Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 24/09/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Astorga
28/08/2017

El don de la inoportunidad

[Img #31826]

 

 

Hace escasas fechas, desde el PSOE astorgano, se emitió una nota valorando positivamente la celebración del congreso sobre Ricardo Gullón y el descubrimiento de una placa dedicada a este gran intelectual en el salón de plenos del Ayuntamiento de Astorga.

 

En aquella nota, se destacó también la inoportunidad de una entrevista realizada a Germán Gullón, hijo del notable intelectual astorgano, en la que el entrevistado dejaba en mal lugar a la ciudad; arremetía contra los anteriores dirigentes municipales; descalificaba a otro intelectual de intachable valía; establecía una pugna –absurda- entre Panero y Gullón, e incluso afirmaba que “pareciera” que había dos mafias en la vida local, además de otras “lindezas” dignas de olvidar.

 

En definitiva una entrevista-queja hacia unas gentes que siempre han hablado positivamente de Ricardo Gullón, de una ciudad y unos dirigentes que le han honrado reiteradamente, con el nombramiento de hijo predilecto, con una lápida conmemorativa en la casa donde nació, y con actos dedicados a él y a la Escuela de Astorga, en la que tuvo un papel tan relevante.

 

Todas las personas con una visión imparcial han valorado de extemporáneas e injustas esas declaraciones de Germán Gullón que contribuyeron a poner sombras en un congreso sobre su padre, Ricardo Gullón.

 

Pues bien, en este mismo medio (Astorga Redacción) Max Alonso intentó “embarrar” al Partido Socialista por lamentar que Germán Gullón realizase tan inoportunas declaraciones.

 

Señor Max: Refrendar unas declaraciones así, en las que llega a menospreciar a personas de alto valor profesional e intelectual es lamentable; refrendar una declaraciones donde critica a un excelente intelectual como Javier Huerta, de quien dice que “es posible que desconozca” a Ricardo Gullón (y que ha venido escribiendo elogiosamente sobre él en diversos medios) es sencillamente despreciable.

 

Señor Max: Hay cosas que no merece la pena agitar más. No ponga tampoco en el ojo del huracán al propio Congreso, porque pudiera embarrarlo también.

 

Finalmente, como si se tratara de una “campaña de imagen” en favor de las absurdas declaraciones de Germán Gullón, acaba de salir a la luz otro artículo-rabieta de la propia autora de la entrevista aludida, Mercedes Unzueta.

 

La entrevista es técnicamente desafortunada. En el periodismo, es una regla de oro que la conducción de una entrevista ha de ser discreta, sin jalear las opiniones del entrevistado, como ella hace. Ryszard Kapuscinski –un icono del periodismo moderno y Premio Príncipe de Asturias, como Ricardo Gullón-  dice que un buen periodista debe informar, sin atizar la intemperancia.

 

Desafortunada entrevista, injusta e inoportuna. Comienza la misma diciendo que se realiza a la orilla del Tuerto mientras (entrevistadora y entrevistado) bebían “a sorbos un agua de limón con ramas de menta fresca”. El lector serio –vistas las afirmaciones vertidas en ella- puede dudar del contenido de la bebida.

 

Por favor no sigan tratando de defender lo indefendible. Al final lo único que conseguirán es hacer el ridículo y seguir echando sombras sobre el merecido homenaje a Ricardo Gullón.

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress