Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 30/05/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Manuela Bodas Puente / Veguellina de Órbigo
3/08/2015

¡Hay que tener pelotas!

Pelotas y cuerpos. Hay que tener pelotas y cuerpos para llegar al XVIII Torneo 4 x 4 Mixto de de Voley Playa. Desde hace dieciocho años ¿tantos?, Veguellina de Órbigo, un fin de semana de agosto, viene a ser el paraje más lúdico, deportivo, cañero, y lleno de bellezas del panorama nacional a nivel de voley playa.

           

En agosto de 1997, José Luís García Fraile, campeón nacional e internacional de ese deporte, ayudado por Abel Matilla Gil, Antonio Campos, Mónica García Pérez y Helena García Fraile, configuraron, elaboraron, trabajaron, proyectaron y organizaron el I Torneo de Voley Playa de Veguellina de Órbigo. Supongo que gracias al voley, siguen siento y estando tan jóvenes o más que en aquel lejano 1997.

           

Este torneo, trae y atrae, a muchas personas de todos los puntos de España y algún extranjero, que gracias a José Luís, a Helena, a Mónica, a Campos, a Abel y a todos los que colaboran para que se pueda llevar a cabo, llenan Veguellina de Órbigo de deportividad, compañerismo, disfrute y belleza.

           

Los vecinos contemplamos a las y los jugadores con alegría, porque aportan juventud y ganas al pueblo. Gracias a este torneo de voley playa, este fin de semana en Veguellina de Órbigo, se notará un poco menos la crisis, que tanto poso negativo está dejando en todos los rincones. Por eso es de necesaria consideración agradecer a los organizadores, colaboradores y participantes que pongan tanta energía en el pueblo. En especial a José Luís García Fraile, que hace dieciocho años tuvo la extraordinaria idea de acercar el voley a Veguellina de Órbigo.

           

Mordida existencial: Con más voley y menos consola, se logra un color estupendo, una musculatura envidiable y un cerebro que enhebra mejor las buenas ideas, porque al jugar, estamos generando una energía que hace que la pelota lleve y traiga, es decir intercambie existencia y juventud entre los jugadores y los asistentes a los partidos, que también disfrutan y, quien sabe cuántos de esos espectadores, se habrán convertido en jugadores.

           

Desde aquel 1997 hasta este 2015, han pasado por Veguellina de Órbigo muchos agostos, y con ellos la energía de la vida disfrazada de juego cuando la pelota del voley se mueve sobre la red. Lo dicho: ¡Hay que tener pelotas! Y si no las tienes, apúntate al voley, tu cuerpo te lo agradecerá. Ven a Veguellina de Órbigo y disfruta del mejor ambiente del verano.

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress