Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 28/03/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Iván Martínez Lobo
5/08/2015

Iruela, en contra de la creación de una cantera de pizarra

[Img #17458]

 

Probablemente la de este lunes fue la reindivicación más polémica que se ha celebrado en Cabrera Alta. Vecinos unidos en una plataforma ciudadana, aprovechando las fiestas de la localidad, mostraron su rechazo al proyecto de apertura de una cantera a cielo abierto en el paraje de Las Fanas, en Iruela, para extraer pizarra, y que promueve la empresa Hermanos Campo Fidalgo. La reivindicación, que había sido convocada por el colectivo para salvar el monte de utilidad pública, aprovechó la fiesta de la localidad para recoger firmas. Durante la festividad, componentes de esta plataforma ciudadana leyeron un comunicado en contra de dicho proyecto.

 

Los vecinos explicaron que se trata del proyecto de una cantera de pizarra que “obligaría a crear una escombrera y arruinaría el paisaje de Iruela”. Añadieron que “sólo crearía seis puestos de trabajo, y aunque son muy necesarios en el municipio de Truchas, 30 años de explotación suponen un agravio para el paisaje y vecinos” de la localidad de Iruela. Terminaron con la famosa frase india “cuando hayas cortado el último árbol, contaminado el último río y pescado el último pez, te darás cuenta de que el dinero no se puede comer”. Tras estas palabras se oyeron abucheos al representante que subió al escenario propiciados por gente que trabaja en estas explotaciones y que mostraron su desacuerdo con las reivindicaciones de la plataforma.

 

Oscar Muñoz Carrera, uno de los representantes de la plataforma indicó que “nos hemos personado como parte y estamos en contacto con otras asociaciones como Ecologistas en Acción o Filón de verde, además de iniciar contactos a nivel comarcal, el más reciente e inicial con la junta vecinal de Valdavido. Intentamos mantener informados del asunto a los vecinos del pueblo y a los veraneantes a la vez que mantener contacto con el presidente de la junta vecinal y el alcalde de Truchas para el tema de las alegaciones al preproyecto que ya fueron presentadas hace meses.”

 

Muñoz confirmó que “esta semana hablamos con uno de los técnicos del Servicio Territorial de Minas de León y nos ha dicho que han elaborado un informe favorable al proyecto de la empresa con las modificaciones introducidas a las alegaciones del Ayuntamiento". La licencia de apertura está pendiente de la aprobación en la Comisión Territorial de Medio Ambiente, "que aunque lo podrían echar atrás si no cumple normativa, ya nos han dicho los mismos técnicos de esta consejería, que en la mayoría de los casos, si ya lleva el aval de la Dirección General de Minas es bastante probable que también den el visto bueno", ha señalado Muñoz. En Medio ambiente pedirán sendos informes a la Confederación Hidrográfica del Duero y a la Red Natura 2000, para valorar el impacto el proyecto.

 

Más pasos

En principio, la plataforma cuenta con el respaldo del Ayuntamiento para que les apoyen y no den licencia de actividad para la pizarrera, según palabras de Muñóz, que afirma que “para esto, sería bueno que la “opinión pública, las juntas vecinales de Truchas y comarcales se mostraran en contra del proyecto y formaran masa crítica suficiente como para que el Ayuntamiento cerrara posiciones en favor nuestro”.

 

Este lunes ha tenido lugar una charla informativa a los vecinos de la localidad para informar de la extensión de la cantera, cuantos litros de agua consumirá y los aspectos ambientales que serán afectados por la explotación. La plataforma quiere hacer partícipe a los vecinos de todos los pasos que dan y mantenerlos informados de continuo. De hecho, se volverá a tratar este asunto en el concejo abierto que se celebre en este mes de agosto.

 

[Img #17457]

 

Resto de canteras de Cabrera Alta

Aunque en Cabrera Baja supone una gran industria que genera riqueza y muchos puestos de trabajo, no es el caso de Cabrera Alta donde existe un largo expediente de casos de abandonos de los propietarios de las explotaciones afeando el paisaje natural de los pueblos.

 

El último y más reciente caso fue el de la cantera de Corporales. Muchos vecinos trabajaban en la exploración de la localidad y fueron recolocados en explotaciones cercanas o simplemente engrosaron las listas del paro. La empresa manifestó que le salía muy caro la explotación del filón de pizarra, abandonó la cantera y la nave donde trabajaban la mayoría de trabajadores. Por suerte, esta cantera se restauró y la junta vecinal dio de paso la restauración del monte donde se ubicaba. Aunque este no es el caso de otras explotaciones del municipio de Truchas.

 

La cantera situada entre las localidades de La Cuesta y Cunas es un caso más extraordinario. La anterior junta vecinal de La Cuesta con la que elcabreirés.com ha contactado, ha manifestado que “tratamos de cerrar la cantera para que se restaurase el monte, ya que no estaba aportando nada al pueblo”. El antiguo secretario de la corporación local añadió que “fuimos a hablar con el empresario Viloria, gerente de Pizarras España para tomar una determinación sobre la explotación, y nos echó de su despacho de Ponferrada. Luego concretamos una cita con un técnico de medio ambiente que certificó que en la cantera llevaba más de cinco años sin realizar ningún tipo de mantenimiento, a pesar de que el empresario así se lo comunicaba en Minas, motivo suficiente para cerrar la explotación”. El secretario de la Junta vecinal sentenció que “el informe llegó a Valladolid y allí quedó en un cajón, no sabemos cual es la influencia de Viloria, pero continuamos con el socavón en nuestro monte y no hay visos de que se restaure.” La semana pasada se volvió a reabrir con tres trabajadores después de más de 15 años parada. Están extrayendo pizarra a granel para convertirla luego en baldosas o en elementos constructivos más bastos que la habitual pizarra de os tejados.

 

Hay más explotaciones mucho más antiguas que siguen sin restaurar y que ya el monte se ha encargado de ocultar, como es el caso de una en Truchillas, otra en Pozos y una más en La Cuesta.

 

Las explotaciones de pizarra se solicitan por 30 o 50 años. Una vez pasado ese tiempo el monte “debería restaurarse, aunque muchas veces no es así”, indican fuentes consultadas. “El socavón permanece en el monte y así estará durante muchos años hasta que finalice el tiempo de explotación de pizarra ya que los empresarios envían al Servicio Territorial de Minas informes de que están haciendo labores de mantenimiento para mantener la mina abierta, cuando no es cierto que se hagan esas labores o muchas veces son muy livianas para lo que deberían ser”.

 

Sin embargo, en Cabrera Baja el sistema funciona de otra forma.  El Cabreirés públicó que se va a restaurar una cantera en Benuza una vez finalizada la extracción de la piedra. Las canteras dan empleo y muchas veces son incluso empresas locales como las de la Baña las que quieren invertir en sus localidades para generar empleo.

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress