Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 17/10/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tomás Valle Villalibre
26/06/2015

Los protestadores

Una de las mayores heroicidades que se puede hacer en esta vida es ser 'Protestador'. A ustedes esto les podrá parecer una frivolidad y una tontería, pero nada más lejano de la realidad. Son un tipo de personas pacíficas en su gran mayoría, que utilizan unos métodos reivindicativos cuanto menos originales, aunque dudo si eficaces. En mis tiempos jóvenes me pregunté, con bastante frecuencia, por qué nuestras protestas no tenían el efecto deseado. Ahora sé que el fallo en aquéllas podía estar en que teníamos que haberlas hecho en pelotas. Un grave error subsanado en estos tiempos, por los que yo llamo  'Protestadores Profesionales'.

 

Pongamos por ejemplo que se quiere reivindicar un carril bici. Pues ahí están ellos, y para que el éxito esté asegurado, lo suyo, lo verdaderamente importante, es salir todos desnudos encima de la bicicleta, con el riesgo que ello conlleva, y pasear por las calles más céntricas de la villa. Si lo que se quiere es protestar por las corridas de toros, la puesta en escena es quedarse en bolas, embadurnados con kétchup y tirados en el suelo de la plaza mayor. Para que los senadores se den por enterados de sus protestas, deben desnudarse y enseñarles a sus señorías sus atributos, que para eso los tienen. Hay que reconocer que esta forma tan innovadora de protestar está facilitando sobremanera el diálogo y las reivindicaciones, además de ventilar profusamente los tesoros ocultos de cada uno. Mi deber como ciudadano no es otro que salir de tan tenebrosa duda, y para ello he tomado la decisión de  procurarme una hoja de parra, por el pudor, y hacerme 'Protestador Profesional'.

 

Desde este momento, sin desprenderme de mi hoja de parra, quiero protestar por los días de calor y los de frío, por la lluvia y el calor, por los guapos y los feos, por los altos y los bajos, los coches, las motos, el niño del silbato, la niña de los patines, el tren de la bruja, el polen de los árboles y los músicos callejeros.

 

¡¡Coño quiero protestar!! Me tiraré al suelo, sin mi hoja de parra, por los toros y los toreros, por los leones y los domadores, por el trompetista y la cabra, por la pesca de la sardina, el delfín del acuario, la esclavitud de las gallinas ponedoras, por la matanza del cerdo, el aburrimiento de las vacas, por los molinos de viento, por Don Quijote y Sancho Panza, hasta por el maestro armero.

 

Protestaré por los perritos que mean mi puerta, por sus dueños, por el canario del quinto, por los ríos sin peces y los peces en el río. Por los Reyes Magos y los villancicos, por las canciones de Falete, la guapura de Ronaldo, las cervezas sin alcohol, los cigarrillos sin humo y el humo de los cigarrillos. Por los políticos, el himno y la bandera, por los de izquierdas o derechas, por los del centro y los que viven del cuento. Por los famosos de la isla y la isla sin famosos. Por no hacer del botellón una fiesta nacional y del fútbol nuestro credo. ¡¡Que yo quiero protestar!!  Por todo protestar quiero. Para eso soy 'profesional' y para eso lo hago en cueros.

 

Sería una grave irresponsabilidad por mi parte no protestar por 'Los Protestadores'. Sin quitar mi hoja de parra, eso sí algo marchita, protesto por su falta de imaginación… por no hacer el pino en cada manifestación. Protesto por esa devoción estridente que tienen en sus 'protestas' invocando unos derechos, que en ocasiones rebasan con holgura los límites de la ridiculez. Soy 'Protestador Profesional', por favor déjenme que proteste otra vez, aunque ya no sé me ocurre por qué… Ahhh, sí protestaré por si alguien se llega a ofender.

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress