentira, en los dos primeros años usted manejó a su antojo la acción de gobierno, y cuando surgían dificultades, acudía al partido o a algunos de los que habíamos tenido responsabilidad en esas áreas, aunque no sé para qué, si  después hacía lo contrario y encima te utilizaba como justificación.

 

  • “En diciembre, a mis espaldas, se preparó una candidatura fantasma…” mentira y como bien dice, debió ser fantasma pues no la conoció nadie. La única candidatura que se barajó es la que se propuso a la ejecutiva y a usted como Secretaria General en marzo, poco después de postularse  usted como candidata, sin contar con su agrupación. Y si de algo no se nos puede acusar, es de anti demócratas, pues lo hicimos siguiendo las normas fijadas por el partido.


Anti demócrata sí que es su forma de actuar, ya que para salvar su posición de privilegio, hurgó un plan malévolo, dimitiendo como Secretaria General para que así cesara toda su ejecutiva y  poder ser proclamada candidata por la Provincial. Esa forma de actuar fue lo que generó un cabreo monumental en los militantes, que se manifestaron abiertamente en contra de tal atropello. ¡Ah! y en su relato omite intencionadamente lo más determinante, que es lo que sucedió en esas dos semanas anteriores a la presentación de la lista.


De su lista, nada que decir, es su lista y como algo habitual en usted, afirma que “ésta es la  mejor del mundo”, pero es que eso mismo lo decía hace cuatro años, incluso me lo dijo en varias ocasiones, que sus compañeros eran extraordinarios…, otra contradicción, porque son los mismos a los que ahora acusa de lo contrario y de que le habían sido impuestos. Pero le recuerdo que con ellos ganó las elecciones y sacó siete, con la que usted  elaboró ha sacado tres. Sin comentarios.


Su análisis de los resultados, como en casi todo, consiste en echar balones fuera y culpar a todo lo que se mueve alrededor. Pero perder 1.322 votos, no puede ser culpa de la precampaña de unos pocos en su contra, o de unos artículos de opinión publicados durante dos meses. Que no, que no…, que hay que mirar más allá y aceptar que los ciudadanos son inteligentes y siempre tienen razón, y que la campaña no es solo el último mes, en su caso duró cuatros años. Y claro que “entendieron su mensaje” y se lo han dicho a través de las urnas, que lo que quieren, o mejor lo que no quieren, es tenerla otros cuatro años como alcaldesa.

 

Me acusa a mí, utilizando la desconsideración y el menosprecio, diciendo, “alguno me ha dicho…” que los ataques se deben a su mala gestión, aludiendo solamente a un par de puntos (PGOU y Pliego de Basuras, que por cierto ha tenido 18 meses antes de que finalizase el contrato con su prórroga, para solucionarlo, y le recuerdo que eso fue lo que  se acordó con los portavoces en la anterior legislatura y usted lo sabía). Y yo le digo, “alguno no”, eso se lo dije yo a la cara, en la sede, y me reafirmo en ello, porque no supo gestionarlo. También quiero aclarar que esos puntos formaban parte de una batería de veinte cuestiones que le planteamos en esa reunión y que recogían el sentir de muchos ciudadanos, asociaciones, trabajadores, etc. que nos pedían un cambio y es en esto en lo que basamos nuestros argumentos para plantear a los afiliados que decidieran “democráticamente” quien debía ser el candidato (si quiere un día los publicamos).

 

Lo que jamás he utilizado es calificativos como: “difamadores, personajes, camarilla, etc.” porque en los dos escritos publicados (20 de abril y 7 de mayo) he descrito unos hechos y opinado sobre los acontecimientos y las sensaciones provocadas por lo sucedido, de lo cual usted es la principal culpable y la única que podía haber parado y solucionado todo este desaguisado. Pero optó por seguir en dirección contraria y claro, el tiempo “no le ha dado la razón”.

 

Y le quiero recordar que yo sigo siendo el mismo al que usted quiso llevar en su lista, el mismo al que en varias ocasiones y a diferentes personas le manifestó que cómo me echaba de menos, el mismo al que sentó a su lado para solicitarle apoyo y colaboración repetidas veces, -a lo que nunca me negué-, el mismo que de frente y a la cara le dijo lo que no se estaba gestionando bien, el mismo que llegado el momento tomó la decisión de plantear otra alternativa, pero también en esto, se lo planteó de frente…, ahora “corre ve y díselo” a tu otro yo…, no sé si a la de sonrisa fácil y complaciente, o a la que se ha quitado la careta dejándonos ver todo lo que llevaba dentro.

 

Y hay algo en lo que coincido con usted y es que “con su actitud se ha definido a usted misma”. Nos habla de los lemas del PSOE “honradez y solidaridad”. Yo le quiero recordar valores y principios que son nuestra razón de ser y de alcanzar una sociedad mejor: “libertad, igualdad, solidaridad y justicia social".  Y claro que me duele, y mucho, la situación en que se encuentra nuestro partido en esta zona, pero no se me pasa por la cabeza abandonarlo, y ¡ojalá podemos reflotarlo! porque entiendo que esta derrota no es un castigo al Partido Socialista, es hacia quien ha decido encabezar este grupo utilizando nuestras siglas.

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress